“No pictures!, no pictures!”
“¡Fuera! ¡fuera! ¡sinvergüenza!”

Pobre Leo, así lo recibieron en Madrid. Aunque parece que él se lo buscó. Fue su retraso de una hora para la sesión de fotos con la prensa madrileña la que desató el malestar general entre los reporteros gráficos. Vean el gesto del actor nacido en Benin, Djimon Hounsou. Luego el propio Di Caprio, incómodo, respingando la nariz, “esteee… ¿por donde es la salida?”, y se fue por donde vino. Cosas de las estrellas. Ah, todo esto fue por la presentación de Diamante de sangre en España, allá se estrena recién el 9 de febrero.

(Vía Pospost)