“Entre sábanas y muñecas” de Alejandra Bernuy

Con este cortometraje, Alejandra Bernuy, alumna de la Univesidad Santo Toribio de Mogrovejo, ganó en el Festival Cortos de Vista vol.II. La historia de violencia y abuso infantil fue sin duda de lo mejor que pudimos ver en el festival. Conversamos con su directora, que empezó sus estudios atraída por el periodismo de investigación pero que terminó orientándose hacia la producción audiovisual con muy buenos resultados.

Reciente adicta a las películas de Takashi Miike, Alejandra nos cuenta que quiere concentrarse en la comunicación organizacional y que los cortometrajes son ahora un hobbie que no quiere dejar de lado.

¿Cómo nació la idea de tratar un tema espinoso como éste en un cortometraje?
La idea de este cortometraje nació hace dos años después de un curso de cinematografía, en el que ya conocía el lenguaje audiovisual. Sin embargo, por la falta de tiempo y por requerir de personajes que se involucren del todo en la historia del corto no se llevó a cabo. Hasta que se dio la oportunidad en el curso de Lenguaje de Medios.

La idea de plasmar el tema del incesto y el abuso sexual nace de la realidad, de ver a diario como este problema acapara los titulares de las noticias, y del que se habla tan normal, porque se ha convertido en un tema de todos los días; sin embargo, es considerado un tabú en nuestra sociedad.

¿Cuál crees en este sentido qué es la tarea del realizador?
Mostrar la realidad, ser capaz de generar en los espectadores diversas sensaciones, que permitan concientizar a las personas la naturaleza y gravedad del problema que acarrea nuestra sociedad.

Con respecto a la difusión, ¿crees que tu obra puede incentivar al debate, impulsar a hablar sobre el tema?
Claro, por ser un tema tan polémico, pues refleja la situación actual de muchas familias de nuestro país y del mundo, en los que los padres, hermanos, tíos, abuelos abusan sexualmente de personas de su mismo parentesco, creando en ellas trastornos psicológicos que repercuten en su vida diaria, en las relaciones con las demás personas y en un futuro.

¿Cuál ha sido la principal dificultad que tuviste al comenzar el proyecto y cuál durante la realización?
Al iniciar el proyecto no se presentó ningún inconveniente, pues éramos un grupo grande y unido, y a la vez estábamos muy motivadas con el cortometraje, tanto así que todas nos involucramos desde el comienzo con el proyecto. Sin embargo, como en todo trabajo de producción se presentaron algunas dificultades como la falta de tiempo, la disponibilidad de los actores no coincidía con las horas de grabación y para la mayoría del grupo era la primera vez que se manejaba una cámara, por lo que cuando hacíamos cámara en mano el pulso nos fallaba y teníamos que repetir las tomas.

¿Cómo ha sido trabajar con un equipo de sólo mujeres?
Para mí no ha sido ningún inconveniente, al contrario me he sentido a gusto trabajando con ellas, porque somos un grupo muy unido y entusiasta con los trabajos que realizamos. Hay mucha confianza entre nosotras, lo que ha permitido que cada una aporte ideas en la elaboración del guión, en las grabaciones, en la edición, y sobre todo un aspecto importante es que en un momento dado cada una ha desempeñado un rol diferente a su función. Por ejemplo, en mi caso y en el caso de todas hemos sido guionistas, directoras, camarógrafas, sonidistas, etc.

¿Qué pesa más en la realización de tus trabajos: la historia o la técnica? En todo caso, ¿qué buscabas tú con la realización de este trabajo?
Yo creo que es indispensable que haya una armonía entre ambas, pues ocurre que tienes una buena historia, pero el lenguaje cinematográfico con el que lo narras no es bueno; o también se da, que tienes una historia muy simple, pero la técnica es diferente y creativa.

Lo que se buscaba con el cortometraje era transmitir diferentes sensaciones en el espectador, lo que se ha conseguido, hasta ahora, de manera satisfactoria, puesto que en algunas exposiciones de cortos donde hemos presentado nuestro trabajo, el público ha quedado atónito con la realidad que se le mostraba. Y en parte eso nos alienta, porque así las personas toman conciencia de este problema que afecta a nuestra sociedad.

¿En qué te has inspirado para la realización de este trabajo?
La influencia cinematográfica recibida para la realización de este cortometraje es básicamente el cine independiente, experimental, europeo y asiático. Soy aficionada al cine que te hace pensar e imaginar.

Me gusta tratar temas controversiales, pero utilizando un lenguaje audiovisual diferente. Por ejemplo, en este cortometraje abordamos un tema tan discutido en la sociedad. Sin embargo, lo que queríamos a la vez es que el espectador, mediante los diferentes signos y tomas que se muestra, descubra la problemática del corto.

Tu corto ha ganado el Festival Cortos de Vista, ¿piensas presentarlo a otros festivales?
Sí, estamos pensando presentarlo a otros festivales, pues nos sentimos entusiasmadas e incentivadas con los logros obtenidos tanto en el Festival Cortos de Vista volumen II, como en el concurso interno de cortometrajes realizados por la Escuela de Comunicación de mi universidad.

¿Qué piensas de la oportunidad de tener estos Festivales?
Me parece fantástico que se lleve a cabo este tipo de festivales, porque permite incentivar a los universitarios a crear nuevos trabajos audiovisuales, a que expresen libremente sus ideas y su creatividad, y sobre todo, porque estos eventos permiten la difusión de nuestros cortometrajes fuera de la ciudad y del país, lo que significa un logro e incentivo a todos los jóvenes involucrados en el proyecto.

¿Estás trabajando alguna otra historia? ¿Nos puedes contar un poco de tu nuevo proyecto?
En vacaciones, con un amigo de la carrera pensamos realizar un cortometraje, en el que ya tenemos la historia, sólo nos faltaría el guión técnico y empezar a grabar. El tema es controversial, pero el objetivo principal de realizar este nuevo cortometraje es aprender y experimentar nuevas técnicas audiovisuales.

¿Cómo te ves dentro de unos años?
Creando ideas, técnicas y estrategias para facilitar el flujo de la comunicación dentro de una organización. También, si se puede, produciendo cortometrajes como un hobbie para expresar ideas y experimentar nuevas técnicas de lenguaje cinematográfico.

Artículo anterior
Caos calmo (2008)
Artículo siguiente
¿Se viene la secuela de "Fitna"?

7 comentarios

  1. 1 de julio de 2008 at 14:07 — Responder

    Felicitaciones a todo el equipo de entre sábanas y muñecas por este logro, se lo merecen por su esfuerzo!

  2. Mitnick
    1 de julio de 2008 at 15:39 — Responder

    Mmm… no esta nada mal… see you around.

  3. carlos espinar.
    1 de julio de 2008 at 18:41 — Responder

    Pienso que ya que este festival de cortos ya va por su segunda ediciòn deberian pasar los cortos ganadores en Lima. Lamentablemente en internet la visiòn no es muy buena por que siempre la imagen se detiene y esto aburre, la imagen debe ser fluida, sin tropiezos. Bueno ojalà lo puedan hacer, sino ni modo. tendremos que resignarnos a verlos en internet.

  4. 2 de julio de 2008 at 21:33 — Responder

    la pasion que se pierde por no ser uno mismo pero si ser la dualidad entre pensar y sentir, que pena por talentos como estos; es realmente un hobby suicidarse asi
    el corto es sentimentalista pero representa con estila como a interpretado su propia produccion esta persona con discretas transgresion minimalistas

    ah, toda la razon la tiene carlos

    saludos

  5. Renny Bertolli
    19 de agosto de 2008 at 18:43 — Responder

    Muy bien!,pero el padre no creible, adicionando a esto su temprana edad,ciertos cabos sueltos en la historia,a momentos “efectivamente fastidiosa”,sonido aceptable,falto “la sorpresa” o el esperado “desenlace”claro q se entiende que el final es abierto;buen juego de semejanzas,el salon de clase flojisimo,muy bella la toma inicial,interesante el concepto de historias parelelas y me gusto el final lo de los columpios,buenaza! (solo que algo falto ,verdad?).
    Chaufa!!!

  6. 1 de marzo de 2009 at 10:37 — Responder

    Alejandra Bernuy? felicidades!!!

  7. Renato Cisneros
    30 de julio de 2009 at 11:39 — Responder

    A comparacion de los demas cortos que se presentaron en el festival este pasaba piola, ojala sigan mejorando, pero porque siempre lo mismo?

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

“Entre sábanas y muñecas” de Alejandra Bernuy