Hasta hace algunos años solía decir que los westerns no me atraían, había visto muy pocos y seguramente no los más representativos. Ha sido recientemente, revisando la filmografía de Clint Eastwood, entre otros, que mi interés por este género, tan enraizado en la cultura norteamericana, recién ha despertado. Es así que cualquier recomendación por ver algún clásico del viejo oeste es bienvenida.

Este fin de semana le tocó a The Wild Bunch, o La pandilla salvaje, aquel mítico filme de Sam Peckinpah del cual tanto escuché hablar, y cuya secuencia final ya había visto repetidas veces. Pero tenía que verlo de inicio a fin. El inicio con unos créditos de presentación que ya transmitían mucha fuerza, y la famosa secuencia final que arranca con la inolvidable “Last Walk” o “The Walk Thing”. Sonará a cliché pero hay que decirlo, ya no se hacen películas como esta.

Para los que quieran conocer más sobre la filmación de esta película clave en la historia del cine, pueden ver el documental The Wild Bunch: An Album in Montage, 34 minutos para disfrutar. Parte 1, Parte 2 y Parte 3: