Palito OrtegaPalito Ortega con La Casa Rosada se ha convertido en el primer realizador del llamado “cine provinciano” que se ha hecho con el premio de Conacine para proyectos cinematográficos. Hoy en La Primera encontramos algunos datos sobre la nueva película ayacuchana que deberá estar lista hacia finales del 2010.

Con este proyecto, Ortega regresa a los temas de algunos de sus filmes anteriores. Por un lado, la violencia militar en los tiempos del terrorismo en Huamanga tocada en El rincón de los inocentes, cinta aun sin estrenar y que se pudo ver en función especial del Festival de Lima hace dos años. Y de otro, el de la sobrevivencia de los huérfanos del terrorismo, como se vió en su primera cinta Dios tarda pero no olvida. A través de La República conocemos una primera sinopsis:

Ambientada en los años del terrorismo, la acción se ubica en una localidad perdida donde se tortura a las personas. Paralelamente tres chicos pierden a sus padres a manos de los terroristas y tienen que sobrevivir.

Habrá que estar atentos a la producción filmica ayacuchana. Recordemos que es una de los focos, junto a Puno, Juliaca y Huancayo, del cine hecho en provincias. Esta es parte de la entrevista con el paisano de Magaly Solier:

-Ganar el premio Conacine, junto a Francisco Lombardi y Álvaro Velarde, es una buena apertura hacia el cine provinciano.
-Es un premio a la perseverancia, participé cuatro veces con este proyecto, le cambié el nombre, planteé mejor los guiones y por eso logré acceder a una ayuda económica que es importante para los cineastas.

-¿De qué hablará “La Casa Rosada”?
-Es una historia real. Así conocían el lugar clandestino de los militares donde torturaban a sindicados como terroristas, que eran inocentes en su mayoría. He tenido la suerte de vivir, pues en Huamanga la pasamos mal. Ese sufrimiento y mirada que tuve no sólo me correspondió a mí, sino a muchos. Contaré la historia con toda la veracidad del caso.

-Quizás la aparición de Magaly Solier ha dado un impulso a ese tipo de historias…
-Es cierto, ella tiene mucho que ver y conoce el personaje, lo ha vivido. Es un gran orgullo para los peruanos y sobre todo para Ayacucho, no descarto convocarla para otro proyecto.