Uno de los directores de Cuatro, Frank Pérez-Garland. conversó con LC Burneo a la salida del Cineplanet Alcázar, semanas antes del inminente estreno de su nueva película, un filme grupal y de episodios. Precisamente, ese es un tema que se toca rápidamente en la charla en video: la tradición en el cine peruano de películas episódicas. Siendo exactos, en realidad no existe tal “tradición”, quizá sí un intento o iniciativa que se plasmó en un puñado de filmes firmados por realizadores, jóvenes por entonces, a finales de los años 70 e inicios de los 80.

“Un cine reencontrado”, el indispensable diccionario de películas peruanas, de Ricardo Bedoya, las recuerda así:

Cuentos inmoralesCuentos inmorales (1978)
Directores: José Carlos Huayhuaca, episodio “Intriga familiar”; Augusto Tamayo San Román, episodio “Mercadotecnia o Las desventuras de Mercurio”; José Luis Flores Guerra, episodio “El Príncipe”; Francisco Lombardi, episodio “Los amigos”.
Producción: José Zavala Rey de Castro, Inca Films S.A.

Comentarios: La primera película peruana de este tipo […] Para realizarla se unieron un grupo de directores ansiosos por dar el paso al cine argumental. Hasta ese momento, sólo Lombardi había hecho un largo de ficción, Muerte al amanecer. Los otros, Huayhuaca, “Pili” Flores y Tamayo tenían experiencias en el campo del cortometraje. Tres de ellos -Lombardi, Huayhuaca y Tamayo- eran colaboradores de la revista de crítica cinematográfica Hablemos de cine. El fotógrafo Flores Guerra estaba unido al grupo por razones de amistad. (Pág. 224)

Aventuras prohibidas (1980)
Directores: Augusto Tamayo San Román, episodio “Strip”; José Carlos Huayhuaca, episodio “Historia de Fiorella y el hombre araña”; Luis Llosa, episodio “Doble juego”.
Producción: Cinevisión y Cinematográfica Horizonte, Cusi Barrio, Augusto Navarro

Comentarios: La fórmula del filme de episodios se repitió en Aventuras prohibidas, pero con resultados pocos satisfactorios. [..] Menos orgánica que su precedente, Aventuras prohibidas permitió, sin embargo, a Tamayo y Huayhuaca repetir la experiencia del mediometraje argumental. [..] Los realizadores [del filme] anunciaron que la temática común era la exploración de lo prohibido. “Es decir, las conductas transgresivas de jóvenes limeños que sufren la contaminación del medio social en la esperanza de ver el logro de sus ‘pequeñas ambiciones'”. (Pág. 231)

Una raya más al tigre (1981)
Directores: Oscar Kantor, episodio “Casa pensión”; Kurt y Christine Rosenthal, episodio Chaparro siempre paga; Francisco Salomón, episodio “Sábado chico”.
Producción: Cinematográfica Proyección S.R.L.

Comentarios: Una raya más al tigre fue la menos lograda y exitosa de la serie de tres cintas de episodios [..] Sobre todo, porque careció de una idea unificadora, que resultó nitida en la primera cinta, menos coherente en la segunda y desapareció como eje en la organización de Una raya más al tigre. (Pág. 238-239)

Esas son, entonces, las tres películas peruanas episódicas de las que tenemos información, todas realizadas en Lima. A estas se les sumará a partir de ahora, Cuatro.

Extra: Este año también se han visto renovadas iniciativas grupales en el corto y mediometraje, como las ya famosas Diez Directoras Peruanas, que devino en la publicación del DVD “8 y 1/2, ocho cortos y un mediometraje”.