La dama en el agua (2006)

Lady in the WaterLady in the Water
Dir. M. Night Shyamalan | 110 min. | EE.UU.

Intérpretes:
Paul Giamatti (Cleveland Heep)
Bryce Dallas Howard (Story)
Jeffrey Wright (Mr. Dury)
Bob Balaban (Mr. Farber)
M. Night Shyamalan (Vick)
Freddy Rodríguez (Reggie)

Estreno en Perú: 10 de agosto del 2006

El director Shyamalan se ha tomado muy en serio el papel que le fue otorgado como nuevo mago del cine de suspenso y misterio. Tratar de conservar ese estatus y la buena posición en la taquilla lo ha llevado concebir sus proyectos bajo la obligación de jugar con el desconcierto, el factor sorpresa y el golpe de efecto que en sus mejores filmes como The Sixth Sense y en especial Unbreakable resultaban atractivas revisiones del cine de misterio y lo sobrenatural. Resulta por demás frustrante el encuentro con una película tan pobre y mediocre como Lady in the Water que a su manera intenta ser un compendio de toda la corta pero exitosa carrera de este cineasta de cierto ingenio adaptado a las exigencias de la industria.

Lady in the Water

Esta película se plantea a sí misma como un gran cuento de hadas, de aquellas historias que despertaban la curiosidad e incluso el temor de los niños. No hay mucha diferencia en sus raíces con las del propio género de horror. Cuentos transmitidos de manera tradicional hasta antes de la llegada de la telecomunicación y demás. Shyamalan se confiesa admirador de esta costumbre casi desarraigada por las nuevas generaciones y decide hacerle una especie de homenaje mucho más que las ya manifestadas en sus otras películas. Riesgo que asume por un proyecto ya casi personal como se lo permita su background.

En medio de un mundo desesperanzado y sin propósito aparente vaga la figura de un ser doliente que de pronto se verá inmerso en la absoluta fantasía que le propina una bofetada y lo hace tomar conciencia de su misión. El modelo casi de fábula y con moraleja sigue siendo el mismo que siempre la ha dado resultados. Cleveland Heep (Giamatti) será el elegido de la historia para iniciar el entrenamiento a partir del encuentro con una misteriosa chica salida de la piscina del condominio donde vive y trabaja. Se trata de una narf (¿?) una raza de seres habitantes del agua que vuelven hacia sus hermanos terrestres con determinado propósito a riesgo de ser atacadas por los temibles scrunts (a decir del respetable ¡unos perros con grass en vez de pelaje!).

Lady in the WaterDesde el principio la película juega con el señuelo de una historia que promete la tensión y asombro ante lo maravilloso (como el mejor cine fantástico), pronto habremos de caer en cuenta que en esta ocasión estamos muy lejos de presenciar una historia al menos interesante. El cuento de hadas del director (al menos en el papel) intenta ser una ambiciosa ficción que se va armando explícitamente ante la propia conciencia de los personajes. Cleveland bajo la influencia de la acuática Story inicia un camino de revelación a la manera del David Dunn de Unbreakable, sólo que éste requiere ahora de todo un grupo de predestinados como él para enfrentar a las extrañas y malignas fuerzas que rodean a la dama del agua.

Lástima que esta no posea ni la fascinante y sinuosa convergencia de lo extraordinario dentro de la rutina diaria que era la gran carga que pesaba sobre aquel singular personaje que interpretaba Bruce Willis. Aquí nos encontramos ante una versión jalada de los pelos en su obsesión (casi hasta ingenua) de sorprender a toda costa. El resultado es completamente opuesto, la gran fábula es aburrida y predecible como nunca. Casi consciente de ello incluso el propio Shyamalan se toma el tiempo suficiente delante de las cámaras para poner la cara de desconcierto o asombro que ya no tienen sus espectadores.

Es que en esencia el argumento es tan malo que realmente sorprende. Sólo como para cubrirse de los dardos coloca a un personaje que representa lo único realmente curioso de la cinta: el crítico de cine que se muda a esta absurda vecindad para empezar con la rutina de la opinión a rostro pétreo y verbo denso que termina siendo devorado por el creador incomprendido, el único chiste que funciona en algo dentro de este ya no sabemos si homenaje o parodia al cine que cimentó su fama.

Jorge Esponda

» Lee más sobre La dama en el agua

Artículo anterior
Ingreso libre para Ciclo de cine brasileño en la Filmoteca PUCP
Artículo siguiente
“Mamma Roma” en la Cayetano Heredia

7 comentarios

  1. Rosa
    24 de septiembre de 2006 at 23:14

    yo creo q esta peli esta bine desarrollada y mantiene el suspenso y la reflexion acerca de los actos de cada personaje q se desarrolla tal vez al descubrir la mision de uno q otro tiene algo e sarcasmo por no imaginar quine es quien al ultimo pero si bien es cierto el final tiende a ser muy seco

  2. Anónimo
    25 de septiembre de 2006 at 15:40

    Creo que se pasaron muchos rollos si pensaban ver una pelicula de terror o algo parecido.
    esta pelicula es algo espiritual, algo maravilloso que hace reflexionar. Es como leer un libro, y me parece que hay cosas que los criticos de cine no ven en una pelicula, que son cosas tan sicologicas como lo que trata shyamalan. intentan de buscarle un sentido oculto que verdaderamente cuando encuentran no hallan nada mejor que undirlo.

  3. Alvaro
    25 de septiembre de 2006 at 18:17

    si la intención del director fue reirse un rato de si mismo, haciendo esta película para que vean lo “espiritual” que caracteriza a otros filmes suyos, entonces a tirar un par de palmas…

    pero si la hizo en serio, convencido de iluminar (en el más cachoso de los sentidos) al espectador, no queda más que mandarla al olvido…

  4. 14 de octubre de 2006 at 15:18

    ESTA BIEN PERRONA PERO NO LA E TERMINADO DE VER Y HASTA Q NO LA TERMINE DE VER LES DARE BIEN MI COMENTARIO

  5. JUAN KARLOS
    21 de octubre de 2006 at 14:32

    es una pelicula de ficcion en donde se muestra una tematica hacia los espiritual que nosostros los humanos debemos ser. un poco lenta y bastante plana pero interesante. creo que al que no le guste realmente es porque siempre piensa en cosas que no estan ante sus ojos, pues el plano espiritual y lo que venimos hacer en este mundo es a eso. a reecontrarnos y avanzar a un mejor plano. la verdad es que los criticos de cine no deberian existir el cine es un lugar magico para quienes con cualquier pelicula sea para algunos mala o para otros buena se les permita soñar. pensar, reirse bueno disfrutar asi que pienso que los mediocres criticos de cine o de cualquier situacion son las personas que menos valen en este mundo por ser resentidos y creo que hasta hacer las cosas peor que lo que critican bien por la dama en el agua no siendo la mejor del año nos cuenta algo importante y tiene sus cosas muy buenas que cada quien le puede sacar

  6. Arturo
    24 de julio de 2007 at 9:17

    POR FAVOR AMIGOS, NO HABLEN POR HABLAR. NO SE DAN CUENTA QUE VISIONES COMO LA DE LA DAMA EN EL AGUA SON LAS QUE HACEN POSIBLE QUE VEAMOS EL FUTURO CON MAS SENSIBILIDAD.
    SI QUIEREN SEGUIR SIENDO PIEDRAS ALLÁ USTEDES, SIGAN CAGANDO A ESCONDIDAS, SIGAN VIENDO EL CINE BASURA…

  7. […] Otra película de este gran director que me gustó mucho pero tampoco estará dentro del ciclo es La dama del agua (2006). […]

Back
COMPARTIR

La dama en el agua (2006)