Lo que veremos en el BAFICI 2006

Desde Argentina, Sebastián Santillán nos envía una selección personal de filmes destacados que verá en el Buenos Aires 8º Festival Internacional de Cine Independiente, mejor conocido como el BAFICI, que va del 11 al 23 de abril.

Ardua labor la suya tomando en cuenta que en total se presentarán alrededor de 450 películas en todo el festival. Entre ellas estarán dos filmes peruanos: uno reciente, el documental El caudillo pardo de Aldo Salvini en la sección “Primera persona”, y un clásico de 1970, La muralla verde de Armando Robles Godoy en la sección retrospectiva “Malditos latinos”. Aquí la lista de imprescindibles:

L'enfantEl niño (L’enfant, 2005) de Jean-Pierre y Luc Dardenne:
Rechazando el artificio y manteniendo a sus personajes entre dilemas morales insoslayables, los hermanos Dardenne construyeron una filmografía impregnada de crudo realismo. Personalmente sigo creyendo que Rosetta sigue siendo su obra mayor, y a la vez me quedan mis dudas sobre la diversidad de sus recursos, que tienden a la repetición. Pero a la vez, como mostró su film anterior, El hijo, esa repetición no les impide lograr obras provocadoras, con una puesta en escena que incomoda como pocas. Su nuevo film viene de ganar la Palma de Oro en el Festival de Cannes, premio obtenido por segunda vez por los hermanos belgas.

Takeshis’ (2005) de Takeshi Kitano:
Que Kitano es un genio, no hay dudas. Bueno, en realidad no las hay para mí, pero bastante gente cuestiona esa apreciación con argumentos atendibles. En cambio, que Kitano puede hacer cualquier cosa que se le ocurra, por más delirante que sea, parece tener unanimidad de opiniones. Su nuevo film, Takeshis’, confirma eso, al unir en un mismo film a Beat Takeshi (el pseudónimo utilizado en la faceta de Kitano como actor, desde sus primeros tiempo como popular humorista televisivo) y a Takeshi Kitano (nombre con el que firma sus trabajos como director). Autoreferencial y totalmente conciente de lo que él significa en todo el mundo, Kitano se toma el pelo y lleva el delirio al límite. El film viene de ser tratado de forma indiferente o con rechazo en los festivales, algo que al recordar lo sucedido con la maravillosa El verano de Kikujiro, genera aun mayores expectativas.

Sombra (Kage, 2004) de Naomi Kawase:
Pocas películas generaron un impacto tan grande en el BAFICI como el producido con la proyección de Shara (2003) en la edición del 2004. El film, (o “film-monumento”, como bien definieron en el excelente sitio Tren de sombras) se convirtió en la experiencia cinematográfica más comentada de boca a boca. Mientras nos adentramos en exigir una retrospectiva integral de la obra de la querida Kawase, tenemos la oportunidad de ver Shadow, su cortometraje de 26 minutos que ya se adelanta como la joyita a no perderse.

The Devil and Daniel Johnston (2005) de Jeff Feuerzeig:
Film documental centrado en la figura de Daniel Johnston, uno de los más grandes malos músicos. Sí, sí, no es una contradicción, Daniel Johnston comprende perfectamente que eso de hacer canciones que partan el alma no tiene por qué ser compatible con lo bello o prodigioso, simplemente basta con carisma, y la capacidad de transmitir el sufrimiento de una forma genuina.

Last DaysLast Days (2005) de Gus Van Sant:
Qué extraña la carrera de Gus Van Sant. Bastante ha pasado desde aquella etapa indie, con films como Drugstore Cowboy o My Own Private Idaho, pero también bastante ha pasado de aquellos tiempos, no tan lejanos, en los que dirigió el hito de lo innecesario que fue la remake de Psicosis y hasta realizó un videoclip para la banda pop Hanson. Pero desde que hizo un mea culpa y a modo de pedido de disculpas se burló de sí mismo en su cameo en Jay and Silent Bob Strikes Back, su carrera a tomado caminos más apasionantes y menos convencionales, como lo demuestras sus obras Gerry y Elephant. Last Days sigue la misma línea de estos dos films citados, centrándose en los últimos días de vida de un rockero con reminiscencias a Kurt Cobain, pero eludiendo el lugar común y convirtiendo en dramáticos los silencios, yendo a lo esencial de lo humano.

