Cinco días sin Nora (2008)

cinco-dias-sin-noraDir. Mariana Chenillo | 92 min | México

Intérpretes: Fernando Luján (José), Enrique Arreola (Moisés), Ari Brickman (Rubén), Juan Carlos Colombo (Dr. Nurko), Marina de Tavira (Nora joven), Max Kerlow (Rabino Jacowitz), Verónica Langer (Tía Leah), Martin LaSalle (Rabino Kolatch), Silvia Mariscal (Nora), Fermín Martínez (vigilante del edificio), Juan Pablo Medina (José joven), Arantza Moreno (Paola), Vanya Moreno (Laura), Angelina Peláez (Fabiana), Cecilia Suárez (Bárbara), Daniela Tarazona (vendedora), Jaime Titkin (Rabino sustituto)

Estreno en Festival de Lima: 09 de agosto de 2009

Esta es una comedia con un suave humor negro, que más que chocante resulta tierno, y está trabajado con mucha sutileza, tiene una banda musical muy hermosa, y en general toda la propuesta de la película es muy ingeniosa. Lo más importante es que en estos días el protagonista comienza a descubrir hechos del pasado, para lo cual se presentan oportunos flashbacks, donde se muestra las peculiaridades de la fallecida, su relación con su marido, la posterior separación y las relaciones con los hijos; además de un hecho clave que incrementará la ironía.

cinco-dias-sin-nora 1

Esta es una comedia con un suave humor negro, que más que chocante resulta tierno, y está trabajado con mucha sutileza, tiene una banda musical muy hermosa, y en general toda la propuesta de la película es muy ingeniosa.

Obviamente el tema de la película es el duelo y también la vida después de la muerte, no en un sentido esotérico, sino en el esfuerzo de la fallecida por querer prolongar post mortem su control en vida, o su relación también con su esposo separado, y su hijo, nuera y nietos. Pero sólo durante cinco días, como lo indica el nombre de la cinta.

En torno a este planteamiento es que la película crea una serie de situaciones realmente chistosas. Primero porque esta es una familia judía en la cual el padre es un ateo convicto y confeso. Entonces, hay una permanente tensión que llegará hasta el final, entre los rabinos y el ex esposo de la fallecida, que traerá diversas situaciones cómicas. Puesto que él los provoca, llevándoles pizzas durante una fiesta religiosa en la cual no se puede comer pan y, peor aún, como pizzas con tocino y cerdo, lo cual obviamente es una grave ofensa.

Pero al mismo tiempo, la empleada doméstica de la casa es católica y también quiere arreglar el cadáver de acuerdo a los ritos o costumbres del mundo rural del cual ella proviene. Esto abre también un distinto tipo de conflicto, inesperado, con los judíos. Luego llega el hijo y su esposa, quienes sí son judíos practicantes, sobre todo la nuera, esto crea nuevas tensiones, en el marco de esta pequeña guerra religiosa.

cinco dias sin nora 2

Pero estos son pequeños aderezos dentro del argumento. Lo más importante es que en estos días el protagonista comienza a descubrir hechos del pasado, para lo cual se presentan oportunos flashbacks, donde se muestra las peculiaridades de la fallecida, su relación con su marido, la posterior separación y las relaciones con los hijos; además de un hecho clave que incrementará la ironía.

No vamos a seguir contando más, sobre todo porque ya no hay mucho más que contar. Y, en realidad, con lo dicho no matamos el encanto de la cinta ni las ocurrencias simpáticas (y una muy chistosa) que hacen tan agradable y llevadera esta obra. Porque la gracia de todo esto es que nunca se llega a saber cuáles eran los reales deseos y pensamientos de Nora, la fallecida. Ella deja sus diarios y cartas para cada uno de los involucrados, pero esos textos nunca se conocerán, ni siquiera parcialmente. Sin embargo, las mismas circunstancias y los flashbacks sugieren todos los problemas que existían. Hay pues un ligero componente de sugerencia y de dejar a la imaginación del espectador el origen de los problemas de ella y su relación con su esposo.

La cinta, inicialmente, no parece una comedia sino más bien una película de duelo. El tratamiento audiovisual es muy sutil y delicado, y hay un tempo un poco lento. Sobre todo, el comienzo presenta una partitura de piano muy hermosa, que acompaña los planos de detalle donde vemos todos los preparativos que dejó Nora para recibir a su familia con una cena espectacular.

cinco dias sin nora 3

En ese sentido, recuerda a otra película, muy distinta por cierto, Reencuentro, de Lawrence Kasdan, en la cual un grupo de amigos se reúne para el entierro de uno de ellos. Entonces, la película también tiene toda una secuencia inicial de presentación mediante planos detalles, que no es otra cosa más que cómo visten el cadáver con un smoking, antes de meterlo al cajón. En el filme que comentamos se reproduce la misma idea, pero en relación a los preparativos de la cena que deja la fallecida.

Luego viene el contraste entre estos deseos de la mujer y la actitud del ex marido, que –casualmente– está separado desde hace treinta años, pero que –no casualmente– vive al frente del departamento de ella. Y luego comienza la secuela de visitas que reseñamos más arriba.

La película acaba con un final consolador, en el cual todos los conflictos, presentes, pendientes y pasados, se resuelven amistosa y resignadamente. Película hermosa, ingeniosa, divertida, sugerente y con su gota de melancolía.

Artículo anterior
"El mago de Oz" se exhibirá gratuitamente en EE.UU.
Artículo siguiente
Tráiler de "Up in the Air", Clooney en el aire

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Cinco días sin Nora (2008)