El centenario de David Lean

El centenario de David LeanEste 25 de marzo se cumplen los cien años del nacimiento de uno de los más célebres creadores cinematográficos: el británico David Lean. Es uno de los pocos que supieron adecuar las complejas dimensiones de sus proyectos dentro del más puro mainstream. Sus películas son muchas veces aparentes encargos en los que, en determinado momento, se define un punto de ruptura. Clásico y osado como pocos, el suyo fue un verdadero aprendizaje desde abajo, como esforzado aprendiz en diversas labores, hasta llegar a ser editor de algunas producciones menores.

En plena Segunda Guerra Mundial, específicamente en 1942, Lean haría su debut como director al lado del popular actor y escritor Noel Coward. Ambos realizaron In Which We Serve, un drama bélico que le sirvió de espaldarazo perfecto a su carrera, que sólo despegaría con el soberbio melodrama Breve encuentro, historia sentimental pero que iba delatando ese talento visual que habría de desarrollarse posteriormente de maneras insospechadas.

Eso habría de ocurrir a mediados de los años 50, cuando la industria de Hollywood lo convocó a realizar algunos proyectos en los que gozó del impresionante technicolor. La clásica aventura romántica de Katherine Hepburn en Summertime fue su entrada de lleno a los espacios amplios y el aprovechamiento de los paisajes como corolarios del más íntimo disfrute o apasionamiento. Fue el anuncio de su nueva etapa hacia el cine épico, del cual casi ya no saldría.

En este terreno obtuvo sus mayores logros, tanto artísticos como de taquilla (pocos pueden hacerlo ahora). Películas como El puente sobre el río Kwai, Lawrence de Arabia o Doctor Zhivago, dan cuenta de ese talento tan influyente como casi irrepetible en el gran espectáculo de hoy. Un cine hecho con inconmensurables despliegues y virtudes de narrador, conjunción que por ahí sólo un Michael Cimino podría haberse ufanado haber igualado.

David Lean & Ronald Neame

David Lean y su colaborador, el polifacético Ronald Neame

Tras el estreno de Pasaje a la India en 1984, el envejecido cineasta vio mucho más limitadas sus posibilidades de continuar adelante. Falleció en 1991 dejando atrás sus intentos de realizar la versión al cine de El imperio del sol de J.G. Ballard, que tuvo que cedérselo a su fan Spielberg, y su muy avanzado proyecto de adaptar Nostromo, la espectacular novela de Joseph Conrad.

Queremos recordar a este gran artista con algunas imágenes de su cine irrepetible, al menos en estos momentos:

Breve encuentro: El ensueño de la felicidad pasa por casi sólo una fugaz fantasía, desvanecida por la inoportuna presencia de la realidad. Trevor Howard (el Major Calloway de El tercer hombre) y la bella Celia Johnson protagonizan una historia de amor madura y por ello desencantada.

Oliver Twist: Como con Grandes ilusiones, esta adaptación de Dickens es una bella lección de cine. Precisa, entrañable, no falta nada.

Summertime: La historia del embrujo y la ilusión de una nueva posibilidad. Un sol potente, calles que respiran el verano y los fuegos que estallan en la cálida noche. A veces esa desintoxicación es necesaria para que los sentidos reaccionen, se alboroten. Ya sea en Venecia o en la India, ciertas fantasías con lo cliché no caen mal, y que lo diga la gran Kate.

El puente sobre el río Kwai: Una de las películas bélicas más populares del cine es una de las más extrañas también. Un intercambio cultural que no sólo se define por agresiones, sino también por respeto y camaradería. Casi un antecedente a MASH.

Lawrence de Arabia: Una de las cumbres del cine de gran espectáculo. Las complejas dimensiones de la odisea de T.E. Lawrence se esparcen sobre los espacios de Medio Oriente para convertirlo en un enorme tablero donde se define el destino de las voluntades, la sangre derramada y los propósitos que varían tanto como las políticas y conveniencias. ¿Cine de acción o de tesis? Es difícil decirlo con certeza y en ello radica su magnitud.

Doctor Zhivago: La adaptación de Boris Pasternak permanece por ese característico tratamiento de la épica, por su aire nostálgico y sobre todo por Lara, la inolvidable Lara encarnada por Julie Christie.

La hija de Ryan: Maltratada en el momento de su estreno, lo cierto es que esta historia de incertidumbres nacionales y amorosas de Rosy posee un especial gusto. Una buena película con momentos memorables, especialmente cuando Sarah Miles nos entrega ese retrato cándido pero a la vez desesperado. A su modo, otra revolucionaria como los otros personajes del filme.

Artículo anterior
Facción republicana arremete con documental "Hillary, The Movie"
Artículo siguiente
David Lean, sangre de cineasta

6 comentarios

  1. […] centenario David Lean, autor de la vieja guardia, hablando con Kate Hepburn, según él su mejor actriz, en el rodaje de […]

  2. Daniel Velasquez
    26 de marzo de 2008 at 9:41 — Responder

    Waw, he visto muchas de sus películas en la tv y si que ha dejado huella. Gracias Jorge por la recopilación.

  3. Pierre Valer
    27 de marzo de 2008 at 11:36 — Responder

    Sólo es un gusto personal, pero aunque respeto a David Lean me gusta más cineastas como “Sir” Ridley Scott.

    Michael Cimino ahora es mujer y creo que se llama Michelle, es un dato curioso para que estes al día con las informaciones.

  4. Jorge Esponda
    27 de marzo de 2008 at 11:46 — Responder

    Muy bien Pierre, a mi también me gusta mucho Scott, pero ambos tienen estilo muy distintos sobre el espectáculo. Tal vez Scott por ahí se le parece en algo con Los duelistas o Thelma & Louise.

    Sobre Cimino si conocía el dato, en realidad ahora se hace llamar Elizabeth y radica en Francia. La referencia que hago en todo caso es al “primer Cimino”

    Saludos

  5. […] y un ensayo sobre su director, el inglés Christopher Nolan, Además presentan la filmografía de David Lean, que incluye los 16 largometrajes que llegó a completar el centenario […]

  6. […] pasado 25 de marzo, se cumplieron cien años del nacimiento de David Lean, realizador inglés perteneciente a una casta de memorables directores clásicos. Por ello, y […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

El centenario de David Lean