Silvana AguirreA Silvana la conocí en el 2001, en la producción del spot para el 5° Encuentro Latinoamericano de Cine de Lima (hoy Festival de Cine de Lima), yo como editor y ella como script y asistente de dirección. Unos meses después, cuando anduve buscando a una guionista joven con quien colaborar en la que sería mi segunda película, todas las voces me repetían y recomendaban un solo nombre: Silvana Aguirre. Silvana estaba trabajando con Aristóteles Picho en diversos proyectos y talleres. Había terminado de estudiar Medios Audiovisuales en la Universidad de Lima hacía unos años, y formaba parte del exitoso grupo de guionistas de las telenovelas de America Producciones, ‘Luz Maria’, ‘Isabella’, ‘Milagros’, y ‘Soledad’. En cine Silvana había realizado un par de cortos en la universidad y participado en la realización de dos cortos de Baltazar Caravedo, ‘La Maldición de Ochoa’ y ‘Papapa’, ambos ganadores del Premio CONACINE, como productora, coguionista, script y editora en el primero, y como script y editora en el segundo.

Sin embargo, es recién dos años después, en el 2003, en que Silvana logra reunir el dinero “y sobre todo el coraje” para realizar su primer corto, ‘Esperanza’. “Ahí disfruté muchísimo el trabajo con los actores y lo demás pero me di cuenta también que me faltaban algunas herramientas para ayudar a los actores en momentos en que se les complicaba la cosa. Entonces me metí a estudiar claun e improvisación teatral en Pataclaun y llevé el taller de Alberto Isola en la Católica. Por ahí va lo que yo pienso que es la formación de un director, meterte a aprender de actuación, danza, pintura, todo lo que te pueda servir, hasta yoga para aumentar la capacidad de concentración a la hora de rodar. Es un aprendizaje constante, me imagino que la idea es tratar de mantenerte vivo, despierto y mirando, así que cuanto más puedas investigar, mejor.”

‘Esperanza’ ganó el Premio CONACINE en el 2003, y Silvana empezó a planear una formación superior más profunda, una que le dé las herramientas para escribir, dirigir actores y contar historias, de la manera que más le interese. Al mismo tiempo, continuó su trabajo como guionista en ‘Luciana y Nicolas’ y ‘Tormenta de Pasiones’ para Alomi Producciones, así como en ‘Patacomix’, ‘Mad Science’ y posteriormente ‘El Santo Convento’ para July Naters, show con el que colabora hasta hoy.

Es así que el 2005 Silvana parte al National Film and Television School de Londres (NFTVS), uno de los centros de formación cinematográfica más prestigiosos del mundo. “Yo siempre quise tener la experiencia de vivir fuera, sola, ver qué tanto me podía parar en mis dos pies y se me ocurrió que era una buena idea juntar esa experiencia con la de estudiar un poco más de dirección.” ¿Por qué el National Film and Television School? “Básicamente, porque me gustó que el curso fuera de tan poca gente (o sea que te iban a prestar atención sí o sí) y también porque tienen la misma onda de juntarte con directores, bailarines, actores, músicos, hacerte ver muchos espectáculos de teatro, circo, Kabuki japonés, en fin, lo que caiga entre manos. Eso, más la misma experiencia de estar en un lugar nuevo para ti creo que te hace bien como directora y como persona. De hecho, te replanteas un montón de cosas, te reubicas en el mundo. Creo que a veces estar lejos de tu ciudad y tu sociedad te ayuda a ser más libre para contar lo que te dé la gana”.

Ela, de Silvana Aguirre

Ya instalada en Londres, Silvana escribe y dirige el cortometraje ‘Ela’, su tesis de postgrado en Dirección de la NFTVS, y su trabajo más reconocido hasta el momento. Gana múltiples premios en los más de 20 festivales internacionales que lo seleccionan e, inclusive, llega a ser finalista para los Oscar en la Categoría Mejor Cortometraje 2008.

Actualmente, Silvana viene preparando un nuevo cortometraje, el cual rodó en el verano inglés del 2008, fruto de un programa para graduados de la escuela llamado Bridges to the Industry (Puentes a la Industria). Este corto está siendo producido por una empresa inglesa, cuenta con un presupuesto “decente”, y será la primera vez que Silvana dirija algo que no ha escrito. En suma, una oportunidad extraordinaria. “Cómo quede la peli, es ya otra etapa”.

Silvana, además, viene preparando dos ideas de largometraje con el mismo productor de ‘Ela’, buscando fondos para desarrollar los guiones. “Esto lo empuja también un agente de directores que me ha firmado como cliente porque aquí todo el mundo se mueve con agente (a mí todavía se me hace raro). A la par, él va viendo si salen proyectos que le parezcan van con el perfil que debería ir cogiendo mi carrera y me postula a ver si me los dan”. Silvana tiene como objetivo la producción de su opera prima para el 2009-2010. Hasta entonces, está segura que el camino será difícil y costoso, que deberá lidiar con su nacionalidad extranjera en un país anglófono, y que deberá ver las cosas con calma y al día a día, en una ciudad prohibitivamente cara y dura.

(Este artículo forma parte del especial “Diez directoras para el Nuevo Cine Peruano”)