IDFA 2007: Primeras impresiones

Carlos Cárdenas ha sido siempre un amigo cercano de Cinencuentro, conoce al grupo casi desde su formación y cuando decidimos establecer una alianza con TV Cultura no dudó en apostar por el desarrollo del blog. Pero Carlos es también documentalista de larga data, desde las épocas ochenteras de Cespac cuando varias carreras se forjaron y se alimentó el sueño de la comunicación alternativa. Ahora Carlos se encuentra en Ámsterdam asistiendo al IDFA para trabajar la postproducción del documental Lucanamarca, que codirige junto con Héctor Gálvez. Asi es que aprovechando la ocasión tendremos el reporte de primera mano de lo que sucede en el festival que es la meca de los documentalistas. Aquí Carlos Cárdenas, el blogger.

IDFA Talk show 1

Llegué al IDFA asustado. Me habían hablado demasiado bien del Festival Internacional de Cine Documental de Ámsterdam y temí encontrarme con una maquinaria trabajando muy fuerte y haciendo más ruido que el propio festival. Y la verdad que había motivos para pensarlo.

Revisando los números, uno se puede dar cuenta del enorme trabajo que hay detrás y del verdadero significado de este gran acontecimiento cultural: 50 países participando en total —solo para el premio Joris Ivens se presentaron 2,600 candidaturas; 75 películas en competencia, todas de estreno: 63 lanzamientos mundiales absolutos, 42 internacionales y 50 europeos.

En el Festival se reparten 8 premios en total, que aparte de las estatuillas y diplomas, otorgan un acumulado de €30,000. Esto puede parecer no mucho dinero, pero las verdaderas ganancias se producen en el FORUM que a lo largo de los años se ha convertido en el más importante punto de encuentro de los profesionales que trabajan en el sector documental en el mundo. Como resultado de esto, nueve de cada diez proyectos seleccionados para un Pitch obtienen financiamiento adicional.

Pero tal vez los números más sorprendentes son los que arroja el presupuesto anual que manejan: tres millones de euros y sigue en aumento. A partir del próximo año piensan recaudar 4 millones, y los organizadores están tan confiados, que algunos dicen que hasta podrían quebrar sus marcas. Pero lo más increíble de todo esto es que el aporte público es menos de la cuarta parte del total, apenas 700 mil euros. El resto, de empresas que ven al cine y a los documentales como un negocio floreciente en el que quieren participar.

Las comparaciones surgen de inmediato, la exigencia por un mayor aporte estatal se parece a la peruana —y claro que hay un estado que apoya— pero en este caso la empresa privada se lo lleva de encuentro.

Y todo esto se da en una ciudad que combina una actividad económica febril con el proverbial y reconocido relajo de sus habitantes, quienes consumen cultura como quien come chocolates, permitiéndoles, de paso, devorarse el monstruo del festival sin los malestares de un atracón.

Muchas fotos del festival en nuestra galería de Flickr »

Artículo anterior
Augusto Tamayo cierra su trilogía con "La vigilia"
Artículo siguiente
La mujer de mis pesadillas: así celebró UIP El Día del Cine

1 comentario

  1. […] en el BARS y en San Luis con Juan Daniel, en el Fenaco en Cusco, en Huelva con Blanca, y en el IDFA en Ámsterdam con […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos


COMPARTIR

IDFA 2007: Primeras impresiones