300 (2007) | Cinencuentro | Críticas

300 (2007)

300Dir. Zack Snyder | 117 min. | EE.UU.

Intérpretes:
Gerard Butler (Rey Leonidas), Lena Headey (Reina Gorgo), Dominic West (Theron), David Wenham (Dilios), Vincent Regan (Capitán), Michael Fassbender (Stelios), Tom Wisdom (Astinos), Andrew Pleavin (Daxos), Andrew Tiernan (Ephialtes), Rodrigo Santoro (Jerjes)

Estreno en Perú: 29 de marzo de 2007

El cine hecho cómic o el cómic hecho película. Ya no resulta tan clara la diferencia en esta película, como en Sin City, que fue también arrancada de la imaginación postmoderna de Frank Miller. Como poniendo en práctica las posibilidades de interpretar las aventuras bidimensionales en el universo virtual que cada día se va perfeccionando aún más, esta película se convierte en un artefacto de posibilidades visuales más allá de los sencillos trucos de ilusión que se han practicado en el cine desde sus inicios. La historia de Leonidas y sus 300 espartanos enfrentando a una mancha humana en el paso de las Termópilas nos revela esa contradictoria involución cinematográfica en la que los despliegues colosales de la épica se pueden resolver en interiores. El cine de estudios parece regresar pero con nuevos artilugios, y los pasos de esta película como los de Leonidas se dirigen hacia un enfrentamiento con lo desconocido, las posibilidades expresivas y casi tangibles de esta máquina arrolladora como el mismo imperio persa transfigurado por la mano del celebrado artista norteamericano.

300

La odisea de los 300, sucedida durante la Segunda Guerra Médica, no podía resultarle indiferente al cine y en plena época de Spartacus con resonancias sociopolíticas, el director Rudolph Maté realizó The 300 Spartans. Se trataba de un intento no tan fastuoso pero que resultaba una efectiva dramatización del episodio (o de cómo ha llegado hasta nosotros). Es bajo el esquema argumental de esta cinta que Frank Miller desarrolla su particular imaginario en su graphic novel, la cual ahora recibe la anexión de una adaptación en la que sus desaforados combatientes y paisajes pueden ser representados a cabalidad. El universo hiperbólico de las fantasías legendarias ha encontrado desde The Lord of the Rings y Sin City su verdadero espacio de despegue y de ahí que la simbiosis entre el cine y la aventura de Miller se encuentre por encima de todas esas críticas alrededor de su inexactitud histórica (licencia que se toma, no una sino muchas veces). La batalla de las Termópilas en esta nueva versión es tan preciosista, alucinada, antirrealista en suma, como no puede ser la historia, solo la leyenda.

300 Leyenda a la que se inclina la película a pesar de que se tengan más exactitudes históricas al respecto que a otras representaciones de hechos espectaculares y majestuosos de la historia antigua. Pero nos encontramos en el terreno en el que las exactitudes pierden valor como corset del vuelo creativo y a ello se remiten también las adaptaciones de algún libro de fama. Los 300 espartanos pueden ser tan moldeables como los guerreros enfrentados en Troya. A partir de esta premisa el director Zack Snyder (Dawn of the Dead) realiza un filme que si busca fidelidad, es solo a su fuente directa por demás aprovechable. Es un espectáculo que le debe a su matriz la caricaturización y extrema estilización de cuantos elementos la conforman. Leonidas nos es presentado como el guerrero hecho para un solo propósito, el gesto y presencia que lo son todo en el universo de apariencias que habita, incluso con la amenaza exterior la cual también es una gigantesca apariencia a la cual puede darse el lujo de arrojar a punta de patadas en un hoyo sin fondo. Los actores son las únicas presencias autenticas y por ello igual de absorbidas por el imaginario fantástico que hasta hace lucir increíbles sus perfecciones físicas.