Screaming Masterpiece (Gargandi snilld, 2005) de Ari Alexander Ergis Magnússon:
Film documental sobre la movida musical de Islandia. Sí, aparece Björk entrevistada, así también los Sigur Rós, pero el film no se limita a centrarse en sus más famosos representantes, sino que bucea en otras ignotas por estas latitudes. Ideas para ser acompañada posteriormente por una sesión de Soulseek.

El caudillo pardo (2005) de Aldo Salvini:
El azar permitió al cineasta peruano Aldo Salvini toparse, en medio de la preparación de un film sobre neonazis en su país, con un personaje real tan extravagante como inclasificable: Jorge Pohorylec, un neonazi judio, misógino dominado por su esposa, delirante planfletista que se debate entre la locura pintoresca y las ideas más irracionales. Este documental es el primer trabajo no ficcional de Salvini, uno de los cineastas más importantes de Perú.

El macho (1977) de Marcello Andrei:
Dos de las más famosas estrellas argentinas de todos los tiempos, el ex boxeador Carlos Monzón y la futura diva televisiva Susana Giménez protagonizan este spaguetti western de 1977. Bizarreada total, que pierde parte de su humor al enterarnos que la Su y el que era por entonces su pareja, se habían ido a Europa debido a que habían sido amenazados por la Triple A de Lopez Rega.

ElectionElection (2005) de Johnny To:
El prolífico cineasta originario de Hong Kong parece haber encontrado su madurez autoral al llegar a los 40 filmes realizados en 25 años de carrera. Signo de ello es que sus películas son recibidas con expectativas en los grandes festivales, no siendo el BAFICI la excepción. En la edición de 2001 se realizó una retrospectiva de su obra, y en siguientes años pudimos ver films de la talla de PTU o la gloriosa Breaking News. Election (film con el que por primera vez participó en competencia en Cannes) deja las balas de lado, pero no los ambientes mafiosos, al retratar la compleja elección de un nuevo líder en la Wo Sing, uno de los mayores grupos mafiosos del país. Los protagonistas son Simon Yam y Tony Leung Ka Fai (no confundir con Tony Leung Chiu Wai, aquel de Con ánimo de amar).

Masters of Horror: Homecoming (2005) de Joe Dante y Masters of Horror: Cigarette Burns de John Carpenter:
Inédita en Argentina, “Masters of Horror” es una serie de televisión emitida a partir de 2005 en la TV norteamericana, que tiene como punto de interés el reunir a un puñado de los cineastas más populares relacionados con el terror, quienes se encargan de dirigir unitarios de una hora, no relacionados entre sí. Como es natural en este tipo de proyectos, los resultados son disparejos (el primero, dirigido por Don Coscarelli es excelente; el dirigido por Dario Argento, es lamentable). El BAFICI proyectará en pantalla grande dos de los mejores capítulos, “Homecoming” dirigido por Joe Dante y “Cigarette Burns”, a cargo de John Carpenter. Una pena que no se proyecte “Imprint”, capítulo realizado por Takashi Miike que no fue emitido debido a que su crudeza superaba los parámetros establecidos por los códigos de la TV norteamericana.

The Well (Brunnen, 2005) de Kristian Petri:
Más para el inacabable apetito de los fans de Orson Welles. El documentalista y escritor sueco Kristian Petri recorre España buscando, a modo de rosebud, las razones de la atracción del gran Orson por la Madre Patria. Allí se entrevista con personas que trabajaron con él, como Jesús Franco (asistente de varios de sus proyectos, y luego encargado de “terminar” su versión de Don Quijote) o la actriz croata Oja Kodar, pareja del cineasta en sus últimos años. Una pieza más para el rompecabezas infinito de Welles.

