Compartir no es lo mismo que robar

Las grandes transnacionales del entretenimiento nos obligan a ver machaconamente antes de muchas películas sus propagandas donde copiar o compartir música y filmes es equiparable a robar una cartera, forzar un auto, o atracar tiendas. La comparación no puede ser más lamentable, pues los productos físicos no tienen por donde comparárseles a los intangibles, conjuntos de bytes, que además son bienes culturales. Estas propagandas son una estratagema que no busca proteger los intereses de los artistas o creadores, sino las gruesas ganancias de estas compañías que prácticamente terminan sindicando a los consumidores como presuntos y probables criminales.

¿Es esa la forma de tratar a un cliente? Parece que sí. Aun más, las majors han avanzado en el ámbito legal en muchos países, promoviendo, a través de lobbies, leyes en las que las redes P2P y el hecho de compartir información son ilegales. Estas leyes se han basado en información estadística inexacta, que la propia MPAA (Motion Picture Association of America) ha tenido que reconocer como errónea y distorsionada. Ante ello, el Partido Verde, que cuenta con un 10% de apoyo de los votantes europeos, ha lanzado esta campaña para luchar contra la desinformación. Diciéndolo de manera sencilla, como en la web de esta iniciativa: “compartir información es expandir la cultura, no matarla”. Ellos han elaborado un video. La diferencia es que puedemos elegir verlo o no, este es:

Por supuesto, también puedes bajar este video del Torrent.

(Vía El blog de Enrique Dans)

Artículo anterior
Nominados al 56° Premios "Cóndor de Plata" de Argentina
Artículo siguiente
Nikita Mikhalkov vuelve a los Oscar con 12

19 comentarios

  1. Ana
    23 de enero de 2008 at 9:03 — Responder

    Perdón….”compartir”….”bienes culturales”…¡Por favor! el hecho que a nosotros nos agrade y convenga copiar y bajar musica y peliculas no quiere decir que esto no constituya una transgreción a las leyes. El tema es amplio pero tampoco nos vayamos por la tangente. Es lindo y hasta normal encontrar justificación a lo que hacemos, pero y, ojo que yo también lo hago, eso no quiere decir que no sea ilegal ver peliculas antes que se estrenen o bajar musica ahorrando buenos billetes al comprar un producto sea ilegal donde esta tres soles o legal que esta por los 12 o 20 soles.
    Debemos tomar las cosas con calma. A muchos con talento que no encontrabamos posibilidad de hacer lo que nos gusta, por razones obvias, encontramos en internet la posibilidad de intentar hacer algo que antes sin la tecnologia moderna en la vida podriamos hacer. Igual gracias a la copia hoy vemos peliculas que en la vida estrenaran en nuestro medio y encima antes que muchos. Pero eso no quiere decir que se falte a una norma. Porque todo tiene su lado legal. Por ejemplo si tomas una foto curiosa y maravillosa y lo colocas en tu blog sin el logo de tu web y mañana o pasado viene otro con tal desparpajo que baja la misma foto y encima tiene la conciencia de poner su nombre ¡te amargarías o no? peor si por esa foto, uno nunca sabe, el sale ganando en todos los sentidos más que tú. No daría cólera, pero ¿donde nos quejamos? si nos van a decir que porque está en internet es “patrimonio cultural” o que se puede “compartir”…Así ejemplos los hay muchos..Ahora bien tienen razón yo también zapateo cuando veo esos comerciales en el cine pero tambien hago un mea culpa porque soy adicto a las peliculas o bajo musica por la red…pero hay que estar conciente que pese a todo es ilegal y debemos respetar los derechos de autor correspondiente..Pienso que escudarnos en eso..es simplemente alejarnos de una verdad tan clara como el agua..Las transnacionales no pierden y hasta exageran pero estan en su derecho ademas yo creo que nadie hace caso a los avisos que se pasan, porque asi somos, El tema es contradictorio, ya me imagino lo que diran algunos, pero es mi sentir..