La caracterización de sus rivales no son la excepción y haciendo gala de algunas reglas de la caricatura lucen una deformidad incrementada por sus vicios internos. Efialtes, personaje clave para la gesta heroica de los espartanos, es un cúmulo de oscuras debilidades como lo era también el revejido Gollum de la saga de Tolkien. El exótico ejercito de oriente desfila con las galas más bizarras hasta la aparición de Jerjes, que luce como una versión sacrílega de Apolo en un reino de pasiones desatadas e infectas. Debilidades que en la mayor de las fantasmagorías contrastan con la virtud de los esforzados protagonistas. En ella todo tipo de complots, corrupción e idealismo se encuentran rotando en función al objetivo principal que es la reluciente exposición del combate. Es cierto que se deja extrañar la autenticidad de la épica tradicional, pero esos mecanismos del pasado ya no tendrían cabida en el universo de múltiples referencias y posibilidades del mundo hipertecnologizado de hoy. La arena, las muchedumbres, los cambios de clima y ahora hasta la sangre es representada en una dimensión ajena y el mérito de esta cinta es hacer de ella un todo identificable y sin costuras.

300El resultado es un filme híbrido. Muchos todavía no se atreverían a hablar de una nueva épica pero ya viene anunciada en cada espectacular secuencia de combate en este acantilado al borde de un mar de fantasía y recubierto por ese enjambre de flechas que, como en la exaltada tradición, sólo oscurecerían el combate de los griegos. Una película épica efectiva hasta en sus momentos más íntimos, aquellos que se suceden en los predios de la política tras los bastidores de la acción donde se transa y sacrifica tanto como en la vanguardia del ejército. Tinte político con el que se ha querido ungir este espectáculo en el que los temerarios occidentales hacen frente, hasta sus últimas fuerzas, a unos persas sometidos por la corrupción y desmedida ambición de unos cuantos líderes. Similitudes o no con las versiones noticiosas divulgadas por otros no menos ambiciosos y corrompidos líderes, no desmerecen este espectáculo. Una gesta heroica que, con todas las libertades que se toma esta versión, todavía sigue apasionando a la humanidad sea como fuera que haya sucedido.

» Lee más sobre 300

Artículo anterior
Magaly Solier presentó Madeinusa en San Juan de Lurigancho
Artículo siguiente
Ciclo de Scorsese en Ventana Indiscreta

23 comentarios

  1. Avatar
    3 de abril de 2007 at 4:29 — Responder

    Entretenida película épica, enmarcada en el Péplum, según la calificación del insigne Rafael de España en su excelente libro: «El Peplum. La antigüedad en el cine».
    No es un remake de «El león de Esparta», muy bonita película dirigida por Rudolph Maté en el año 1961, con Richard Egan de protagonista, sino del célebre y excelente cómic de Frank Miller.
    Y se nota, para bien y también para mal.
    Hay que dejar claro que, al menos en mi opinión, se pasa muy bien el rato pues contiene todo lo que de ella se podía y debía esperar: espectacularidad, violencia, heroísmo, amores, lealtades, amistades, traiciones, y también dosis de sadismo y crueldad.
    Todo ello lo maneja bastante bien Snyder, que ya nos había deslumbrado en su anterior trabajo «El amanecer de los muertos», película ya de culto entre los amantes del cine de terror.
    Aquí, en «300», la narrativa no tiene, como se podía esperar, tanta importancia como el trabajo visual.

    Este aspecto, su cuidada y esmerada escenografía, es de vital importancia, pues todo se supedita a ella.
    La fotografía, de diferentes tonalidades según sean los acontecimientos y horas en las que suceden los acontecimientos, el sincopado montaje y la dirección artística, quieren y creo que lo consiguen en gran manera, ser fieles a su original, a la obra de Miller.
    Y es ahí donde, quizás, esté el único punto negativo del filme, que no se aparta casi nada del cómic, por lo que pierde algo de frescura y, sobre todo, originalidad e imaginación.
    Creo que se debería, al menor intentarlo, crear algo nuevo que fuera estrictamente cinematográfico y que poco tuviera que ver con el mundo de las viñetas, por muy atractivo que este fuera.
    Pero dejando esto aparte, la cinta se degusta con placer, siempre que gusten las historias épicas llenas de sangre, sudor y lágrimas.
    Se toma su tiempo hasta llegar a la batalla de Las Termópilas y los personajes creo que están bien desarrollados, aunque ciertos aspectos históricos brillen por su ausencia, cuando no resulten extraños y hasta poco creíbles. Como que el personaje de Dillios diga a sus compatriotas al final de la película que ha pasado un año (eso creí entender) desde la famosa batalla de

