Richard Kelly debe ser uno de los directores preferidos de las nuevas generaciones de cinéfilos, con tan solo una película, Donnie Darko, se ganó nuestra admiración. Es por esto que se esperaba con mucha expectativa su segundo film, el que dicen siempre es el más difícil de realizar, cuando se ha tenido un debut tan exitoso. Se trata de Southland Tales, una extraña combinación de ciencia ficción con musical y comedia. Pues el resultado ha sido que en su primera presentación en el Festival de Cannes el film ha desconcertado a la prensa, lo que no sorprende demasiado considerando que cuenta con un reparto no muy convincente que digamos. Esperamos equivocarnos.

Southland Tales

Para darle un vistazo pueden ver este clip.