  2. 23 de enero de 2008 at 11:00 — Responder

    Dices y repites “ilegal”. Será pues que esas leyes ya no se ajustan a la realidad, son más bien absurdas y hasta ridículas. Es tiempo de revisarlas y adecuarlas a los nuevos tiempos, en vez de sentirse culpable por “transgredirlas”.

  3. Vicky
    23 de enero de 2008 at 11:20 — Responder

    No estoy de acuerdo contigo, Laslo. Sintiéndote culpable, no arreglas nada, sino pagando lo que hay que pagar: eso es lo que exigiría el dueño de lo robado. Acá viene la pregunta clave: ¿quién es el dueño real? Al respecto, hay algo que olvida el autor de la nota, que no sé si eres tú. ¿Qué pasaría si en vez de favorecer a las majors, esas ganancias favorecieran de verdad a los autores? ¿Por qué están haciendo huelga los guionistas norteamericanos? ¿No es justamente para que esas ganancias vayan a los verdaderos creadores y no sólo a los empresarios? No creo que alguien sea menos ladrón dependiendo de a quién robe. Un Robin Hood virtual no me simpatiza nada. Si me responden que sea con argumentos, no con insultos.

  4. 23 de enero de 2008 at 13:40 — Responder

    Vicky, no soy el autor de la nota. Y no me siento culpable, tan solo me refería a lo que decía Ana: “pero tambien hago un mea culpa porque soy adicto a las peliculas o bajo musica por la red”.

    Descargar una película no es robar, y por lo tanto no hay nada que pagar. Otro tema es el del autor real de una obra cultural. El mismo video lo dice al final, y es una posición que comparto: “Support artists, not multinationals”. Sobretodo si son estas transnacionales las que contruyen un sistema de distribucion online para vender sus productos, con restricciones absurdas, obteniendo ganancias que finalmente no serán retribuidas a los verdaderos creadores.

  5. Ana
    23 de enero de 2008 at 14:00 — Responder

    Un mea culpa es una autocritica a lo que uno realiza, ¿como se llama entonces el subir musica sin permiso? Ahora bien nadie afirma que hay que pagar por algo que realizan millones en el mundo entero, pero sí; ser concientes que es una trangresión a una ley que no se respeta ni se respetara. Lo que no comparto es los criterios que se tienen para encontrar excusas a lo que uno realiza..Eso me parece que está fuera de foco. No voy a dar mas ejemplo porque sería redundante, pero sin necesidad de sentirse culpable, aquí caben dos posiciones es legal o ilegal, no hay termino medio y lo demás es encontrar palabras o conceptos rebuscados al mejor estido juridico para decir que no está mal, no robamos ni pirateamos porque “todo se comparte”…

  6. 23 de enero de 2008 at 14:15 — Responder

    Por una parte es Publicidad vs Pirateria, es decir, sin publicidad, seria poca la ganancia de esas empresas, comparado con la ganancia q obtienen incluso con la pirateria/intertet/p2p. o acaso ellos nos pagan por todo lo que exponen execivamente en los medios.. es decir quien define quien es el dueño de todo lo demás.

    Por otro lado, es mas facil compartir lo que no te costo hacerlo. Y en el caso de datos o informacion, es aún mas facil alterar algo y ponerle tu nombre, que realmente trabajar en ello por ti mismo, eso Si es robar.

    En resumen las reglas ya han cambiado sin remedio.. estabamos acostumbrados a una ley que parecia justa, y ahora no lo es tanto, ni es aplicable correctamente. Una cosa es la autoria, y otra cosa es tener derechos derivados sobre ello, como ganancias economicas a traves de metodos especificos de comercializacion. Me refiero a las grandes empresas.
    Los autores en sí, si necesitan soporte, es un hecho.