    los 300 y ahora se volverán a ver las caras con el numerosísimo ejército persa. Bien, de acuerdo, pero…¿qué ha hecho desde entonces ese ejército? ¿dónde ha estado metido? ¿Se han quedado cruzado de brazos esperando que los ejércitos griegos se recompongan?. No sé, algo no me cuadra.
    En cuanto a la música y las escenas en las que la vida familiar es lo principal, se nota muchísimo la influencia de «Gladiator». Tanto que creo que es casi casi un plagio.
    Pero bueno, yo lo pasé francamente bien, aunque no me sorprendiera absolutamente nada y la viera con total tranquilidad y quietud.

  2. Avatar
    manuel eyzaguirre
    3 de abril de 2007 at 7:41 — Responder

    Estoy seguro que 300 junto a Sin City serán consideradas películas de culto en algunos años. BMuy buenas películas que pueden ser disfrutadas al máximo por quiénes nunca hemos visto un cómic de Miller anteriormente. Y por lo que sé están contentos hasta los fans del cómic.

  3. Avatar
    manuel eyzaguirre
    3 de abril de 2007 at 7:43 — Responder

    Otra cosa, el final de 300 es muy parecido al de V de Vendetta en cuanto a la ideología que se quiere impregnar al pueblo.

  4. Avatar
    Carla Chung
    3 de abril de 2007 at 22:38 — Responder

    ¡Excelente!¡Espectacular!

  5. Avatar
    4 de abril de 2007 at 11:55 — Responder

    Una de las razones por la que no salí satisfecho de la sala de cine es porque en 300 se abusa de las clásicas americanadas, como «hombres libres contra el tirano», «que haría un hombre libre», «una era de libertad», o expresiones como «let me guess» y tantas de esas cosas, da la impresión de que es una película hecha para los soldaditos americanos que ya tiraron la toalla, además, el personaje de Leonidas no tiene personalidad definida, se pasea entre el bueno gracioso bonachón y buen rey, y el guerrero valiente brutal y violento. En cada escena se muestra a una de estas 2 personalidades, no es que sea la reacción a cada situación, simplemente son 2 personajes diferentes que no lo logran mantener en un mismo cuerpo

  6. Avatar
    5 de abril de 2007 at 7:11 — Responder

    Joel tiene algo de razon. Ademas creo que a veces en cuanto a a dialogos y trama se quedaba vacia o medio cojeando. Pero eso si, visualmente es una maravilla.

  7. Avatar
    Juanjo
    5 de abril de 2007 at 10:56 — Responder

    Resulta interesante y entretenida, pues no descuida su historia como lo hacen muchos por los efectos visuales. Rescatar la impecable musica, el vestuario, y el maquillaje.

  8. Avatar
    MARTIN MARQUEZ
    5 de abril de 2007 at 17:10 — Responder

    VI LA PELI AYER MIERCOLES POR LA NOCHE , EN UVK LARCOMAR , LA PELI ESTA DE LA PUTA MARE , EL SONIDO ES ALUCINANTE , LA MUSICA DE FONDO MISMO LORD OF THE RINGS , LA SANGRE BROTA A BORBOTONES, DECAPITACIONES , ES UNA PELI EPICA MALDI , Y LA ESCENA DONDE LEONIDAS COPULA CON SU ESPOSA , QUE ESTA BUENA LA TIA , LE DA BIEN RICO , MMMMMMMMMMMM , SE LAS RECOMIENDO BROTHERS , VEANLA , NO SE ARREPENTIRAN , ESTE AÑO HABRA BUENAS PELIS , LA TAN ESPERADA SPIDERMAN 3 , HARRY POTTER Y LA ORDEN DEL FENIX , HANNIBAL RISING , ETC , AL CINE CARAJO ¡¡¡

