Ichi the Killer (2001)

Ichi the KillerKoroshiya 1
Dir. Takashi Miike | 129 min. | Japón – Hong Kong

Intérpretes:
Tadanobu Asano (Kakihara)
Nao Omori (Ichi)
Shinya Tsukamoto (Jijii)
Paulyn Sun (Karen)
Susumu Terajima (Suzuki)

Ichi the Killer nos cuenta la historia de la desaparición de un notorio jefe de la yakuza. Su más leal lugarteniente es Kakihara (Tadanobu Asano), quien promete no detenerse ante nada hasta encontrar a su mentor y amigo. En su sangrienta búsqueda se le cruza en el camino su antagonista, Ichi (Nao Omori), un inestable asesino que está siendo manipulado por algun extraño, con el fin de exterminar a las varias bandas criminales de la localidad, esto llevará a un enfrentamiento entre los dos temibles hombres cada uno más enfermo que el otro, en sus modalidades de asesinar.

Ichi the Killer

En primer lugar es preciso decir, a pesar que ya la mayoría lo sepa, que Ichi the Killer no es una elucubración ingeniosa del señor Takashi Miike, si no más bien es una creación del artista de manga, Hideo Yamamoto llamada “Koroshiya 1”, cuya estética es ultraviolenta y cercana al gore. En esta primera percepción, Takashi Miike lo único que hizo fue adaptar las imágenes dibujadas al celuloide, evidentemente con una fidelidad que para este director japonés suponemos es una forma de respetar la obra de aquel artista, pero que para los ojos occidentales, en sus primeras exhibiciones occidentales, no eran más que supuesto mal gusto, aberraciones e incluso reacciones vomitivas frente a las imágenes que esta película nos muestra. Incluso también fue objeto de un anime.

Entonces ¿es Miike un transgresor por haber llevado al cine su versión fidedigna de un manga e incluso un anime, cuya violencia en Japón, en ambas formas culturales, es una constante? Para los japoneses suponemos que no fue así, en cccidente que es donde se convirtió en una cinta de culto, esta película en su época e incluso hoy en día, es totalmente trasgresora y repulsiva para algunos ojos.

Pero qué nos ofrece Ichi the Killer argumentalmente en sus tres versiones. Nos cuenta la historia de la desaparición de un notorio jefe de la yakuza. Su más leal lugarteniente es Kakihara (Tadanobu Asano), quien promete no detenerse ante nada hasta encontrar a su mentor y amigo. En su sangrienta búsqueda se le cruza en el camino su antagonista, Ichi (Nao Omori), un inestable asesino que está siendo manipulado por algun extraño con el fin de exterminar a las varias bandas criminales de la localidad, esto llevará a un enfrentamiento entre los dos temibles hombres cada uno más enfermo que el otro, en sus modalidades de asesinar.

Ichi the KillerLa repercusión de esta película está en sus imágenes tan contundentes, sangrientas y en algunos casos hasta repulsivas, pero esta es una visión simplona de la misma, toda vez que sus críticos y detractores, de estómagos un poco más sensibles, no han tenido la fortaleza de ver mas allá de la sangre, visceras y mutilaciones que deja esta cinta.

Sin embargo, a mi gusto Ichi the Killer, no es una obra maestra de Takashi Miike, es la película que por las caracteristicas señaladas le abrió puertas al mundo, radicalmente opuesto a su visión del cine, y que en el efecto, inspiró a que muchos por voyeurismo o por verdadera curiosidad cinematografica, empezaran a revisar su obra, como es mi caso, enterándose de joyas en su cinematografia como la espectacular Audition.

El hecho que es una película distinta a lo convencionalmente visto no cambiará con el paso de los años. Ichi the Killer tiene un trasfondo que sobrepasa a las imágenes, es la visión de la violencia y del mundo de las yakuzas, desde el punto de vista de Miike, es una sátira e incluso una parodia, a esa ceremoniosa y poderosa secta criminal, es una forma que tiene el realizador de reirse de la violencia, algo cruda y brutal pero para él, su forma de divertirse.

En síntesis, Ichi the Killer me gustó pero no en la medida que la catalogan algunos. Que hubo escenas que me causaron algún efecto repulsivo, es cierto, y que en algunos momentos quise apagar el televisor y tomarme algún calmante, también, pero al final de su visionado, ya en frio la película es una infernal experiencia que no deja de rondar tu cabeza y que con el tiempo empiezas a apreciarla a pesar de sus perversiones.