  7. MICHAEL
    23 de enero de 2008 at 15:15 — Responder

    PAGAR 10$ A 20$ COMO ES EL VALOR REAL POR UN DISCO O UN DVD NO ES NUESTRA REALIDAD, TALVES CONBERTIRLO EN SOLES SERIA MAS EQUITATIVO, SI PUDIERAN ADAPTAR LOS PRECIOS A MEDIDA DE LA CAPACIDAD PERCAPITA DE CADA PAIS SERIA BUSCAR LO JUSTO Y EN VES DE COMPRAR PELAS A 3 SOLES EN WILSSON O BAJARLOS POR BIT TORRENT TALVES ESTEMOS COMPRANDO PELAS Y CDS ORIGINALES, A UN PRECIO RAZONABLE, ELLOS GASTAN 20$ POR UN DVD POR QUE ES SU REALIDAD MONETARIA, TIENEN PARA COMPRAR A ESE PRECIO, SIN EMBARGO AQUI NO ES NUESTRA REALIDAD, NO GANAMOS TANTO POR LO TANTO NO SE PUEDE PAGAR TANTO. SI QUIEREN JUSTICIA PUES PRECIOS JUSTOS.

  8. Antolín Prieto
    23 de enero de 2008 at 18:14 — Responder

    Este tema es bastante complejo, y se puede abordar desde varios puntos de vista. Pero, creo que las campañas de las Majors son básicamente reacciones equivocados a la obsolescencia de sus modos de producción y distribución, que en vez de buscar nuevas formas, tratan de prolongarlas con esa campaña insultante para los consumidores y leyes que han nacido de datos erróneos. “Miedo al cambio”, le llaman.

    El poder ha cambiado de manos con la democratización del acceso al internet y la distribución. Lo que antes se concentraba en manos de las grandes empresas, ahora pertenece a la gente y los artistas. Ahí están las iniciativas de Radiohead o las redes P2P. Claro, en medio de estos cambios, hay que darle lo justo a quien le corresponda, a los creadores. Mientras se buscan estos caminos (pongamos de ejemplo la experiencia de Four eyed monster en youtube) habrá descontentos, sí. Lo que no debemos permitir es un trato de “ladrones” de ninguna empresa.

  9. Ricardo
    23 de enero de 2008 at 18:53 — Responder

    Yo le preguntaria a Ana y a Vicky: ¿quiénes son los que se llevan el pedazo más grande de la torta? ¿serán acaso las corporaciones o los artistas? ¿les parece correcto que se ande demonizando al público con los spots de la campaña antipirateria, campaña que para más añadidura se sustenta en cifras infladas y tergiversadas, es decir en mentiras, como denuncia este artículo?

  10. Vicky
    23 de enero de 2008 at 19:27 — Responder

    Se los voy a poner de otra manera. Si las ganancias fueran para los creadores, ¿ustedes dejarían de “compartir”? (Es curioso pero el que debería compartir es el dueño, no terceros). ¿Dejarían de hacerlo en ese caso?

  11. 23 de enero de 2008 at 20:26 — Responder

    Si las ganancias fueran para los creadores, pienso que compartir no seria un problema.
    Si es el creador el que no quiere compartir(radios,tv,etc), tampoco obtendrá ganancias.
    Si el creador quiere ganancias, pero no quiere compartir, entonces no deberia ser creador sino comerciante.
    En otras palabras, no se puede obligar a la gente a comprar algo, y por lo que he visto, hay suficientes compradores, el problema es la industria en si, la misma q se queja.

    Antes de la radio, tv, internet y telecomunicaciones en general, los artistas estaban en una posicion completamente distinta. Luego la tecnologia les dió un beneficio enorme, y enormes ganancias, pero es la misma tecnologia la que ahora prohibe.

    Q tal por ejemplo que cada cantante vendiera su musica en vivo, casa por casa.. ? sin beneficio tecnologico.
    Q tal si solo compraras una cancion, la mejor, luego divides el precio entre las 10 canciones restantes.

    ejemplos subjetivos:
    Compras ropa sin verla, y luego te la pruebas.
    Pagas la entrada para ver una pelicula q no sabes si es buena, y luego la ves.

