liverpool lisandro alonsoCaretas adelanta en una entrevista con el director del Festival de Lima, Edgar Saba, una serie de los títulos y las novedades que podremos apreciar en la decimosegunda edición del certamen. Declara que “no habrá en competencia más de 22 títulos, ni tampoco sección de Opera Prima”, lo que al parecer representa una significativa reducción, pues esa cifra era correspondiente sólo a la categoría de ficción. Ojalá eso ayude a elevar el nivel de las selecciones. Por lo pronto, las películas que anuncia sugieren esa posibilidad, como La mujer sin cabeza de Lucrecia Martel, Liverpool de Lisandro Alonso, Los bastardos de Amat Escalante, Leonera de Pablo Trapero, La sangre brota de Pablo Fendrik, Línea de pase de Walter Salles y Daniela Thomas, entre otros.

Saba reafirma que el presidente del jurado será el literato Mario Vargas Llosa, y está pendiente la confirmación de la presencia de Juliette Binoche o Jeanne Moreau, grandes divas del cine francés y mundial. Recordarán que años anteriores se habló de la presencia de Bertolucci, John Malkovich o Kaurismaki, así que no se hagan muchas ilusiones.

El director del festival también habla de su regreso a la actuación, como un personaje maduro de la clase alta limeña en la película Dioses, de Josué Méndez, que ha sido seleccionada en el Festival de Locarno, y aclara que no estará considerado para participar en la categoría de mejor actor en el festival. Además, comenta sobre uno de los aspectos más criticados del festival, el criterio con el que se arma la programación:

–¿Cuál es el criterio de selección de las películas?
–Existe un comité asesor en el que están Lombardi, “Chicho” Durant, Chacho León, Esperanza Chávez, el documentalista chileno Patricio Guzmán, Denis de la Roca (programador del Festival de Tribeca), el crítico brasileño José Carlos Avelar, entre otros. La idea es mostrar un panorama de lo mejor del cine latinoamericano. Tenemos una ventaja: somos el único festival de este tipo en el Perú. Y uno de los pocos en el mundo que no tiene apoyo estatal. Por ejemplo, Colombia tiene un problema: tiene 3 grandes festivales y entre ellos se pelean los títulos. Hay 2 perfiles grandes de películas: las conservadoras o aristotélicas, y las de búsqueda o ensayo. Además, pienso que el cine latinoamericano empieza a encontrar su boom como lo hizo la literatura.

Otra presencia que quizá se convierta en la más importante del festival limeño es la visita del director español José Luis Guerín. Esperamos que traiga bajo el brazo su díptico En la ciudad de Sylvia / Unas fotos en la ciudad de Sylvia. También llegará a nuestra ciudad el crítico de Cahier du Cinema, el francés Edouard Waintrop.

También lo comenta: