Falleció Roy Scheider: El show debe seguir

All that Jazz: Roy Scheider

Ayer, domingo 10, falleció en Arkansas, a los 75 años, el actor Roy Scheider, el recordado policía Martin Brody de Tiburón, de Steven Spielberg. Su debut en la actuación fue a mediados de los años cincuenta, pero no sería hasta principios de los setenta que empezó a llamar la atención, en películas como Klute de Alan J. Pakula, Contacto en Francia de William Friedkin, y Un homme est mort del francés Jacques Deray. A una edad ya madura, alcanzó el estrellato enfrentando al famoso escualo, en el primer encuentro cercano del joven Spielberg con la supertaquilla hollywoodense, la película que, contra los cálculos de los estudios, impuso en 1975 el verano como época propicia para grandes estrenos.

Entre otros trabajos, también destacó en Marathon Man de John Schlesinger, Tiburón 2 (ya sin Spielberg), Still of the Night de Robert Benton, y en su veteranía, participó en El almuerzo desnudo de David Cronenberg, y El precio de la justicia de Francis Ford Coppola.

Pero el rol de Scheider que recuerdo con mayor simpatía es el del coreógrafo y director teatral Joe Gideon, en All That Jazz, penúltima cinta y suerte de testamento fílmico de Bob Fosse, también conocida por su traducción al castellano, El show debe seguir. Scheider entregó una interpretación vibrante, apasionada y febril, como el creador envuelto en una seria crisis personal, obsesionado con el perfeccionismo de su arte, la proximidad de la muerte y la compañía de un ángel encarnado por Jessica Lange. En esta secuencia podemos ver cómo encarnó Scheider los demonios que perseguían a Fosse.

Artículo anterior
Sin lugar para los débiles (2007)
Artículo siguiente
Rob's Party Mix: Cloverfield en Helsinki

5 comentarios

  1. 11 de febrero de 2008 at 14:12 — Responder

    Vaya! Y yo hace menos de tres días me había deleitado con su presencia en la genial Contacto en Francia. Definitivamente tendré que escribir sobre la misma y aludir a su presencia. Fue un gran actor, uno meramente clásico, esencial para el cine de los setenta.

  2. Luis
    11 de febrero de 2008 at 15:37 — Responder

    Recuerdo la secuencia donde es chequeado por un medico, y el sigue fumando, y el medico tambien!jajajaja. Bye Roy

  3. 11 de febrero de 2008 at 15:57 — Responder

    lo que me faltaba para destruir los calendarios, inesperada fuga pero inolvidable testamento el de este interprete clasico por su temperamento. Una pena incrementada con la realidad actual de interpretacion.
    hello roy, no se ha hido señores esta en todos esos sublimes fotogramas

    saludos

  4. Anónimo
    12 de febrero de 2008 at 9:06 — Responder

    Lo que dice Ricardo es muy cierto. Gracias a los fotogramas el buen Roy seguirá aquí entre nosotros cazando tiburones, enfrentando al narcotrafico y bailando a la eternidad. Rest in peace Roy,

  5. […] la memoria del recientemente fallecido Roy Scheider, invito a recordar un auténtico clásico del cine, una suerte de arquetipo fílmico para las […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Falleció Roy Scheider: El show debe seguir