Acabo de ver Funny Games, aquella cinta del austríaco Michael Haneke de la que tanto había escuchado hablar. Para comprenderla en toda su dimensión, luego del golpazo que significa su visionado, decidí buscar la palabra del propio director. Recomiendo que vean esta entrevista -solo si ya vieron la película-, ahí Haneke explica sus intenciones al mostrar ciertos temas en su filme: la violencia en los medios, en el cine en particular, y la complicidad del espectador, de nosotros.

Trivia: En Funny Games aparece el recientemente fallecido actor alemán Ulrich Mühe, a quien podemos ver en La vida de los otros.