Madeinusa (2006) | Cinencuentro | Cine Peruano

Madeinusa (2006)

Dir. Claudia Llosa | 100 min. | Perú – España

Director de fotografía: Raúl Pérez Ureta
Música: Selma Mutal

Intérpretes:
Magaly Solier (Madeinusa)
Carlos Juan De La Torre (Salvador)
Yiliana Chong (Chale)
Juan Ubaldo Huamán (Cayo)
Melvin Quijada (Mauro)

Estreno en Perú:
5 de agosto del 2006 (10º Festival ElCine)
14 de agosto del 2006 (Estreno comercial)

Ópera prima de Claudia Llosa, que muestra la peculiar Semana Santa de un pueblo andino de nuestro país, en la cual todo está permitido desde el Viernes Santo hasta el Domingo de Resurrección, ya que todos sus habitantes piensan que al estar Dios muerto, éste no puede ver sus pecados. Es también la historia de una adolescente llamada Madeinusa, que se enamora de un limeño que llega al pueblo, y que ocasionará, sin querer, un cambio en su destino.

Madeinusa

Esta película de la cineasta peruana afincada en Barcelona, ha sido ya vista en Europa y ha contado con muy buenas críticas. Tuve la oportunidad de verla hace unos meses en Madrid, con amigos españoles y peruanos, y todos coincidieron en que el valor de este film radicaba en varios momentos mágicos, en los cuales se podía ver una gran solidez en la puesta en escena, originalidad en la construcción de personajes, y todo esto acompañado de una excelente dirección de fotografía. La película por tanto, no pasa desapercibida.

La historia es un cuento con sorpresa, que no desvelaré para no arruinarle la película a quienes vayan a verla. Puede haber algunos que no estén de acuerdo con ciertas realidades andinas que se muestran, pero no hay que olvidar que esta es una película de ficción y no un documental, y que Claudia Llosa es una cineasta y no una antropóloga. Ella recrea las costumbres andinas, les da un vuelo de ficción que está en todo derecho de hacer, y, es más, es esto lo que permite que la película tenga aquella magia mencionada anteriormente.

También lee:  [Crítica] Festival de Lima: "La cantera", de Miguel Barreda

MadeinusaLa fiesta de la Semana Santa, aquel momento en el cual, después de las tradicionales y muy cristianas procesiones, el pueblo literalmente se desata después de que “Dios ha muerto”, es de un color y fantasía que rara vez he visto en nuestro cine, de ahí su originalidad, y la prueba de que Claudia Llosa tiene un gran futuro como directora. El viejito que cuenta las horas, un personaje entrañable; aquella preparación de la fiesta andina, con las flores de miles de colores en el suelo; la canción en quechua que Madeinusa le canta al chico limeño en medio de un prado andino, ella vestida de virgen de Semana Santa y él, con su ropa occidental y que no entiende lo que le están diciendo; la escena en la cual el alcalde del pueblo, que asimismo es el padre de Madeinusa, le corta la corbata a todos los hombres del pueblo y luego eligen a una mujer; son todos momentos que se recuerdan como buen cine, más allá de la historia, que en su conjunto puede tener desflecados y no ser redonda, pero que es recordada por esos otros elementos cinematográficos de los cuales muchas veces carece el cine peruano.

Otro gran hallazgo de esta película es Magaly Solier, que interpreta a Madeinusa, y que es una chica de nuestra sierra sin experiencia en el campo de la interpretación, pero que ha demostrado tener un talento natural ante la cámara. Se puede decir que el casting de los personajes andinos ha sido acertado, más no así el del chico limeño, que queda un poco relegado ante la naturalidad de los otros. Y nuestros andes, gracias a la muy buena labor de Raúl Pérez Ureta, el director de fotografía, aparecen como un personaje más, con una fuerza que sólo la imagen cinematográfica es capaz de dar.