  9. Avatar
    5 de abril de 2007 at 20:34 — Responder

    Le recomiendo a todos uds que opian de la pelicula que vayan mas alla, consigan los libros de Herodoto o al menos el referente a las guerras medicas, donde se narran todos los acontecimentos personajes y hasta dialogos de una manera menos hipermonstruosa [epliates y los deformes inmortales], pero con todos los elementos que podemos ver en 300, por aqui le responde aquel brother que no sabe que hizo el ejercito de Jerjes en 1 año…

    weno, marcha a athenas luego de vencer en thermopilas, arrasa athenas, la gente es evacuada en barcos a Salamina, alli esta Temosticles[aqui en la version de Miller lo obvian, pero en The 300 spartans lo podemos ver], el es el lider del ejercito de liga Panhelenica y quiere pelear en el estrecho de Salamina donde los numerosos barcos de Jerjes no puedan maniobrar, envia un supuesto traidor a decirle que los grigos temen y se estan retirando, Jerjes cae en la trampa, en Salamina en una de las batallas mas feroces que Grecia vi, el genio de Temosticles vence a Jerjes,200 barcos persas son hundidos frente a solo 40 griegos, miles de persas mueren, Jerjes se retira a Persia casi huyendo pero deja un contingente en grecia para reorganizarse y volver a atacar una vez acabe el invierno, y reanudar el ataque en la primavera, cuando se realiza la batalla final en Platea, ha pasado un año, si quieren leer mas busquen en la red o adquieran el libro, los griegos ganan, los persas se retiran derrotados, Athenas surge de las ruinas que dejaron los persas, como la gran ciudad estado que hoy conocemos.

    Pd. Herdoto nos habal de mas de 2 millones de persas invadiendo grecia, de lal lluvia de flechas que tapa el sol, de los 300 espartanos resistiendo 3 dias, de las sociedad espartana, de los inmortales de los dialogos ejemplo «espartanos depongan su armas! – Persas vengan por ellas!», «las mujeres espartanas somos las unicas que traemos verdaderos hombres al mundo»,» ven sobre tu escudo o con el» etc, en los creditos de guion de 300 deberia aparecer Herodoto…

  10. Avatar
    DANIEL
    8 de abril de 2007 at 15:17 — Responder

    Es la mejor pelicula epica que he visto en mi vida, su ritmo no decae en ningun momento, lo mejor de la pelicula es la traslacion que hace del comic al cine, con sin city y 300 ha nacido una nueva vision del cine moderno.

  11. Avatar
    Angel Navarro
    9 de abril de 2007 at 9:36 — Responder

    muy buena visualmente… la historia tenía para más pero al parecer los guinistas enfocaron todo la película en guiones pobres y sólo de arenga para la guerra… las actuaciones fueron buenas, perdo pudieron ser mejores. Creo que Santoro es el que mejor interpreta su papel y lo hace convincente. Después de Sin City creo que dejó la «vara muy alto» y 300 no sobrepasó la calidad de la primera… tal vez con otros directores hubiese sido mejor. Pero es una gran apuesta a las películas históricas que, paricularmente, son las mejores fuentes de libretos futuros.

  12. Avatar
    José
    9 de abril de 2007 at 16:07 — Responder

    Es impresionante como se puede hablar tanto de una película tan intrascendente como 300, con sus hombres desnudos (sin alma) librando una batalla contra el supervillano afeminado (sin alma). 1500 cortes bañados en post que no dicen nada, una gesta heróicamente ridícula. Lástima por los pulgares arriba.

  13. Avatar
    Ismael
    9 de abril de 2007 at 21:43 — Responder

    Hola José, no estoy de acuerdo con tu comentario.

