Black Sheep, ovejas del demonio

black-sheep1

Cada cierto tiempo uno se entera de películas que por su argumento irreverente no puede hacer menos que arquear las cejas y extrañarse, para luego buscarlas, porque ya sea por el tráiler, o los comentarios, o la simple curiosidad (al final es lo mismo) uno terminará viéndolas. Algo así me sucedió con Shaun of the Dead, la comedia de zombies de Edgar Wright.

Hace poco me he topado con la noticia de otra película de esas características: Black Sheep. La situación es la siguiente, un experimento genético sale mal (¡qué novedad!) y las apacibles ovejitas del título dejan su dieta de pastos por otro menú: carne humana. Se trataría de una película con una o dos ovejas descarriadas, si la acción no se desarrollara en Nueva Zelanda, que tiene una población proximada de 40 millones de lanudas bestias. A qué se arma una grande. ¿No?

Parece que esta película de Jonathan King no se toma nada en serio. A mí, me hace recordar a esa delirante comedia, también neozelandesa, que se llama Bad Taste, dirigida por, el ahora señor de los anillos, Peter Jackson, en la que unos extraterrestres querían llevarse a todo un pueblo como fiambre.

Olvidaba mencionar que los efectos de esta película de ovejas corre a cargo de un fan de Hannibal Lecter, no, perdón, la gente de Weta Digital Ltd. Espero que termine siendo tan buena como promete el avance, yo desde ya la pongo en mi lista de DVDs por conseguir.

(vía Extracine)

Artículo anterior
Cannes 2007: Stephen Frears es el presidente del jurado
Artículo siguiente
Abierta la convocatoria de proyectos para el DocBsAs

1 comentario

  1. 15 de enero de 2007 at 17:22 — Responder

    Esta peliculas si que son miticas, la de los animales (o insectos) que se revelan contra los humanos jeje.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Black Sheep, ovejas del demonio