La invasión (2007)

The InvasionThe Invasion
Dir. Oliver Hirschbiegel | 99 min. | EE.UU.

Intérpretes:
Nicole Kidman (Carol Bennell), Daniel Craig (Ben Driscoll), Jeremy Northam (Tucker Kaufman), Jackson Bond (Oliver), Jeffrey Wright (Dr. Stephen Galeano), Veronica Cartwright (Wendy Lenk), Josef Sommer (Dr. Henryk Belicec), Celia Weston (Ludmilla Belicec), Roger Rees (Yorish)

Estreno en Peru: 08 de noviembre de 2007

Si de ficciones alienantes se trata, pocos pueden negar que esta es la clásica por excelencia. Como el mundo no anda mejor (y nada igual), desde sus anteriores versiones el cine la reprocesa cada cierto tiempo. La película pretende desde un inicio distinguirse por lo que nunca fueron las otras -una odisea rauda que no se sustenta en detallar la transformación subrepticia de esa humanidad, puesto que la trama se supone harto conocida- y se convierte en un vehículo sumario de las tensiones exacerbadas, como todo un gran clímax anunciado desde las imágenes iniciales con la heroína en acción.

The Invasion

Si de ficciones alienantes se trata, pocos pueden negar que esta es la clásica por excelencia. Como el mundo no anda mejor (y nada igual), desde sus anteriores versiones el cine la reprocesa cada cierto tiempo. Y que mejor ahora que los remakes y los anunciados Apocalipsis se disparan por doquier. La madura Nicole Kidman se convierte en la heroína de esta ocasión tratando de evadir una conspiración tan sutil como pandémica. Ahora el extraño no se reviste de tentáculos ni de parafernalias cibernéticas sino de una filosofía que tiene como meta la despersonalización total, la sumisión de la voluntad individual hacia una especie de comunión liberada hasta del recuerdo lejano del pecado original. Todas las posibilidades están entonces servidas como antes. Lástima que al aludirlas directamente esta película se contagie también de la falta de personalidad que se apodera de la sociedad que representa.

Esta película se cuenta como la cuarta versión de la clásica historia creada por Jack Finney, quien como otros escritores (Richard “Soy leyenda” Matheson entre ellos) se plegaron a la moda y al nada disimulado temor por las paranoias emergentes tras las bombas atómicas y las cortinas y los muros impuestos por la Guerra Fría. El cine absorbió rápidamente el tema y comenzó a reprocesarlo en fantasías inquietantes ante las puertas de la postmodernidad, y especialmente recordable fue la historia de los body snatchers en la célebre cinta de Don Siegel. Desde entonces, cada cierto tiempo el cine cuenta esta invasión perpetrada por alguna desconocida y ecológica entidad que para la ocasión surge sin mediar mayor espera o disimulo. La invasión pretende desde un inicio en distinguirse por lo que nunca fueron las otras -una odisea rauda que no se sustenta en detallar la transformación subrepticia de esa humanidad, puesto que la trama se supone harto conocida- y se convierte en un vehículo sumario de las tensiones exacerbadas, como todo un gran clímax anunciado desde las imágenes iniciales con la heroína en acción.

The InvasionEl alemán Oliver Hirschbiegel lucía a primera vista como un realizador afín al género y de ello dieron cuenta Das Experiment y Der Untergang, su claustrofóbica y tenebrosa mirada a los últimos y derrotados días de Adolf Hitler. Se extraña mucho ese detallismo y auténtico sentido del terror de sus inicios en su aventura hollywoodense. A su invasión solo le faltaron las naves de dimensiones amenazantes (aunque sea una la que trajo de pasadita la molesta plaga). Toda la tensión que podría deslizarse poderosamente a partir de la desintegración de los cimientos de la civilización resulta diluida por resoluciones que desempeñan el papel de resúmenes de una historia una vez más “ya conocida”. Este exceso de prudencia deja una impresión más bien lánguida de un proyecto de thriller donde el director parece más preocupado en teorizar sobre su premisa a cada momento. Siendo así la buena doctora Carol tendrá que parar por las consabidas explicaciones apuradas para que su colega el doctor Ben (Daniel Craig) la lleve de la mano a saltar de una trampa a otra, mientras que sus miradas de reojo hacia la transformada ciudadanía y sus operativos de “limpieza” pretendan ser suficientes para contextualizar toda la catástrofe que los ha convertido en outsiders.

No es que sea especialmente aburrida o desinflada, pero el extremo esquematismo de La invasión termina limando cualquier posibilidad de acariciar las superficies de lo insidioso, y resulta decepcionante para el buen y masoquista admirador del género y sus profecías (¿ya cumplidas?). Las emociones se reducen a contemplar curiosidades como la insólita paz vegetal alcanzada en medio de nuestros mapas políticos (lo de Bush y Chávez es la cereza en la torta). Aunque quizás la conclusión se permita aventurar más allá que en las versiones anteriores, se vuelve pretenciosamente ambigua. Si los humanos terminan negándose a la nueva y reformada sociedad es solo para continuar con su propio camino a la perdición, sin posibilidad de alcanzar el paraíso o el happy end. Todo este rollo es lo que pretende decir el final solo con el rostro de la protagonista, tal vez hasta lamentándose de su labor bienhechora.

The Invasion
Quizás la lectura que más se aleja en esta invasión sea la más personal, la más intrínseca. Aquella en la que el individuo se ve presionado por la gran masa que lo somete a sus gustos y caprichos, tal vez hasta inocentes, aunque no necesariamente involucrados con la necesidad y el orden de la convivencia, pero que pueden acarrearle la disolución de su propia identidad. Verdadero tratado sobre la lucha contra la mediocridad que enfrenta el ser social con mayor o menor fortuna. Ausente esta misma esencia nos queda un gran y aparatoso espectáculo de espurias atmósferas detectivescas o menos que eso. Precisamente por eso el film luce más como un artefacto del mainstream que cualquiera de sus anteriores y afortunadas adaptaciones a la pantalla.

Artículo anterior
Críticas de la semana: del amor y otras películas
Artículo siguiente
Sed de mal

4 comentarios

  1. 15 de febrero de 2008 at 12:11 — Responder

    me la vii esta muy buena esta pelicula :)
    nicole es una excelente actriz,vi muchas peliculas suyas y la verdad me encanta como actua esta mina =)

    el nene tmb actua muy bien!

  2. […] en sus últimas películas. Recordemos los fracasos de público que significaron Hechizada y La invasión , que se vieron por estos […]

  3. […] minutes of Heaven es la nueva película dirigida por el alemán Oliver Hirschbiegel (La caída, La invasión), quien continúa tratando de consolidarse como un cineasta de carrera internacional, con esta […]

  4. […] Adolf Hitler- nominada al Oscar como película extranjera, “El experimento”, 2001, y la última La invasión, 2007 junto a la Kidman y el 007 Craig, se nos presenta el cineasta alemán Oliver Hirschbiegel […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

La invasión (2007)