Varias veces nos hemos ocupado acá de Leonidas Zegarra, habrá que decir a modo de disculpas que Zegarra, a fuerza de dislates y extravagancias ha terminado siendo un personaje singular, único en el cine peruano, alguien que no se distingue por su calidad artística, pero que sin embargo nos ha regalado algunas de las escenas más bizarras del cine de estas tierras. Sólo pude ver en estreno dos de sus películas: Vedettes al desnudo y Una buena chica de la mala vida, y puedo decir que aunque muchos se le acercan nadie lo supera. Leonidas Zegarra es el rey del absurdo, una especie de Ed Wood cholo.

Y aunque quedan por ver sus dos últimas películas: 300 millas en busca de mamá, estrenada en Bolivia y algunas zonas del país, y En las garras de Lucifer, sin fecha aparente de estreno, ya se anuncia un nuevo opus del buen Zegarra que lleva por nombre Terror en el lago (más alto del mundo). Pasemos a ver el tráiler.

En el avance vemos que Zegarra construye su segunda película de terror, transitando el género en boga de nuestro cine no-limeño de los últimos años. Tal parece que nos encontraremos con un nuevo monstruo andino, habitante del Lago Titicaca. La calidad de las imágenes parecen tener mejor factura y tampoco asoman rostro ninguno de los freaks acostumbrados (Susy Diaz, Paco Ferrer, El Loco Poggi, El Mero Loco), en una de esas Zegarra nos sorprende y nos sale con algo decente.

Lo poco adicional que sabemos es que el rodaje transcurre en las playas de Chatuma de la provincia de Pomata por el lado peruano y Copacabana por el lado de Bolivia, vemos también en los materiales promocionales y en un tráiler anterior que se cuela la presencia de un sapo asesino gigante. Quien oficia de productor en esta cinta es Ricardo Chávez Loza, a quien conocí brevemente en el Primer Encuentro de Cine Andino en Arequipa, y comprobé que compartía coordenadas con Zegarra, sin ir más lejos se ufanaba y enorgullecía de ser el manager de Rocky Belmonte (quien en efecto tiene un papel en la cinta precedente En las garras de Lucifer.)

Pues a esperar nomás a que nos caiga encima el sapo gigante, entretanto podemos chequear el reportaje que le hicieron a Zegarra en el programa de TV “Enemigos Íntimos”, donde para variar, Zegarra da rienda suelta a sus demonios y reparte a diestra y siniestra (aunque hay que decir que últimamente ha bajado el tono). Si hay algo que decir a su favor es que por lo menos andaba bien acompañado por el Jirón de la Unión limeño, tal parece que Susy Diaz ha sido reemplazada por una mejor dotada Mariana Liquitaya. ¡Bien ahí maestro!