    Si puedes comprarlo, hazlo, suele ser lo mejor, y mejor aún sabiendo que es lo que estas comprando.

    quien es el dueño de la internet(informacion) = todos
    cuanto cobramos = nada

    el problema esta cuando la gente trata de hacer dinero con el trabajo de otros, como lo es la pirateria y estas empresas RIAA, etc., q todo lo ven dinero, eso si es malo.

    .

  12. Antolín Prieto
    23 de enero de 2008 at 20:44 — Responder

    Algunos puntos más para ampliar esto. El artículo y el spot hablan sobre la descarga de internet y las redes P2P, no de la piratería que solemos ver en las calles, hay que diferenciarlos para no generalizar, ni llevar la discusión a otros temas que se pueden debatir en otro momento.

    Ruramuq destaca algo importante, cómo el modelo de producción y distribución de un producto cultural se cosificó a partir de la tecnología, lo que cambió el mercado y la forma de verlos.

    Vicky pregunta qué pasaría si los creadores fueran los que recibieran las ganancias. La experiencia de Radiohead con In Rainbows da una pista, pueden ganar bastante dinero, pero tampoco dejará de compartirse el producto si este es un buen trabajo (las películas y canciones malas se borran, no se comparten). Como dije antes, son caminos que se están descubriendo, veremos que funciona mejor con el tiempo. Por otro lado, la creación persigue una satisfacción personal, estética o profesional, no necesariamente solo la lucrativa, sino daría lo mismo hablar de jabones, carros o películas, y no es así.

    Saludos.

  13. Lourdes Vásquez
    24 de enero de 2008 at 2:54 — Responder

    A todo esto… ¿Cuando pretenderán sacar de circulación el 20 pirata???? Dios mio cuannndo!

  14. Luis
    24 de enero de 2008 at 12:03 — Responder

    No tienes plata para ver tal o cual pelicula? Pues no la ves!!!!! Asi de simple. No te vas a morir, no te volveras bruto. En esta vida hay muchas cosas que no puedo tener: una casa en la playa, un buen carro, ropa fina, perfumes, colecciones,ciertas pinturas, muchas cosas, y nadie se muere. No sean dramaticos. La pelicula ya llegara a la TV abierta y la podran ver gratis. Es el ciclo natural. Por siaca, yo bajo peliculas y musica, pero no me justifico ni trato de explicar mi conducta.

  15. Johan Tábori
    24 de enero de 2008 at 14:50 — Responder

    Bueno, segun este articulo, Ana(23 Ene) y Luis (24 Ene), tendrian que pagar una fuerte multa solo por bajar musica a su PC. Vamos a ver si aun les parecera legal…

    http://www.elpais.com/articulo/Pantallas/banquillo/pasar/discos/ordenador/elpeputec/20080124elpepirtv_3/Tes

  16. 24 de enero de 2008 at 15:41 — Responder

    Interesante comparacion: una pelicula de interes es igual a “una casa en la playa, un buen carro, ropa fina, perfumes, colecciones, ciertas pinturas”. Inalcanzables para el ciudadano de a pie, objetos exquisitos a los que solo una élite tiene acceso.

  17. maria eugenia
    24 de enero de 2008 at 17:07 — Responder

    javier corcuera alabo polvos azules porque “democratiza la cultura” y dice que no hay en ningun otro pais un lugar asi en el que por el precio de un euro puedes tener acceso a cine y musica de cualquier parte del mundo. Interesante posicion

  18. Vicky
    24 de enero de 2008 at 19:00 — Responder

    Johan, es legal. Lo que acá se discute es si es justo. A varios les parece injusto. El argumento es que no le estás quitando nada al autor, sino al empresario (a lo Robin Hood). Pero hasta ahora nadie contesta esto: el día que las ganancias pasen a manos de los creadores (por ejemplo, los guionistas norteamericanos, que reclaman más ganancias, u otros autores), ¿dejarán de piratear los que usan ese argumento? Demos una respuesta sincera. Para hacer esto más interesante, un creador, Corcuera, a juzgar por su opinión de Polvos, seguramente no se molestará con que lo pirateen (no debe ser significativo para él lo perdido). Pero, ¿qué tan representativa es su opinión? Tratemos de pensar en lo justo para el creador. ¿No merece vivir de su trabajo? Ojo, lo pongo como pregunta.

