Piratas del Caribe: El cofre de la muerte (2006)

Pirates of the Caribbean: Dead Man's ChestPirates of the Caribbean: Dead Man’s Chest
Dir. Gore Verbinski | 150 min. | EE.UU.

Música: Hans Zimmer
Fotografía: Dariusz Wolski
Productor: Jerry Bruckheimer

Intérpretes:
Johnny Depp, (Capitán Jack Sparrow) Orlando Bloom (Will Turner), Keira Knightley (Elizabeth Swann), Stellan Skarsgård (‘Bootstrap’ Bill Turner), Bill Nigh (Davy Jones), Naomie Harris (Tia Dalma), Jack Davenport (Comodoro James Norrington), Jonathan Pryce (Gobernador Weatherby Swann), Geoffrey Rush (Capitán Barbossa).

Estreno en Perú: 3 de agosto del 2006

Tras haberse convertido en un supertaquillazo, pues las aventuras del Capitán Jack Sparrow y su tripulación no podían dejar de tener continuación. Johnny Depp vuelve a ponerse los ropajes del estrafalario personaje para darle apariencia y resumen a la idea de estos personajes de leyenda. Resumen convertido en catálogo bajo la mano del productor Bruckheimer dispuesto a llenar los ojos del espectador mucho más que en la anterior película sobre el Perla Negra, el barco refugio y orgullo de los proscritos. Ambición total por revivir el subgénero al punto de mandarse con todo y un extenso metraje (a lo Harry Potter). Franquicia de Disneyland que alcanza al cine pero como sombra casi desvanecida mucho más que la primera.

Pirates of the Caribbean: Dead Man's Chest

Aunque inevitablemente debo decir que la película original no era nada del otro mundo, tenía la virtud de ser divertida. El gran pecado desde el saque de esta continuación es ser más larga y tediosa. Conocedores como estamos ya de los personajes, sus aventuras cualidades y motivos. Los creadores optan tan solo por amplificarlos. La aventura ahora se divide en más de una a la vez al punto de comprometer al dominio del Atlántico como si se tratase del medio oriente de la actualidad. La pareja de Will y Elizabeth se verá implicada de la nada en una gigantesca intriga para la cual requerirán ir en busca al ya satisfecho y ebrio capitán al cual encontrarán (¡oh sorpresa!) con la vida no necesariamente tan bien resuelta como en la anterior.

El pobre Jack está envuelto en problemas a causa de otra maldición pero más poderosa que la anterior (¿otra novedad?) causada por el temible Davy Jones y su tripulación marina. Así envueltos todos en nuevas correrías podríamos esperar otra dosis siquiera de entretenimiento. Lejos está de serlo y desde el arranque. Esta película tiene la apariencia de ser una extensa adaptación de algún libro de moda (síndrome Harry Potter le llamo), hecho de manera acumulativa y caótica. Fácilmente a estos nuevos buceos y correrías por las extensiones caribeñas se le podría recortar buena parte del metraje y resultar mucho más efectiva.

Pirates of the Caribbean: Dead Man’s ChestLos pocos momentos realmente espectaculares (como las apariciones del temible Cracken) están reservados solo para las secuencias en las que se comienza a desfallecer de sueño. No sin el (ahora sí) insoportable aderezo de los disfuerzos de Depp. Actor de tantas rebeldes lides que bien hizo en no tomarse nada en serio y darse un respiro a la hora de aceptar integrarse a la primera película pero que ya se le pasó la mano al continuar en la franquicia. Mucho del exagerado itinerario cumple el efecto inverso al deseado. Mientras más cosas están sucediendo en el encuadre la película navega cada vez más lenta como cargando excesivo lastre. El viaje comercial de la cinta me parece que se podría haber dado el lujo de arrojar unos cuantos kilos al mar.

Tan ambiciosos como sus personajes, Bruckheimer y su equipo no se dan el lujo y llevan el elefante taquillero en su viaje. Saturado de la grasa de los efectos visuales al por mayor y menor, las bromas insulsas y la agitación más tediosa que es patrimonio absoluto de la meca de cine desde hace ya bastante tiempo. Al final incluso se nos deja con un proyecto similar al de las secuelas de The Matrix (¿recargada o revolucionando?). Un final abierto hacia la realización de otro Cracken del box office que se reclama así mismo ser más espectacular, prodigioso y descomunal que sus predecesoras. Ni el mismo océano ha estado tan removido alguna vez.

Jorge Esponda

» Lee más sobre Piratas del Caribe: El cofre de la muerte

Artículo anterior
Dragones: destino de fuego (2006)
Artículo siguiente
Restauran “Berlin Alexanderplatz” de Fassbinder

23 comentarios

  1. neneta depp
    30 de mayo de 2007 at 14:13 — Responder

    madre mia amo a jonny depp y mme ha encantado la 3 parte de la peli mas q ninguna diria yo o kizas no…
    pero lo q si q se es q para fanatika yo… q me gastado mas de 200€ en cosas tuyas… y no me cabe nada mas en la habitacion q no sea de piratas del caribe…
    solo decir q lo kiero para mi y q ojala icieran muchas mas peliculas de piratas del caribe… :)
    T
    TE
    TEQ
    TEQU
    TEQUI
    TEQUIE
    TEQUIER
    TEQUIERO_____________I LOVE YOU
    TEQUIER
    TEQUIE
    TEQUI
    TEQU
    TEQ
    TE
    TE

    bueno tambien dejar claro q no sere la numero 1 pero lo q si q se es q soy una fan
    y akellas personas q dicen yo soy la nº1 repetidas veces es q son unas pobre chikillas con la imaginacion demasiado desarrollada asi q aki ay una fan de corazon…
    y q sepais q una fan no tiene mas idolos, si no 1 en concreto
    y yo soy una de ellas solo tengo uno, es como mi dios y ese es jonny depp

    tekiero mucho, t amo y t kisiera tener para mi el resto de los años…

  2. mauricio soler
    17 de julio de 2007 at 19:55 — Responder

    esta pelicula es un robo una porqueria es orrible

  3. veronica
    31 de octubre de 2008 at 10:30 — Responder

    la parte que mas me gusta de piratas del caribe y la maldision del perla negra es cundo jack sparrow sonrie en la celda es que johnny depp tiene una sonrisa muy bonita cuidate ok

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Piratas del Caribe: El cofre de la muerte (2006)