Alex Guerrero

Artículo anterior
Memorias de una geisha (2005)
Artículo siguiente
Ichi the Killer y El camarógrafo en el Cinematógrafo

14 comentarios

  1. 14 de abril de 2006 at 20:42 — Responder

    gracias por postear la critica, espero seguir colaborando con ustedes respecto al material asiatico que ojala llegue con mas frecuencia a las salas y cine clubs limeños.

  2. Jonatan Relayze
    17 de abril de 2006 at 11:15 — Responder

    Algunos comentarios sobre esta crítica.
    En primer lugar, no se trata de ninguna manera de una película en la que Miike “lo único que hizo fue adaptar las imágenes dibujadas al celuloide”.
    Si el autor de la crítica hubiera visto el anime, se hubiera dado cuenta que en éste se muestra más que todo los inicios de Ichi, lo vemos siendo un escolar japones más, sólo que éste utiliza la violencia como medio de excitación. Hay muchos personajes que no existen en este anime, pero que aparecen en la película.
    Dicho anime para ser sinceros no tiene una gran calidad de dibujo, ni está considerado como uno de los mejores representantes del género en su país. A eso se le puede sumar lo poco delineado de sus personajes.
    Por ejemplo Kakihara es un personaje muy alejado al que vemos en la película, se trata de un rufián que sólo es reconocible por las cicatrices del rostro…
    Respecto a las imagenes catalogadas de repulsivas, podría decir que efectivamente hay escenas que pueden herir susceptibilidades de gente acostumbrada a ver otro tipo de películas, pero no se trata de las escenas más violentas ni grotescas filmadas ni mucho menos.
    Sobre esta película también cabe destacar el gran trabajo musical, tiene un soundtrack realmente trabajado con sonidos no convencionales que logran transmitir sensaciones fuertes, cabe recalcar que está al nivel de las imágenes de Miike.
    Invito a todos a ver la película IZO, del mismo Miike. Una película en que los temas de la muerte, los demonios, los fantasmas, la filosofía, la religión y los asesinatos se unen para dejarnos un filme que muchos no entienden en su real dimensión.

  3. 17 de abril de 2006 at 11:54 — Responder

    Gracias por el comentario, una aclaración, cuando digo que Takashi Miike, adapta un anime, es para tratar que el que no conoce el universo Miike, sepa que esta cinta es una adaptación. Es evidente que Miike le dio un plus a la historia, pero no es mentira que la base de la cinta es este Anime…

    De otro lado, la etapa escolar de Ichi, si ha sido llevada al cine por un colaborador de Miike (en lo que resulta una precuela), Masato Tanno en la pelicula 1-Ichi.

    Veo que esta de acuerdo en muchas partes de la critica, solo que no te parece real (y concuerdo) que “lo único que hizo (Miike) fue adaptar las imágenes dibujadas al celuloide”, pero quisiera que entendieras que, la intención de la critica, era tratar de explicar la estetica de la pelicula tan rechazada en occidente, por ese desconocimiento que, Ichi The Killer tiene como base argumental y nacimiento de un Manga. Esto para que el que la vaya a ver, sepa que la violencia no es explicita sino que es parte de, la misma esencia del anime y del manga.

    Por otro lado, parece que sabes mucho de Miike, en especial, detecto que mas del universo del Manga y del Anime que en Japon es una fuente inacabable de ideas (Shinobi, Touch, The Neighbour 13, Azumi, etc), por ello te recomiendo que visites esta pagina donde hay un foro que tiene un caliente debate sobre los detractores de Ichi y los que como tu y yo, le encontramos el sentido de la pelicula desde como dices su real dimensión…

    Un saludo..

    Se me olvidaba la pagina http://www.eigaotaku.com

  4. 17 de abril de 2006 at 15:43 — Responder

    Ya esperaba yo que la gente se manifestara con sus puntos de vista sobre Miike. Aqui va mi cuchara sobre el asunto.

    Primero hay que decir que Takashi no escribe los guiones de sus películas (que a la fecha rondan las 60) la excepción es Yokai Daisenso, fuera de esta él siempre ha trabajado sobre guiones ajenos o adaptaciones, el caso de Koroshiya 1 (que quiere decir “Asesino 1” y 1 es Ichi en japonés) como ya se dijo viene de un manga de Hideo Yamamoto.

    Mucho se ha hablado sobre la violencia en Ichi y en las películas de Miike, pero creo que si lo vemos bien la violencia aquí es usada para decir algo, para graficar un estado de pulsión interna más profunda, así en el caso de Kakihara es el detonante del placer y en el caso de las yakuza una forma de imponer respeto. Para Ichi en cambio es un acto eyaculatorio, animal e irrefrenable que a la larga lo sume en un estado de culpa.