  19. Mario
    25 de enero de 2008 at 7:39 — Responder

    Una de las más absolutas hipocresías es la cita de Corcuera, basada exclusivamente en el hecho de que su trabajo YA FUE FINANCIADO por otro que es quien realmente pierde por la piratería. Como bien se menciona antes sus pérdidas personales deben ser nulas si es que las hay. Si en cambio, él mismo hubiese hipotecado su casa y se hubiese endeudado en unos 200 mil euros para realizar su obra, o peor aún, si su único mercado potencial fuese el Perú, ¿No vería con otros ojos a los delincuentes de Polvos Azules? A un tipo que ya cobró por su trabajo y que luego alienta el despojo de quien lo alimentó se le llamaba un miserable… interesante posición en efecto.

    Pero este es un tema clave antes de asumir tan alegremente que la víctima de la piratería es una megaempresa y no el autor. ¿Con qué fundamentos puede hacerse tan irresponsablemente este deslinde? ¿Ya nació el director que con su sola voluntad e ingenio puede filmar cualquier película, sin necesidad de que alguien asuma elevadísimos costos en tecnología y talento artístico?¿Y no es necesario también para que simplemente EXISTAN las películas, que alguien asuma estos costos, recupere su dinero y vuelva a arriesgarlo? No veo ninguna maldad intrínseca en este empresario para que más de uno proclame su derecho a robarlo.

    Y a falta de este empresario, que busca someter un producto al público en un mercado legal y recuperar su inversión, ¿es mejor que sea un político o una empresa bancaria la que decida qué películas se filman y cuáles no, como sucede en el Perú? Esa es la gran libertad de elección que ofrece la piratería. Felicitaciones.

    Las leyes de protección a la propiedad intelectual, absurdas para la mentalidad del pirata, son simplemente la base de la economía mundial porque premian la investigación científica, el desarrollo tecnológico y el talento y creatividad de los seres humanos. Esta es la realidad actual que hace la diferencia entre las naciones y a la que los piratas deberán adecuarse salvo, claro está, que estén contentos con nuestro rol de proveedores de materias primas, parásitos informáticos y porque no decirlo, productores de cocaína, en esta división mundial de los roles y de las riquezas.

    Pero la trampa de fondo en esta entrada radica en tomar un problema de aplicación de una norma legal de otra realidad muy distinta a la nuestra y trasvasarla aquí.
    Para hacerla corta: el “compartir información” o el derecho a la “copia privada” es ya parte de la legislación de muchos países, entre ellos los mismos EEUU, y es legal. Es el fundamento por el cual era perfectamente lícito en los 70 u 80 grabarle un cassette o un cd a la enamorada con sus diez canciones favoritas. Nadie se preocupaba por eso pese a lo generalizado de la práctica. Pero basándose en esta licencia no se puede razonablemente argumentar que yo estoy “compartiendo” o haciendo uso de mi derecho a la “copia privada” cuando me subo un catálogo de 10,000 canciones para compartir con mis 50 millones de “enamoradas”. Eso es una idiotez. Se trata pues de un pleito totalmente justificado entre los usuarios que ven restringidos sus legítimos derechos a la copia privada de siempre y los propietarios que ven con esta práctica amenazada su viabilidad empresarial. ¿Qué tiene que ver eso con el problema en el Perú? Pues nada. Aquí la piratería es simplemente una industria delictiva con clarísimos fines de lucro, y el que crea lo contrario se debe estar encamando con su caserito de Polvos.

    Salvo mejor parecer.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Compartir no es lo mismo que robar