MadeinusaAsí como en los westerns, en los cuales el desierto se convertía en un personaje debido a la fuerza de su presencia, y los personajes eran como el desierto, rudos y silenciosos, ocultando siempre un misterio. Así sucede también en Madeinusa, los personajes son como esas montañas enormes y misteriosas, y nunca sabemos realmente qué es lo que ocultan en su interior, son por eso personajes que pueden sorprender, que no llegamos a conocer del todo; las montañas imponentes pueden traicionar, ocultar un peligro, y estos personajes también son así. Podría hablarse de un prejuicio hacia la gente de los Andes, como ya he escuchado de varias personas que han visto la película, porque la traición proviene de uno de ellos y no del limeño, que aparece como una especie de “salvador” extranjero, pero creo que la intención de la cineasta, además de mostrarnos la peculiar Semana Santa de un pueblo andino, ha sido simplemente retratar la historia personal de una chica de la sierra, que es abusada por su padre, y que esto siembra en ella un deseo de venganza y huida hacia Lima, aquel lugar lejano donde se encuentra su madre, y la única manera de hacerlo es sacrificando a alguien. Y no contaré más porque estoy empezando a desvelar la sorpresa de la película y no es ésta mi intención.

También lee:  "Bumblebee": por fin una película de Transformers que podemos disfrutar

Madeinusa es una película que recomiendo ver, sin lugar a dudas, no sólo porque es peruana, que al cine no se va por nacionalismos, sino porque es una película en la que se ha hecho cine, más allá de discusiones acerca de prejuicios antropológicos y realidad social peruana.

Rossana Díaz Costa

» Lee más sobre Madeinusa

Artículo anterior
“Chicha tu madre” en el Festival de Venecia
Artículo siguiente
Yo también me llamo Perú

30 comentarios

  1. Avatar
    Llon
    28 de julio de 2006 at 18:59 — Responder

    Tengo curiosidad por ver Madeinusa. El Perú está de cabeza… aquella interesante producción es desconocida por las masas, y sólo será proyectada en pequeños sectores privilegiados ; será, también, anónima como muchas de las importantes producciones nacionales que mercen brindarnos una orgullosa identidad nacional.
    Bueno… la parte más importante será ser testigo de su proyeccion para brindar un objetivo (subjetivo) juicio.

  2. Avatar
    Yanett
    27 de septiembre de 2006 at 13:56 — Responder

    Bueno LLon te cuento que gran cosa no te pierdes y mejor que las masas no la vean por qu esentiran que la famosa opera prima los ofende y los lleva a niveles insospechados de bajeza humana.Espero que la Srta LLosa pueda dormir luego de haber puesto un grano de arena mas a la tan alicaida imagen del Peru en el mundo

  3. Avatar
    Mariella
    28 de septiembre de 2006 at 0:25 — Responder

    Despues de verla…Ahora se puede decir que el cine Peruano se ha pulido, el desarrollo de la cinta no tiene nada que envidiar a otras independientes.

    Eso por una parte pero por otra (aunk no ha sido un documental) ha mostrado realidades muy crudas y una forma de pensar inaceptable en la ciudad. Primero la joven que es tratada como una cosa por su padre ( que me dio un asco!!! y tampoco por racista poke era su viejo y la tocaba y encima era el alcande!)y que pareciera que en su comunidad es asi…las otras mujeres lo ausmian asi tambien….

    y si deverdad hay muchos relatos que por la sierra un forastero puede morir porque son muy territoriales …muchos te reciben bien pero siemrpe hay gente ke te mira con una mirada desconfiada que da miedo… mucho mas en los pueblos realmente alejados. puedes ofender sin querer y quedar ahi.-….

    ahora con una mujer k piensa tan cuadrada como madeinusa eso ecplicaria poke aca ahora en lima hay tanta mujer que aguanta aun hombre ke te trata como cualkiercosa, porque tienen tanto hijo sin poder mantenerlos, Porque los microbuseros trata tan agresivamente y su total irrespeto a una chica ( mas femininista …jaja)……

    tendo mas criticas sobre el final pero no kiero malograr la ida al cine a alguien…pero creanme por lo menos yo sali asustada y varia saprtes me dieron asco y colera….adema ske em llega como en sus fiestas «religiosas» chupan hasta kedar inconcientes….