Bergman completo (Ingmar Bergman – 3 dokumentärer om film, 2004) de Marie Nyreröd:
Miniserie documental de tres partes realizada para la televisión sueca, centrada en la vida y obra del cineasta más grande del país, Ingmar Bergman. Además se proyectará el documental Bergman en Uruguay de Karin Rydholm, donde el ya fallecido crítico uruguayo Homero Alsina Thevenet, cuenta los entretelones del descubrimiento mundial de Bergman, allá por 1952.

Directed by John Ford (1971) de Peter Bogdanovich:
Legendario documental, realizado en 1971, sobre uno de los más grandes cineastas de todos los tiempos, de esos que ya no existen más. Narrado por otro de los grandes de los que no hubo igual, Orson Welles.

La muralla verdeLa muralla verde (1970) de Armando Robles Godoy:
Clásico del cine peruano, lamentablemente casi totalmente desconocido en Argentina. Realizada en 1970, suele ser considerada la obra cumbre de Robles Godoy, cineasta con variadas influencias que van de Alain Resnais a Glauber Rocha. Exhibida en fílmico en la sección “Malditos latinos”, nos encontramos con una oportunidad única para disfrutar de uno de los eslavones claves de la historia del cine latino.

Además, suenan interesantes:

La sagrada familia (2004) de Sebastián Campos: Film chileno, ganador hace unos días del premio principal del Festival de Toulouse.

Permanent Vacation, (1980) de Jim Jarmusch: Ópera prima de uno de los mayores representantes del cine independiente norteamericano, ya un clásico.

Un lobizón en el Amazonas (Um Lobisomem na Amazônia, 2005) de Iván Cardoso: Terror brasileño con el legendario Paul Naschy en el elenco.

Más allá de Zanzibar (West of Zanzibar, 1928) de Tod Browning: Tod Browning y Lon Chaney, el dúo más grande del cine fantástico de la etapa silente en un clásico recuperado de 1928.

We Can’t Go Home Again (1976) de Nicholas Ray: Último film del cineasta al que alguna vez Godard señaló como el más grande de todos.

Artículo anterior
Foto del día: Remake de La profecía
Artículo siguiente
Election, de Johnnie To triunfa en los Premios de Hong Kong

3 comentarios

  1. 11 de abril de 2006 at 19:59 — Responder

    Evidentemente me interesaria ver Takeshis (hoy la veo) y election ya fue vista…se ha postergado Imprint por temas de censura en USA, el corto de Takeshi Miike, dicen que es una joya del gore…

  2. […] Ustedes eligieron a La muralla verde como la mejor película peruana de la historia. ¿Sería Robles Godoy el gran faro que para ustedes no es Lombardi? Más que el Robles Godoy cineasta, sería el Robles Godoy artista, que no traicionó su visión incluso en sus peores obras. Además tuvo películas de las que deberíamos hablar más seguido, pero han sido borradas de la cultura peruana y nunca valoradas en su justa dimensión. Películas como La muralla verde, En la selva no hay estrellas y Espejismo no han sido vistas por lo menos por dos generaciones, y eso ha ocurrido porque ningún critico las ha destacado en ningún lado. Una de las cosas que más me enorgullece de Godard! es haberle hecho un homenaje a Robles Godoy. A partir de allí, La muralla verde fue descubierta en Argentina y programada en el Festival Internacional de Cine de Buenos Aires. […]

  3. GRECIA
    9 de septiembre de 2007 at 12:59 — Responder

    Creoq ue hay un error. Donde dice “los resultados son disparejos (el primero, dirigido por Don Coscarelli es excelente; el dirigido por Dario Argento, es lamentable)” debería decir “los resultados son disparejos (el primero, dirigido por Don Coscarelli es lamentable; el dirigido por Dario Argento, es excelente)”.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Lo que veremos en el BAFICI 2006