Antes de que salga de cartelera, comento esta película dirigida por Gus Van Sant, que le valió el Oscar a Sean Penn. Algo que no menciono en el video, pero que sigo pensando respecto al filme, es que adolece de eso que Quino llamaba “buenismo”. Es un oso de peluche, Sean Penn.