  4. Avatar
    Maria
    30 de septiembre de 2006 at 22:58 — Responder

    no me gusto para nada…!! pense q iba a ser diferente… debe ser por la forma cruda que tuvo de mostrar las cosas que algo de ciertas deben de tener muchos ignoramos que todo eso puede pasar a unas horas de la capital pero el caso es que por un lado sacan las realidades peruanas y las fiestas patronales y todo eso .. peor tambien sacan la idea de una provinciana loca, totalmente fallada de la cabeza que hasta donde puedo apreciar hace que maten al limeño que trataba de ayudarla dentro de todo lo que paso… en fin.. una peli ams ne el mercado… pa lo que no la han visto… vayan pues pa que tengan su propio punto de vista,.,,

  5. Avatar
    Alonzo Cornejo Deza
    6 de octubre de 2006 at 0:09 — Responder

    El mundo andino y amazónico está lleno de ficciones en el imaginario de muchos de los peruanos que desconocen esos mundos. Esta cinta y este intento de «ficción» sólo afirma ese desconocimiento brutal e indiferente hacia una realidad que muchos quieren obviar. No pequemos de inocentes ante una declaración tan barata como la de: «no soy antropóloga ni documentalista». Es impresionante la ligereza del comentario en muchos, disculpando ante todo «la opinión» como escudo ante cualquiera que sea la crítica. Conocer no significa haber estado ahi, supone más allá de una visión desde afuera. Comprender es lo que menos queremos hacer. Midiendo todo desde nuestros ojos y no desde los de los demás. Esta «ficción» lo unico que hace es alimentar conceptos errados sobre mundos distintos para que luego sean juzgados a partir de una ilusión. Alimenta la desesperanza de saber que cada día las diferencias serán más extensas por causa de «ficciones» y malos entendimientos de quienes no saben NADA de lo que se vive en este país. Ponganse una mano al pecho y otra bien lejos. El Perú no es uno solo, son varios con mundos particulares que no se quieren entender por la culpa de algunos que viven lejos (de la tierra y del corazón). Gracias Claudia Llosa por alejarnos más.

  6. Avatar
    Rudy Man
    6 de octubre de 2006 at 13:25 — Responder

    Inclusive me cuentan que esa «peculiar» idea de que Dios ha muerto y no existe el pecado, no existe en el ande, es una «ficción» ideada por el(la) guionista, lo cual me parece más irresponsable todavía. Que pena alguien que no sabe nada de esa cultura se aventure a inventar costumbres para que su historia sea más «alucinante».
    A ver si le gustaría que alguien haga una historia inventándose que en Bujama en semana santa todos se vuelven pederastas.

  7. Avatar
    fiel pastor
    25 de octubre de 2006 at 18:22 — Responder

    Señores moralistas!!! que no son capaces de comprender una ficción? una obra de arte? que todo tiene que ser como lo dictan las reglas de sus cuadradas mentes?… es una pena que aun existan personas tan limitadas.

  8. Avatar
    Eduardo Quispe
    2 de noviembre de 2006 at 2:57 — Responder

    ¿Una obra de arte?…el que escribe es estudiante de 3º año en la escuela de bellas artes de Lima (código 04013), además de terminar la carrera de artes gráficas y creo que algo debo saber de arte…Y nada más cerca de la idea «naif» de arte que madeinusa…un arte para «las élites» (¿existen en Lima quienes se consideren de élite?, deben ser, con todo respeto, gente con poco piso)por lo que, como dijo un comentario anterior, recomiendo su exhibición sólo para esas «élites» que se gozarán con esta «ficción», pues su vida no aspira a más que a vivir su propia ficción en estas tierras prostituidas.

  9. Avatar
    el bombardero
    6 de noviembre de 2006 at 12:05 — Responder

    que lastima. claudia llosa y su vision pituca (o fantasiosa, da lo mismo) del mundo andino. como quien se fuma un troncho y alucina boberias, pero las plasma bonito, bien colorido, bien encuadrado, para que la gente no lo tome a mal. y todavia exhibe la peli en el pueblo donde la filmo!!!! jajaja… sin duda, en este pais uno hace lo que quiere. se nota que la señorita llosa no vive en el peru. si fueramos chinos o arabes, la pobre claudia llosa estaria mas fregada que el papa cuando hablo sin prudencia de mahoma…

  10. Avatar
    andres
    6 de noviembre de 2006 at 15:28 — Responder

    Es muy agradable ver como la gente tiene tanto respeto por la cultura andina y la valora, pero ,a la vez, muchas veces sobretodo los limeños son totalmente ignorantes de la realidad de esos lugares. Yo he tenido la oprtunidad de conocer muchas veces distintos pueblos de la serranìa peruana y les digo que lo que sucede en Madeinusa, apesar de ser una obra de arte y tener todo el derecho de exagerar las cosas, son muy comunes e incluso peores. No creo que la vision de Claudia Llosa sea la de una pituca limeña, sino la de una mujer que sin hipocrecias se ha atrevido a mostrar la realidad andina tal como es.

  11. Avatar
    Bombardon
    6 de noviembre de 2006 at 17:01 — Responder

    Bombardero, lo que acabas de escribir es digno de un fanatico del Islam, primero ubicate, estamos en un pais libre donde artistas y intelectuales no tienen que huir victimas de la intolerancia y el fanatismo cultural y religioso que se practica en otras partes. Anda mejor a inmolarte…

  12. Avatar
    marlit
    8 de noviembre de 2006 at 14:44 — Responder

    recrea las diversas realidades de aquel lugar y sobre todo de los andes peruanos. enfoca de cerca la realidad y la personalidad cambiante de Made inusa y la poca sibilizaciòn de sus pobladores y el lugar.

  13. Avatar
    Juan José Beteta
    13 de noviembre de 2006 at 23:43 — Responder

    Esta película es una bofetada a quienes tienen una visión estereotipada del mundo andino. Tanto a los que piensan que «así son los indios» (bárbaros, pimitivos, traicioneros), como los que piensan lo contrario (es decir, que en el ande no hay incesto y que todo es una «fantasía» perversa de la directora). A los primeros les demuestra que sin abandonar sus concepciones tradicionales y conservadores, una mujer andina puede liberarse de sus ataduras y lograr autonomía, agencia y tomar en sus manos su destino. Mientras que los segundos quedan como simples ignorantes, ya que el «tiempo santo» es una festividad tradicional existente (con variantes) en varias regiones andinas. ESTA PARTE DE LA PELÍCULA NO ES FICCIÓN. Más aún, esta festividad -el carnaval (o la «fiesta de la carne»)- no es exclusiva de los andes. Lo hay en todas partes: el carnaval veneciano, el Mardi Gras de New Orleáns, en Inglaterra, en África, etc. etc. Y en todos lados es lo mismo: una bacanal y una orgía de padre y señor mío, donde «todo está permitido». Esto no desmerece a ningún país en particular, sino que es una tradición cultural UNIVERSAL; con variantes y gradaciones nacionales y locales. Ciertamente, la película muestra sólo un aspecto de la tremenda riqueza social y cultural del mundo andino, pero sería muy ambicioso intentar una visión más completa; en cine nadie lo ha hecho, hasta ahora. Por otra parte, este filme no ahonda los abismos sociales y culturales de nuestro país, ni tampoco nos «aleja» entre peruanos; Madeinusa simplemente pone en evidencia la existencia de esos quiebres culturales, basados en el simple desconocimiento -sobre todo del mundo andino. Llosa se las ha arreglado para mostrar que el «alejamiento» y los «conceptos errados» no están en la película, sino fuera de ella y sólo en el Perú. Porque en el resto del mundo les aseguro que este debate no existe; de lo contrario el filme no hubiera recibido tantos premios y en lugares tan disímiles como La Habana o Alemania. Ahora bien, el verdadero aporte de esta película (y por lo que resulta tan fascinante) es que pone en escena ni más ni menos que el mito; como dicen algunos, sin hipocresías ni concesiones. No me extenderé en este aspecto (lo he hecho en este mismo blog), pero sí añadiré una consecuencia de tipo político: muchos movimientos milenaristas, indigenistas y hasta nacionalistas reivindican justamente este componente mítico. Sólo para mencionar al más famoso: Mariátegui. Políticamente fenómenos tan distintos como Velasco, Sendero y Humala y que aparecen periódicamente en el país, fueron también acusados de cosas muy parecidas a las que se lanzan contra Llosa. Nadie parece darse cuenta que este filme en realidad es una advertencia (una más) de que el mundo andino sigue allí, «desnococido», «incomprendido», «ignorado» y listo para volver a insurgir. Es un mensaje muy fuerte (y no el más fuerte, pienso); tan fuerte que para muchos resulta preferible creer que es Llosa, justamente, la que ha creado una «fantasía» pituca, turística y miraflorina.

  14. Avatar
    alejandra
    2 de diciembre de 2006 at 10:10 — Responder

    No me gusto nada.
    El final no puede ser mas absurdo… q estupido !!!!

  15. Avatar
    5 de diciembre de 2006 at 0:19 — Responder

    jajaja… tanto se pelean por una película que no pasa de ser buena fotografía y algo aburridora, no emociona, y para colmo hace perder el tiempo en discusiones en las que uno no parece ponerse de acuerdo con el otro… parece que la directora llosa quiso provocar, y quizá lo logró, pero no logró una película tan buena como algunos dicen

  16. Avatar
    consolamentum
    12 de diciembre de 2006 at 13:18 — Responder

    bueno bueno, yo vi la pelikula y claro, se deben de tomar las kosas komo «cine»……al margen de la posicion de la srta Llosa ke redunda en su no «antropologia»,pues como cine-ficcion esta bien,vamos chikos,dejen de pelearse por algo ke en algunos sitios de la serrania suele pasar……..en fin, solo es cine amigos……cuidaos ¡
    p.s. a esos manes y srtas limeños, aperturen su mente,dejen de lado su chauvinismo de 0.10 centavos de $$ y no sean tan cuadrados y escandalosos , porke si kieren criticar con sapiencia pues dense una vuelta por el «cielo andino»…….

  17. Avatar
    consolamentum
    12 de diciembre de 2006 at 13:25 — Responder

    p.s.2 bueno, a los ke les gusta el cine «popcorn» pues no es recomendable ke la vean, pues ya sabemos ke no les gustara y ke empezaran con los escandalos de nuevo. bueno, un abrazo ¡.

  18. Avatar
    julian loma atauchi
    28 de enero de 2007 at 18:23 — Responder

    MI Indignaciòn total,Claudia Llosa debe pedir perdón a la población a la que está ofendiendo. Si suena curioso lo que digo, es porque suena curioso pensar que la población andina tiene dignidad. Esperemos que, si persevera en su labor como cineasta, sus futuros trabajos no se centren en explotar los peores estereotipos racistas de nuestra sociedad.

  19. Avatar
    31 de enero de 2007 at 14:49 — Responder

    vi la pelicula, buena fotografia, buena actuacion de la protagonista, los paisajes, las costumbres; lo malo es el tema, cual es el tema de la pelicula, a ver, tantos sabios, cual es el tema: INCESTO CULTURAL; en semana santa se permite el incesto en los andes peruanos: donde estan los folckloristas, Alfonsina Barrionuevo, jaime guardia, los historiadores de la UCSM, de la Pontificia

  20. Avatar
    Rogelio Nixon
    26 de febrero de 2007 at 16:33 — Responder

    La película me decepcíonó bastante. Perú es un país muy bonito y esta peli no lo representa bien. Intenta ser artística y fracasa por completo. Yo vi Madeinusa con un grupo de estudiantes y todos pensaban que era pésima. Es una lástima porque en un país con tantos paisajes tan bonitos y con una cultura tan interesante no debe ser tan difícil hacer una película buena. Fue una vergüenza. No me gustó nadita.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos

COMPARTIR

Madeinusa (2006)