emmerichParece que al cineasta alemán no le bastó con hastiar a las plateas con 10,000 BC. En estos momentos sigue en marcha su muy publicitado proyecto titulado sencillamernte 2012. Esto debe ser lo único simple dentro del característico despliegue efectista y volátil a más no poder que tienen todas sus películas. Pues con el fín de poder convertir este sueño en realidad y no menos conocedor del ambiente en el que trabaja, Emmerich ha conseguido hace poco que los estudios le otorgen los 200 millones de dólares proyectados para el mismo. Esto a pesar de que a su más reciente y prehistórica cinta no le fue tan bien como se esperaba.

Todo los peros parecen sobrar para los ejecutivos, pues saben que el sensacionalismo que rodea a 2012, tiene casi segura la taquilla. En este filme veremos una historia (sin duda naif) alrededor del mito maya sobre el fin del mundo que sucederá en el mencionado año. John Cusack interpretará al protagonista, un científico que en medio de sus investigaciones descubre un portal dimensional por el cual da encuentro a su doble, y ambos (agarraditos de la mano) intentarán prevenir el apocalipsis anunciado.

Como es característico en el cineasta, la cosa será aquí tan coral como se pueda para enganchar al espectador. Ya se confirmó la presencia del efectivo Chiwetel Ejiofor y al parecer también habrían llegado a un acuerdo Danny Glover, la bellísima Thandie Newton y el regordete Oliver Platt. Estos tres darán vida al presidente de Estados Unidos, su hija y el jefe del gabinete respectivamente.

Queda sólo pensar cómo Emmerich piensa romper las marcas de sus estruendosos apocalipsis anteriores en Independence Day, Godzilla o The Day After Tomorrow. ¿Bodrio a la vista?

2012, no corre riesgos y antes de que se enfríen las novedades y modas, se estrenará el 2009.

(Vía The Hollywood Reporter)