Syriana (2005)

SyrianaDir: Stephen Gaghan | 126 min. | EE.UU.

Intérpretes:
George Clooney (Bob Barnes), Matt Damon (Bryan Woodman), Jeffrey Wright (Bennett Holiday), Chris Cooper (Jimmy Pope), Christopher Plummer (Dean Whiting), Amanda Peet (Julie Woodman), Tim Blake Nelson (Danny Dalton), Alexander Siddig (Príncipe Nasir Al-Subaai), Max Minghella (Robby Barnes), William Hurt (Stan)

Estreno en Perú: 16 de febrero del 2006

La compleja problemática y juego de poderes a través del gigantesco negocio de los energéticos es el punto central de esta película que cual abanico intenta mostrarnos todas las aristas de este poliedro a través del thriller político y de manera sumamente ambiciosa. El guionista de Traffic nos muestra con afán totalizador un caleidoscopio sobre el tema como aquella otra película lo hacía con la problemática de las drogas (no en vano Steven Soderbergh aparece como productor).

Syriana

El abanico se abre de manera funcional y efectiva como buena cinta de acción. Somos testigos de diversas líneas argumentales que van, vienen y se entrelazan. Desde la perspectiva de un agente de la CIA (Clooney sorprendente) convertido en soldado obedeciendo a ciegas las misiones más sucias, las cuales poco a poco lo harán dudar sobre su propia ética, un experto en el negocio alrededor del oro negro (Damon) quien a causa de una tragedia personal se convertirá en un arribista e insaciable asesor de los poderes concesivos de los monarcas de tierras árabes, un abogado conciliador (Wright) que encontrará su oportunidad de ascender a riesgo de vender su alma a los grandes consorcios petroleros, hasta un joven obrero árabe desempleado que poco a poco se volverá al fundamentalismo.

Tratando así de abarcar hasta lo último, la estrategia cerebral de Gaghan comienza a buscar la manera de traducirla en una narración cautivante sin querer ponerse ostentosa ni demasiado original. Por el contrario le interesa ser lo más limpia posible ya que la sola complejidad del entramado se supone suficiente. Siguiendo las lecciones de Soderbergh, Michael Mann y sus respectivos maestros, el director Gaghan hace de su película de investigación toda una declaración en contra de los manejos de la explotación petrolífera, al menos a la manera de cómo se ha desarrollado hasta ahora (como lo hacía Traffic alrededor del combate contra las drogas). Así se suceden los momentos de acción y los de las transacciones y negociados (estos últimos que caen a veces en lo excesivamente explicativo o más bien obvio) para configurarnos todo este monstruo devorador de conciencias y voluntades. Los protagonistas casi sin darse cuenta han vendido sus individualidades a la causa “patriótica” de mantenerse como la mayor potencia a costa de cualquier cosa. La política convierte en pobres a los habitantes de las tierras más ricas y en estorbos a los más decididos o pensantes representantes de sus súbditos de las tierras del oriente.

SyrianaEl pobre agente Bob, el oportunista Bennett y el ingenuo Bryan se darán cuenta que sólo son peones parados en un tablero de ajedrez de límites más allá de la vista. Apenas si los ideales se traducen y recompensan con frustración (como la del príncipe Nassir). La narración efectiva aun con toda la densidad de la que no escapa (por su difícil y titánica intención) nos hace interesarnos por sus criaturas, más allá de los grandes temas que los mueven. Eso es tal vez lo único que deja a Syriana algo corta respecto a otros apasionantes exponentes del género. Esa claudicación final de los personajes se encuentra lejos de la ambigüedad que hubiera requerido una visión tan pretendidamente compleja (con excepción del personaje de Clooney).

Sería interesante ver también más de lo que hace el cine documental al respecto de este tema convertido en mal necesario para nuestras dependientes sociedades actuales. Y es que se requeriría el talento de un Errol Morris para tocar este tema a fondo, lejos de la ligereza y vedettismo de un Michael Moore.

Jorge Esponda

Artículo anterior
Brokeback Mountain se alza con 4 Baftas
Artículo siguiente
Hulk (2003)

13 comentarios

  1. Jonatan
    1 de marzo de 2006 at 16:11 — Responder

    La película es un poco lenta a mi opinión, los díalogos están bien construidos pero son poco ineteresantes, pero eso no quiere decir que el guión sea malo, por el contrario, me pareció un buen guión para su concepto. Las escenas eran muy cortantes y los díalogos siempre tenían el mismo prototipo de comienzo, algo monótono que aburría un poco y tuvieron que recurrir a escenas sentimentales un poco pobres para mejorar el filme, pero ni así. Quizá lo mejor es la actuación de Matt Damon y la de George Cloney, algo que me sorprendió, en esta película a Cloney se le ve encarnadno a un personaje más serio, y hasta su apariencia física es más creíble que sus otras películas, otra cosa que si me gustó fue el final, un buen contraste entre el asesintao del hermano y la premiación al príncipe. Mas o menos la peli.

