George Walker Bush y Silvio Berlusconi

Desde lo más alto de la política italiana se habría impedido que la película W, biopic de Oliver Stone sobre George Walker Bush, inaugure la próxima edición del Festival de Roma, que se realizará del 22 al 31 de octubre. Sería el primer ministro Silvio Berlusconi, muy cercano al presidente estadounidense, quien, según el diario La Reppublica, habría hecho saber su desagrado por la anunciada presentación del filme.

“Estábamos negociando con el Festival de Roma, cuando los organizadores nos comentaron que Berlusconi era un gran partidario de Bush y que no le habría agradado que una película como ésta inaugurase el festival”, explicó Cristelle Dupont, portavoz de la agencia británica Dda, encargada de promocionar W. Añadió que los organizadores volvieron a mostrar interés, pero “ya era demasiado tarde”.

La consecuencia del veto ha sido que la primera proyección de la cinta pasó rápidamente al Festival de Cine de Londres, que la exhibirá el jueves 23 de octubre. Por su parte, el director del certamen italiano, Gianluigi Rondi, expresó que las negociaciones nunca se interrumpieron y que la agencia británica decidió participar libremente en su homólogo londinense, donde el 15 de octubre también podrá verse Frost/Nixon, el filme de Ron Howard sobre la famosa entrevista que el ex mandatario Richard Nixon, ya fuera del poder, concedió al periodista británico David Frost.

Como se recordará, hace unos meses hubo un giro en la orientación del Festival de Roma. Los triunfos electorales de los ultraderechistas Berlusconi y el flamante alcalde Gianni Alemanno crearon una nueva coyuntura política, que precedió el paso de la dirección de Walter Veltroni a Rondi. Por otro lado, el festival ha confirmado la presentación del drama histórico Il sangue dei vinti del italiano Michele Soavi, que probablemente cree polémica porque pregona que narra “los delitos perpetrados por los partisanos tras el final del fascismo y de la ocupación nazi”.

(Vía La Vanguardia)