Poseidón (2006)

Poseidon
Dir. Wolfgang Petersen | 99 min. | EE.UU.

Intérpretes:
Kurt Russell (Robert Ramsey), Josh Lucas (Dylan Johns), Richard Dreyfuss (Richard Nelson), Jacinda Barrett (Maggie James), Emmy Rossum (Jennifer Ramsey), Mike Vogel (Christian), Mía Maestro (Elena)
Jimmy Bennett (Conor James), Freddy Rodríguez (Valentin)

Estreno en Perú: 15 de junio de 2006

Casi tardíamente se viene a incorporar este remake del clásico catastrofista de los años 70 dentro del grupo de secuelas post Titanic. El director Petersen se limita a hacer otro experimento de los alcances de los efectos virtuales en aventuras tan gigantescas como las de este crucero convertido por nombre en el reto del hombre al mismo señor del mar. El resultado será el castigo en reinos ajenos. Pero parece que el sacudón también lo recibe el exitoso cineasta. A pesar de parecer el nombre indicado para ejecutar el espectáculo, luce menos que discreto en su despliegue de la acción con respecto a otras incursiones suyas como The Perfect Storm y especialmente la estupenda Das Boot, la película que lo lanzó a la fama.

Poseidon

El “Poseidón” es ahora remodelado al uso y confort que otorga la tecnología actual. Pero en esencia es la representación de toda una estirpe de privilegiados que pueden darse el lujo de escapar de la ordinaria tierra firme y atravesar el horizonte lejano de las posibilidades de muchos. Tal es el plot y enganche malévolo de esta destructora y reveladora aventura. Así en la noche de año nuevo, de luces, vinos y copas conoceremos a uno que otro personaje miembro de la sociedad favorecida. Algún oportunista de buenos sentimientos, algún pillo de alto vuelo, algún honorable miembro de la comunidad política y su familia, o algún favorecido con un puesto de trabajo en la ciudad flotante cargado de ilusiones tanto se lo permitan. En medio de esta expresión de lo civilizado dentro de lo permisible por el lado triunfador es que llegará la prueba absoluta.

El manotazo del divino y auténtico Poseidón dará vuelta a esta pequeña sociedad para encararlos con la peor de sus pesadillas. Los representantes del liderazgo y el orden se verán expelidos al mismo nivel de sus sirvientes. Todos iguales en condiciones se verán de un momento a otro en el mayor estado de necesidad. Prueba máxima para el hombre ver amenazada su integridad y seguridad, ese es el eje central de cualquier aventura. Solo dominando el inminente caos se podrá llegar a algún lado ante la inesperada contingencia. Acaso esta expresión y golpe máximo a la comodidad y conformidad es motivo suficiente para una extraordinaria odisea que tuvo una estupenda versión original y que el director Petersen se ve obligado a enfrentar.

poseidon1_440

En este caso las dimensiones épicas no defraudarán a los admiradores de las perfecciones técnicas pero otra cosa son las posibilidades cinematográficas en conjunto aún tratándose del caso de una ficción coral como esta y con mucha posibilidades interesantes. Lo que vemos por este lado mantiene el buen oficio de un experto en blockbusters pero nada más. Así la película seguirá la línea original con ligeras variantes en algunos personajes y situaciones. El escape a partir de la iniciativa de unos cuantos ante la sordera y barullo de la muchedumbre. Más y más arriba corriendo contra el tiempo y las trampas de un universo de cabeza. Prácticamente convierte a los representantes del orden establecido en unos outsiders. La búsqueda de la supervivencia no dejará espacio para los menos capaces o afortunados (igual que en tierra firme). En ese sentido llama la atención aquella cruel secuencia en la que los elegantes sobrevivientes expulsan de una patada al rezagado y esforzado camarero latino. Un insólito y arriesgado momento en el que Petersen se torna más consecuente que nunca con su historia de supervivencia a toda costa (hubieran faltado más momentos así), y realmente ajena a solidaridades y correcciones políticas por demás impostadas.

De lo que se trata es de otorgarle a la angustiante lucha una autentica densidad y tensión, cosa que fuera de algunos momentos no se consigue más allá de lo superficial (toda esa historia de Kurt Russell con su hija y su novio por ejemplo). Pero bueno no es algo de lo que una millonaria producción pueda escapar fácilmente y tampoco es la intención. La epopeya marina resulta a fín de cuentas entretenida pero nada más. Tan convencional como sus créditos iniciales. Los más descuidados que haya visto en un blockbuster desde hace mucho.

Jorge Esponda

» Lee más críticas de Poseidón

Artículo anterior
Arrebato, en la Ventana Indiscreta
Artículo siguiente
Soundtrack de “Superman regresa”

3 comentarios

  1. 19 de junio de 2006 at 16:41 — Responder

    ¿Arriesgado dices? Discutible. El director arrastra el estereotipo del cocinero latino, que una vez usado como ‘mapa’ (ahi sí sirve para el plot, vivazos), pierde en el sorteo del ‘quien muere primero’, entre tanto blanco, mujer histérica, y sin ningún negro a la vista.
    Pero bueno es un momento más en una película completamente olvidable.
    Ahora que no recuerdo los créditos iniciales, a lo mejor fue durante aquella secuencia inicial de los travellings virtuales recorriendo el Poseidon. Eso sí me pareció rescatable.

  2. Jose Carlos
    6 de julio de 2006 at 9:17 — Responder

    Lo rescatable en esta pelicula creo a mi parecer son los efectos muy bien realizados, por lo demas, la trama no está muy definida… quién era el que corre al comienzo y luego los guía hasta el escape? porque sabia español? porque el mesero muere tan rapido? la persona de mayor edad era gay? porque la hija odiaba al padre si este era bueno y hasta bombero? porque la latina se paseaba oronda por el “poseidon” y nadie se daba cuenta? creo que debieron trabajar mas la esencia de los personajes para poder darle mas dramatizacion a la peli.

  3. 12 de diciembre de 2007 at 13:13 — Responder

    me encanto esa pelicula estuvo cool tengo15años exito en otras peli chao

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Poseidón (2006)