    Otro aspecto es el cuidado trabajo de efectos y en general de la producción de la película, el esquema de trabajo de los ponjas debe ser alucinante para que Miike en un solo año (2001) haya entregado (según IMDB) ¡siete películas! Entre ellas cuatro que he visto:
    The Happiness of the Katakuris que es una fábula sobre el poder de la familia con partes animadas y a ritmo de musical, una delicia.
    Agitator, una historia de yakuzas un poco más convencional pero fiel al estilo Miike.
    Visitor Q, un retrato negrísimo y ultraviolento de la decadencia familiar, contado de tal modo que parece increíble que algo así se pueda filmar, una de mis favoritas.
    E Ichi the Killer.

    Por el lado de los actores hay que destacar el soberbio trabajo de Tadanobu Asano, grande por donde se le mire (es el ronin de Zatoichi, pero hay que verlo en Vital de Shinya Tsukamoto y Electric Dragon 80,000 voltios de Sogo Ishii) Ahí está también Susumu Terajima habitual en las películas de Kitano. Y como el hombre que controla los hilos de Ichi actua el mismísimo Shinya Tsukamoto creador de Tetsuo, Tokyo Fist y Vital, un lujo.

    Por último hay que decir que la música es cortesía de los muchachos de Karera Musication, un side project de los Boredoms, que le aportan a la película un ritmo frenético y desquiciado, quienes quieran dañarse un poco los oidos pueden pedir aqui unos mp3 conseguidos gracias a soulseek.

    Sé que hay más que decir sobre el genio japonés, pero esta cola de comentarios es un buen comienzo.

  5. 17 de abril de 2006 at 16:25 — Responder

    Es genial que, haya mucha gente interesada en el mundo Miike, por ello es que, junto con el siempre esmerado Luis Carlos del Cinematografo, estamos tratando de generar un ciclo de cine, para junio de Takashi Miike.

    Si ICHI THE KILLER es la puerta que le abrio las puertas del mundo a Miike como director, es tambien la catapulta de un genial actor como lo es Tadanobu Asano, del cual recomiendo como ya menciono Luis, Vital, pero también sus trabajos en The Taste of Tea y Survive Style 5+ que he podido ver, esperando con ansias la pelicula tailandesa, Invisible Waves del tailandes Pen-Ek Ratanaruang.

    De Miike hay para decir tantas cosas…incluso que como todo Freaky, este prolifico artesano cuenta hasta con un BLOG que se encuentra traducido post por post por la gente de http://www.eigaotaku.com, lo pueden ver en su sección de noticias.

  6. 17 de abril de 2006 at 17:48 — Responder

    Alex-chan acabo de leer las escasas entradas del blog de Miike, ¡genial! Pondré un post al respecto.

    Un abrazo.

  7. Jonatan Relayze Chiang
    25 de abril de 2006 at 11:11 — Responder

    De las películas que mencionas arriba de Miike la que menos me gustó fue The Happiness of the Katakuris. En un principio me encontré frente a una película con un humor muy fino que luego a mi parecer decae cuando empiezan las partes musicales que a decir verdad no son de mi agrado.
    Si les interesa intercambiar, tengo las siguientes películas de Miike en versión original:
    Ichi The Killer (3 Discos) (También tengo el OST)
    Zebraman (2 Discos)
    Izo (2 Discos)
    También tengo Survive Style 5+ (2 Discos), entre otras. Cualquier cosa a mi mail j_relayze@yahoo.com.ar

  8. 25 de abril de 2006 at 11:31 — Responder

    The Happiness of the Katakuris es la versión japonesa de Miike de una pelicula coreana llamada The quiet Family de Kim Ji-woon, uno de los directores jovenes de corea mas importantes, que tiene buenas peliculas como A Tales of two Sisters y A bittersweet Life, que para beneplacito de muchos en especial yo, esta programada en mayo, en el Cinematografo de Barranco..me falta ver Zebraman e Izo..Survive Style 5+ es una buena comedia japonesa, con un esquema a lo “tarantino” muy bizarra que fue hecha por publicistas aficionados al cine…por ello es muy interesante…

    Si estas en el Perú, ponte en contacto conmigo y hagamos algunos intercambios….

  9. 26 de abril de 2006 at 9:54 — Responder

    Sobre Zebraman diré que es de las que menos se acercan al “estilo Miike” que me gusta (aseveración temeraria, la verdad, porque con tantas películas y tantos géneros trajinados, uno no sabe cual es el Miike canónico). Zebraman es tan lejana de Ichi o Audition que pude verla con mi hijo de 9 años, pues se trata de las aventuras de un heroe por demás tirado de los pelos, un padre de familia frustrado que se disfraza del superheroe que más admira: Zebraman. De todos modos es divertida.

