En Chile recuperan “Caliche sangriento”, filme censurado sobre la Guerra del Pacífico

Caliche SangrientoAunque la noticia ocurrió hace ya varias semanas, vale la pena destacarla. A mediados de enero, la prensa chilena informó de la restauración de una película que recrea un episodio de la Guerra del Pacífico -conflicto que involucró a Bolivia, Chile y Perú a fines del siglo XIX-, lo que le significó a la cinta restricciones de parte de las autoridades chilenas cuando fue estrenada en 1969.

Se trata de Caliche sangriento de Helvio Soto, que se convirtió en uno de los filmes de bandera del movimiento de renovación del cine chileno de los años 60 que involucró a cineastas como Miguel Littin, Raúl Ruiz, Patricio Guzmán, Aldo Francia, entre otros. Varios de ellos, tras el golpe militar de Pinochet de 1973, tuvieron que pasar al exilio. Películas claves de la historia del cine latinoamericano como El Chacal de Nahueltoro, Tres tristes tigres, La batalla de Chile o Valparaíso, mi amor, se rodaron en aquella época marcada por la polarización política, los cambios sociales y el triunfo de la Unidad Popular que llevó a la presidencia de Chile al socialista Salvador Allende.

Rodada en color, Caliche sangriento desarrolla el relato de supervivencia de un batallón chileno extraviado en pleno desierto peruano camino a Moquegua, un puñado de hombres que será diezmado por el hambre, la sed y los esporádicos ataques del enemigo que, en algunas escenas, luce tan desesperado y abandonado a su suerte como los mismos chilenos.

De estilo austero, declarativa por momentos, y con un final que remite al del clásico de Lewis Milestone, Sin novedad en el frente (1930), Caliche sangriento formula una crítica a la institución militar, al patrioterismo, y a las causas de una guerra promovida por intereses vinculados a la explotación salitrera y al gran capital extranjero, en este caso inglés. En una escena de la cinta se ve a dos oficiales chilenos discutiendo con aspereza sobre la legitimidad de la guerra que incluye frases como: “los extranjeros se quedan con el guano y el salitre, pero los muertos los aportamos nosotros”.

Caliche Sangriento

La censura de la época calificó al filme como ofensivo a la “dignidad nacional” y recortó de su parte final los carteles que cuestionaban los móviles políticos y económicos del conflicto. Curiosamente, un hecho similar ocurrió en Perú en 1926 durante el gobierno de Augusto B. Leguía, cuando una junta censora prohibió la exhibición de la película Páginas heroicas de José A. Carvalho, debido a la controversia de su tema: la guerra con Chile.

La única copia completa y en celuloide que se halló de Caliche sangriento fue sometida a un proceso de restauración que demandó cuatro años y cuyos detalles se cuentan en este blog (y éste también). Finalmente, se exhibió sólo por tres días en el Cine Arte Normandie. Sería una buena idea que la Filmoteca PUCP la traiga para el próximo Festival de Lima, como hizo el año pasado con la versión restaurada en 35 mm. de Tres tristes tigres, de Raúl Ruiz.

Extra: En su momento la clásica revista peruana Hablemos de Cine se refirió a ella como “una especie de western latinoamericano”. En YouTube puede verse en su integridad la versión mutilada y con fallas de la cinta, tomada de una emisión de la televisión chilena, vean un fragmento:

Artículo anterior
DIP reedita su Taller "El otro documental" con notable invitado internacional
Artículo siguiente
NIN y YouTube arman festival de cine con Ghosts I - IV

6 comentarios

  1. Daniel Velasquez
    18 de marzo de 2008 at 10:54 — Responder

    Sería muy interesante ver ese film, apoyo la sugerencia que debe ser traída a Lima por la PUCP para el festival que se viene.

  2. Will Saenz
    19 de marzo de 2008 at 9:51 — Responder

    Sin duda una película como esta despierta algo más que la sóla curiosidad, pero también me trae recuerdos de que en el libro de Bedoya 100 Años de Cine en el Perú: Una Historia Crítica se menciona que en los años 20 una producción nacional también abordó el conflicto del Pacífico y su estreno fue censurado por Leguia, una película que obviamente ya está perdida. Ojalá el PUCP programe Caliche Sangriento y podamos verla también en Arequipa. De Elvio Soto recuerdo su visión sobre los últimos días de Allende, Llueve Sobre Santiago, obra ya en el exilio.

  3. Daniel Velasquez
    21 de marzo de 2008 at 16:49 — Responder

    Vi la película completa en Youtube. El capitán es un militar hecho para la guerra, el teniente Gómez, un civil, abogado de profesión que le explica en medio del desierto cuál es el verdadero móvil de la guerra. El capitán le dice “Ud. está en la guerra más grande que conoce América, si quiere que la ganemos, haga solo lo que le ordenan”. El teniente Gómez replica “no la vamos a ganar nosotros, los vencedores serán los ingleses o los yanquis, esta guerra la ganara Gibbs &… Meiggs… Gildemaister o Dreyffus o cualquiera de esos, es una cuestión de plata, capitán, no de honor” Luego “ “…enemigos que ud. no quiere ver y que no son ni peruanos, ni bolivianos”, concluye “una guerra es un asunto de política no de banderas, capitán”.
    Interesante película, que muestra la otra guerra de argumentos que libraba el capitán con su teniente, sobre los intereses extranjeros, la política y la riqueza del guano y salitre.

  4. Carlos
    22 de marzo de 2008 at 12:39 — Responder

    Si, también la ví en el tubo, chess, me demoré un eggg pero vale la pena. Oigan amarretas de PUCP Festival Lima, traigan esta peli, para que nos sirva a ambas generaciones, a la mía, , a la actual, a la próxima, NO FUCKING WARS. ….eggs man, eggssss

  5. Rodrigo Portales
    23 de marzo de 2008 at 19:15 — Responder

    “Caliche Sangriento”, además de su mensaje, ofrece buenas escenas de acción que saben aprovechar la ambientación del desierto, pese a que se trata de una cinta muy austera. Tenemos, por ejemplo, una que se desarrolla en una cabaña de campesinos donde los chilenos emboscan a unos montoneros peruanos; también el enfrentamiento final del único sobreviviente del batallón que tiene lugar en un pueblo fantasma que parece extraído de un “spaguetti western”.

    En el cine de Chile y Perú las películas sobre este tema se cuentan con los dedos de la mano. En su lugar se han producido teleseries poco logradas o sesgadas, como la chilena “Epopeya”, o la realizada en Perú en 1979 durante el gobierno militar de Morales Bermúdez dedicada a los héroes de la Guerra del Pacífico.

    “Caliche sangriento” reúne méritos suficientes para que en Lima pueda verse y sea descubierta por las nuevas generaciones. Ojalá el Festival de Cine del CCPUCP preste atención a esta sugerencia.

  6. EEE
    7 de septiembre de 2010 at 19:44 — Responder

    Que pasa pues todo lo visto es una gran mentira

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

En Chile recuperan “Caliche sangriento”, filme censurado sobre la Guerra del Pacífico