    Lástima que creas que puedes decir que los comentarios anteriores «no dicen nada» sin hacer el menor esfuerzo para demostrarlo. Dos pulgares abajo para tí.

    Los que han leído la historieta saben que la película amplía bastante el papel de la reina espartana Gorgo, con dos objetivos: crear un personaje femenino fuerte, que sea una contraparte justa de su esposo y atraiga a las espectadoras; y volver menos duro y más accesible al rey Leónidas. También se definen mejor las personalidades de algunos de los soldados espartanos, para que no se vean todos igual y para que toda la acción no recaiga sólo en el protagonista.

    Detalles como estos permiten que más gente se identifique con la historia, haciendo a la película más atractiva.

    Creo que vale la pena mencionar además el buen trabajo del actor que encarna a Dilios (el tuerto), como el narrador de la historia. Recuerdo en particular el momento en que el joven Leónidas regresa luego de matar al «lobo», el narrador de verdad sabe captar la emoción del momento. No es igual de bueno en su último diálogo (cuando está en Platea), porque alza mucho la voz y la escena es demasiado larga.

    Para no extenderme mucho, «300» me parece una buena película, porque es sincera en su entusiamo por las escenas de acción pero no las toma a la ligera, y porque no tiene temor de ser parcial y contar la historia desde un único punto de vista, sin volverse aburrida ni melodramática.

  14. Avatar
    José
    10 de abril de 2007 at 8:30 — Responder

    No me «pulgarees» pues. Todo lo que tu has mencionado tiene validez para tu apreciación de la película. En mi caso, esas acciones que mencionas son casi intrascendentes, pues están tratadas de manera tan superficial y forzada que no contribuyen a la historia.

    Insisto, 300 es una batalla lúbrica entre hombres primarios y sus contrarios. Y el claro objetivo de la pelìcula es brindar un caramelo para el ojo y un buen rato, e inclusive creo que los mèritos de la pelìcula fallan en ese sentido, yo personalmente me aburrì a muerte. ¿Que hay de rescatable en personificar individuos històricos, si tu representaciòn los despoja de toda complejidad humana y los regresa a ser personajes planos, sin vida?.

    De nuevo, quizà no me explayè lo suficiente, pero pienso que no hay mucho que decir de la pelìcula. Es un taquillazo, sin duda, y saciarà la sed de violencia y efectos visuales de muchos, todo ello con el disfraz de ser la «nueva pelìcula èpica». Yo no me como ese chancay.

  15. Avatar
    omar quezada
    11 de abril de 2007 at 18:53 — Responder

    Para ser una película épica no me emocionó mucho, y creo que ese requisito es indispensable en un film de este tipo. Personajes planos, sin ninguna complejidad en su desarrollo. Guión pobre, con frases fofas y clichés mal usados. Y, ojo, que los lugares comunes son indispensables en estas películas, sólo que acá no se saben distribuir (nótese el pobre texto que tiene que decir la esposa de Leónidas en el ágora, parlamento, no recuerdo bien el nombre, para enviar refuerzos a su esposo).
    En fin, la foto es ALUCINANTE, lo que confirma al cine digital como una mirada distinta al cine tal y como se concibe hasta hoy.
    Y lo mejor de la película, claro está, es la primera batalla, es una escena equiparable a las mejores de cine de guerra.

  16. Avatar
    Ariel Batres V.
    12 de abril de 2007 at 7:11 — Responder

    En mi opinión es una excelente película épica. Si de la “Anabasis” escrita por Jenofonte, donde narra la retirada de sus diez mil soldados griegos de Persia no tenemos más información, igual sucede con la batalla de las Termópilas, nombre que en la película no aparece sino cambiado por las “Puertas Calientes”. Empero, gustos aparte, estimo que la misma es recomendable para un cine foro donde un buen profesor de historia indique a los alumnos el significado esencial de la batalla de las Termópilas, para entender por qué al final Dilios narre que un año después de desquitaron en la batalla de Petra. No es que no hubieran hecho nada, sencillamente se prepararon para vengar la muerte de los 300, cuando el Consejo de Esparta entendió que debía mandar al ejército a la guerra.

