Todos los países parecen, o deben, tener uno, “el peor” entre los cineastas de sus canteras. Si en Estados Unidos se han puesto de acuerdo en que es Ed Wood con su estilo naïve. En el Perú, muchos proclaman como tal a Leonidas Zegarra, y sus intransigentes películas; y en Argentina, Tetsuo Lumiére parece querer para sí tal epíteto. Así, en tierras del norte, en Canadá, aparece Marshall Sfalcin, un joven que no pretende hacer filmes, sino tan sólo películas, según sus propias palabras.

El documental The Rise and Fall of the Grumpy Burger de Matt Gallagher busca retratar el mundo de este particular director, en pleno proceso creativo, durante el rodaje de un largometraje en el que mezcla hamburguesas, familia y mujeres de grandes senos (¡!). Mientras Sfalcin va cambiando de parecer sobre el rumbo de su cinta al encontrar obstáculos para realizarla, el documental también va cambiando su mirada de un tradicional making of a una reflexión sobre la verdad, la ficción y sus límites cada vez más borrosos. Intrigante trabajo del que se puede leer una crítica en The Documentary Blog, y del que les dejamos el tráiler a continuación: