Esta es mi segunda colaboración para Cinencuentro, y aquí doy mis apreciaciones sobre la segunda película de Claudia Llosa, La teta asustada. Con un poco de pudor, quisiera dejar en claro que mi idea es hablar como un sencillo aficionado al cine; críticos mucho más enterados e inteligentes que yo no escasean. Grabo esto desde mi habitación, ojalá no fastidie mucho. Mi mascota, Kali, aparece hacia el minuto cinco.