carlos-lopez-james-bond.jpg

El pesado alcalde López, Carlos López.

Parece que la órbita de correrías y persecuciones invaden los rodajes de la franquicia de Bond más que las películas mismas. El alcalde de Sierra Gorda, una de las comunidades chilenas donde viene rodándose Quantum of Solace, se contagió del ímpetu y la acción desenfrenada, y como si fuera un representante de Spectre, se aparecíó en medio del rodaje montado en su jeep, avanzando sin mirar a quién podía hacer daño.

El motivo de tan vehemente actitud ha sido la “clásica conspiración” de estas películas: transformar las nacionalidades de sus locaciones. Como informamos anteriormente, las escenas que se ruedan en el país del sur estarán representando a Bolivia en la ficción. Esto ha incluído la colocación de banderas de ese país por varias partes del lugar. Carlos López, el alcalde en cuestión, había organizado movilizaciones anteriormente, pero como no lo escucharon fue a hacerles una visita personalmente. Sólo queda por decír que si las películas debieran ser castigadas por no representar la “realidad a cabalidad”, todas tendrían que pagar multa por anticipado. Quedará la anécdota para que Daniel Craig y compañía las cuenten a sus nietos. Tal vez en el Cusco no hubiesen tenido tantos problemas.

Extra: Hace unos días Sean “Bond” Connery deslizó la posibilidad de regresar a la saga… pero como villano. Todo un tránsfuga. Bueno, ya varias veces dijo también que se retiraba del cine.

(Vía Extracine. Foto: Blogs El Mercurio)