“Escape a la victoria” y las trampas de la información

Escape la victoria

Hace unas semanas leí en un diario la noticia de la elección de Escape a la victoria, de John Huston, como el mejor filme sobre fútbol de la historia, “por amplia mayoría”, tras consulta a prestigiosos directores, guionistas y periodistas especializados. Hice un texto y ya estábamos a punto de publicarlo con Lucho.

Pero buscando el sitio web donde se realizó tan frondoso sufragio, descubrimos que el filme de Huston fue votado entre no más de once personalidades de la crítica italiana que generaron veintitrés votos en total, y obtuvo cinco votos, ganando por la mínima diferencia a Fiebre a 90º, el desconocido producto del más ignoto aún David Evans. En tercer lugar quedaron empatados con dos votos, una obra notable, Mi nombre es Joe, del británico Ken Loach, Garrincha, la alegría del pueblo, de Joaquim Pedro de Andrade ?que pudo ver Rodrigo Portales en la cancha del noveno BAFICI? y la cinta Excepcional verdaderamente, dirigida por un tal Carlo Vanzina. Como vemos, la agencia italiana ANSA agregó al dato la solemnidad y falsedad de una votación de apariencia continental.

Escape a la victoria, que recientemente consideré una de las cintas más bajas del gran Huston, llegaba a entretener algo, pero nada más, asumida como encargo y hecha con piloto automático por el artista de El tesoro de Sierra Madre, El hombre que sería rey y Los muertos, por citar sólo tres obras maestras de su larga filmografía. Era curioso ver a Pelé y otros grandes futbolistas al lado de Michael Caine y Max Von Sydow, y casi morboso encontrar ahí también al inefable Stallone. Y ahí está ahora, erigida como “la mejor película futbolística de la historia”, en medio de las trampas de la prensa, las agencias cablegráficas y el ciberespacio.

Artículo anterior
Una breve historia de los EE.UU.
Artículo siguiente
Avant Premiere de “Sophie Scholl: los últimos días”

6 comentarios

  1. email
    19 de abril de 2007 at 10:58 — Responder

    Ese “desconocido” Fiebre a 90º, es nada menos que la muy conocida cinta inglesa de la muy celebre novela inglesa de Nick Hornby, FEVER PITCH, a informarse mas muchachos….

  2. 7 de noviembre de 2007 at 14:48 — Responder

    A mi me parece muy buena la pelicula y no tiene nada que ver la eleccion de futbolistas con actores…
    se ne cesitaban ,obviamente el complemento de ambos para el film.
    no me parece malo que estubiera stallone ya que,era en esa epoca uno de los que surgia como los mas populares y que serian de los grandes heroes de accion de los 80 y principios de los 90,aunque no me gusta mucho como actor y ya se le paso el cuarto de hora.
    en cuanto a las demas peliculas no lo se si estan buenas porque no las he visto.
    saludos.

  3. Douglas Rubio
    30 de diciembre de 2007 at 20:58 — Responder

    Apenas y pude ver ese tal Fever Pitch (hay una horrenda versión hollywodense de los Farrely, con Drew Barrymore) Gol 1, y la mexicana El Chanfle. Solo sobre fútbol. Sin embargo, creo que le hacen mala fama a Victory, de Huston. Gol , a pesar de toda la tecnología que le pudieron meter a la cancha de fútbol, no se asoma ni un momento al pequeño drama épico de Huston. Es cierto, Huston hizo verdaderas películas en su carrera, y capaz hasta hizo por encargo y con automático Victory, pero personalmente, el partido de futbol con el que se cierra la película, es realmente espléndido. Y todo esto tiene además un motivo principal: Bill Conti. Sí, el mismo compositor de la canción principal de Rocky. Escuchar los dramáticos violines en plena tensión del juego, hace que uno, sencillamente, se muerda las uñas. Y la maravillosa escena del gol de chalaca de Pelé: la repeticion en la mente de Von Sydow, una y otra vez. Gol. Es una celebración, sencilla, pero efectivo homenaje a lo que representa verdaderamente el amor a un deporte. La escena en la cual todos piensan en defender el honor o huir, se resuelve finalmente en su retorno a la cancha. Nada mal, para un fin de semana. NO tiene ni punto de comparacion con el partido final de Gol 1, realmente aburrida, pesada. Me quedo con John Huston.

  4. Gabriel Quispe
    30 de diciembre de 2007 at 21:57 — Responder

    Claro, ciertamente un Huston disminuido, así como cualquier maestro de esa categoría, todavía puede brindar momentos memorables y ser muy superior al producto rutinario de un director promedio.
    Habría que recordar nomás que Huston hizo su última entrega, la notable The Dead, en silla de ruedas y con sonda, al borde de la muerte, la cual ocurrió meses después de terminar la cinta.
    Gabriel

  5. 15 de marzo de 2008 at 12:10 — Responder

    […] la película Escape a la victoria se habrá inspirado en la historia que contaremos a continuación. Claro que el film de John […]

  6. […] esto con ocasión del estreno de Gol 2, otra cinta de fútbol, que probablemente siga alargando la lista de filmes que no le hacen honor al deporte rey. Este y otros temas en el programa de Ricardo Bedoya, hoy a […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

“Escape a la victoria” y las trampas de la información