    En cambio Izo es lo más denso y marciano que he visto de Miike, una especie de Lynch gore y ultraviolento. Al mismo tiempo reflexivo y metafórico. Cuenta con Kitano entre los actores.

    Sigamos conversando.

  10. 26 de abril de 2006 at 10:14 — Responder

    Si ambas peliculas, aunque aun no las haya visto, son dos extremos de un Miike que ya muchos conocen..Izo es el extremo de todo lo bizarro que puede ser Miike lo que incluso puede llegar a ser incomprensible para el que no conoce su universo, lo que ha pasado actualmente con la ultima obra de Kitano (takeshis que acabo de ver hace unas semanas).

    El otro extremo es el caso de Zebraman, que creo fue su primer acercamiento con el cine mas comercial alejandose de la distribución en video de sus obras, hoy en dia Miike se esta pegando mas a este extremo, con peliculas como One Missed Call (terror juvenil), The great Yokai wars (una pelicula para el publico infantil), pero sin perder su esencia y sello personal.

  11. 26 de abril de 2006 at 14:01 — Responder

    ¡Zebraman es lo máximo! cuando rebuzna de pura molestia, cual Hulk antes de ponerse verde. Más la zebra-nurse y el cangrejo aquel. Un mate de risa. Pero ojo que no es tan lejana de Audition que tiene un inicio hasta hilarante, casi una comedia de sitaciones, tal es así que llegado el momento del ‘kiri-kiri’ uno sigue riendo, quizá por inercia. Similar a lo que pasa en las películas de Tarantino.

    Ichi the Killer es otro nivel, pero me parece algo en ese mismo tono, sarcástico, sobretodo las apariciones de Ichi, un nerd total. Claro que hay que tener buen estómago (no es mi caso) para sobrevivir esas dos horas.

    Sobre Katakuris, coincido con Jonatan, en las escenas musicales mas allá de esbozar una sonrisa por el ridículo aquel, no le vi mayor disfrute, al menos no al nivel de las anteriores.

    Me queda por ver Visitor Q, pero espero hacerla de día, con mucha luz y con el DVD de Finding Nemo a la mano, por si acaso…

  12. 26 de abril de 2006 at 14:38 — Responder

    Lo ultimo que les puedo contar de Miike, es que ha viajado a USA a convencer a Forrest Whitaker (aquel samurai de Ghost Dog) para filmar una pelicula…se imaginan !!!!

  13. […] lo fuera Zebraman, totalmente a contracorriente de su característico y bizarro universo (Audition, Ichi the Killer, o Izo). En el siguiente video pueden ver la primera presentación de los actores y algunas […]

  14. 3 de septiembre de 2008 at 19:51 — Responder

    Ichi the Killer, más allá de la crudeza de las amputaciones, degüellos, aperturas en canal, vísceras, salpicones de sangre, golpes brutales y un largo etcétera de barbaridades, me sugiere una reflexión sobre la soledad y la pérdida de humanidad en una sociedad como la japonesa, muchos de cuyos amargos ingredintes encontramos en otras sociedades fundamentalmente occidentales. Los personajes son seres patéticos incapaces de trascender su pasado, condicionados brutalmente por él y perdidos sin remedio en una espiral de emociones que no pueden controlar. Encuentran en sus agrupaciones en clanes un sustituto de la familia de la que carecieron o, en el mejor de los casos, de la que tuvieron desestructurada y el amor que nunca tuvieron lo anhelan con un sentido mafioso de la lealtad.
    Más que el estómago revuelto esta película le deja a uno triste.
    Conocí el cine de Miike por Audition. Me pareció soberbia no sólo por el estilo narrativo, el contraste argumental, la a veces pretendida casualidad de la estética de sus planos y la maestría con la que bapulea las emociones del espectador, sino además por la manera con que aborda una vez más el tema de la soledad, para mí hasta ahora -después de mi escasísima experiencia con Miike- el tema central de su filmografía.
    Imaginaos, yo ni sabía quién era este tipo y cuando me puse Audition, totalmente a ciegas, sin sospechar lo más mínimo, me encuentro con lo que me encuentro después de pensar que estaba viendo una tragicomedia romántica. Hacía años que no sentía la grima que sentí con Audition… me sorprendí llevándome las manos a los ojos como queriendo no ver lo que estaba pasando en la pantalla, algo que siempre le critiqué a mi hermana o a mi novia.
    Un maestro.
    Ya me estoy haciendo con su filmografía.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Ichi the Killer (2001)