    Las discusiones en el Consejo acerca de que Leonidas había ido a la guerra sin consultar y obtener el permiso correspondiente, nos reflejan las luchas intestinas simbolizadas entre el poder político – Theron- y el militar -Leonidas-. Éste último no obtuvo el apoyo solicitado y por ello sucumbió. Casi igual le sucedió a Anibal en su lucha contra los romanos; después de atravesar los Alpes y llegar a Roma, se vio abandonado por los propios cartagineses en su patria -quienes no le enviaron la ayuda requerida y obligaron a su hermano a quedarse en Hispania -España-. Después el colapso: Cartago fue arrasada por los romanos y todo por los intereses mezquinos de los políticos.

    A mi juicio, excelente película. Quienes critican el exceso de sangre en la misma deben pensar que se trata de mostrar la guerra -en qué guerra no hay sangre-, así como las tácticas militares de los espartanos contra los Inmortales de Persia. Lástima que la figura de Jerjes se desnaturaliza, presentándolo como un individuo endeble y engreído; que se creía un dios si es cierto, pero que actuara como lo pintan en la película sí es un anacronismo histórico.

  17. Avatar
    Anónimo
    13 de abril de 2007 at 14:01 — Responder

    si pues, hay muchas cosas ke no parecen adecuadas, los dialogos parecen actuales, las actitudes sarcasticas tipicas de los americanos, por momentos te descuadran, pienso ke debe ser porke no esta basado en un libro de historia, esta basado en el comic, no es una pelicula epica clasica, es komo una «fantasia»…
    tambien, mucho: «libertad!»»a luchar por nuestro pais!», fastidio un pokito, pero es chvre

  18. Avatar
    Antoine
    17 de abril de 2007 at 14:00 — Responder

    300 no me parece «la película» como muchos la han catalogado, simplemente es cumplidora, una más de la fabrica gringa. Visualmente es llamativa, por esta nueva tendencia a lo comic, a lo irreal. Las peleas son entretenidas, bien coreografiadas. Pero ahí nomás, narrativamente y actoralmente son pobres. Pueda ser que en el comic funcione la narración (particularmente no lo sé, porq nunca lo he visto) pero en la película no. Tanto la pela como el comic se basan (se refugian por no decir se copian) de una trama creada por la historia, la cual sí es buena e interesante, pero sino tuvieran esa base de hecho que la pelicula no funcionaba para nada. La trama creada por la historia es facil y funciona es como ver al coyote Willy cayéndose al barranco por tratar de atrapar al correcaminos, siempre va funcionar.
    La pregunta es ¿que queremos ser? consumidores de efectismos o de contenido.

    Ya era hora de que las peliculas usen los recursos de lo irreal irreal pero de nada sirve si no hay un contenido atrás.

  19. Avatar
    Ariel Batres V.
    17 de abril de 2007 at 15:18 — Responder

    Estoy de acuerdo con Antoine respecto a que a la película le falta contenido, no obstante que utiliza algunos aspectos de la historia referente a la defensa del Paso de las Termópilas, efectuada por los espartanos frente a los persas, además de que recuerdan la típica expresión de las espartanas cuando despedían a sus esposos guerreros: «Vuelve con tu escudo o sobre de él», la cual debería ser aplicada como una sentencia antes de emprender muchas de nuestras acciones.

    No obstante, mi hija de 14 años se interesó en el contenido con tan sólo ver el «trailer» y algunas entrevistas exhibidas por un canal de televisión, lo cual para mí ya es un avance: motivar a los jóvenes a que estudien la historia; después ellos -y nosotros también- sacarán sus conclusiones acerca de si la película describe bien la historia o bien utiliza ésta sólo como un recurso.

  20. Avatar
    21 de abril de 2007 at 22:12 — Responder

    estuvo buenaza ; admirable ;como ninguna

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos


COMPARTIR

300 (2007)