  2. 8 de marzo de 2006 at 0:20 — Responder

    Película para quienes gustan de thrillers políticos cargados de diálogos largos y escenas pesadas.
    Para el resto de la ciudadanía, Syriana puede que termine aburriendo un poco.

  3. 13 de marzo de 2006 at 22:59 — Responder

    Como no conozco tanto del tema del negocio petrolero por partes me perdía malazo, no entendía la relación de un personaje con otro, el lenguaje era complicado, las frases muy largas, los planos cortos y el ritmo rápido, y quizá porque la materia no es de amor/odio, comedia o un conflicto ligero como en la mayoría de películas, sino más bien de un entramado comercial que no es fácil de entender para el común de los mortales, o sea yo.

    Pero luego de que me explicaran quién tenía relación con qué y qué significaban esos términos que por primera vez había escuchado en mi vida, me pareció mostra.

    Eso sí, hasta ahora no entiendo cómo es que George Clooney se llevó el Oscar por su actuación. Nada, yo no le daba ni un vale gratis para el Daytona, jejeje.

    Saludos.

  4. 13 de marzo de 2006 at 23:31 — Responder

    Pues no eres la única Meli. Creo que se les pasó un poco la mano a los realizadores con el intento de narrar la historia sin tener un personaje principal. Eso como premisa puede funcionar, pero si se hace dificil seguirles el paso, y saber donde se quedaron la última vez que los vimos, creo que no solo basta con pedir mayor atención del espectador sino un ajuste de parte de los editores.
    Ya en la internet esta publicado el guion de este interesante film. Alguien diría que hay que ver la película con el script en la mano, asi no nos perdemos entre tantos detalles.

  5. Jonatan
    29 de marzo de 2006 at 22:46 — Responder

    Sobre lo que decía Meli, quizá es cierto, que si una pelícua no trata de amor, comedia, ficción, acción, conflicto ligero no interesa mucho a la gente. Pero en ese caso tenemos a ‘El Aviador’, excelente pelícua que, sin duda, presenta un muy buen guión lleno de díalogos de negocios, y cosas por el estilo, pero es mucho mejor que ‘Syriana’, ya que los diálogos están mejor edificados y además no siempre tienen el mismo estilo. Además en ‘El Aviador’, Martin Scorcese se mete en la vida de Howard Hugues, y así hace más ameno el filme.

  6. triptico
    2 de mayo de 2006 at 14:39 — Responder

    regular, pretenciosa actuaciones cumplidoras , ninguna que resalte, que bueno que en EEUU te puedan dar un premio por engordar

  7. […] mentón, su magnetismo, para apoyar estas producciones de nuevos directores. Ya nos demostró en Syriana, de Stephen Gaghan, que se le dan muy bien los personajes inteligentes provistos de una errata en […]

  8. […] Lee, Terrence Malick, Mike Nichols, Terry Gilliam, Michael Mann, Atom Egoyan, Oliver Stone, y en Syriana del menos conocido Stephen […]

  9. […] productora Participant Media, la misma de Una verdad incómoda, Buenas noches y buena suerte, Syriana, Tierra fría y Juegos de poder, por lo que, sin duda, su experiencia en ese tipo de filmes […]

  10. […] base en Oriente Medio y sacando miga a los entresijos y maneras de la Inteligencia norteamericana (Syriana, The Kingdom, Expediente Anwar, o Leones por corderos), Body of Lies se posiciona en altas cotas de […]

  11. […] centrándose en la figura de Fidel y pagando multas. O el escupitajo que lanza Stephen Gaghan con Syriana. Llega a nuestros cines la segunda parte del proyecto Soderbergh presentado en Cannes 2008, Che: […]

  12. […] -“la corrupción es la que gobierna el mundo”- los tiburones de gabinete en Syriana, Stephen Gaghan, 2005, podríamos decir que el mundo empresarial es el que maneja los finos hilos […]

  13. […] ganador de un Óscar como mejor actor secundario en 2005 por su papel en el filme Syriana, no dio mayores detalles de su proyecto, y dijo finalmente que ” es muy importante prestar […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos


COMPARTIR

Syriana (2005)