Sharon Stone y el mundo de los gigolós en “Satisfaction”

sharon stone

Una de las actrices más populares de los años 90 fue, sin duda, Sharon Stone, a pesar de que al mismo tiempo se convirtió en uno de los blancos favoritos de la crítica especializada. Ahora a sus 51 años protagonizará una nueva película en la que el estigma del sexo la sigue persiguiendo. Tal vez sus intentos esporádicos por convencer a los espectadores más exigentes de su talento escondido -en cintas como Casino y Last Dance– no le sirvieron de mucho para conservarse vigente en la madurez, pero no se puede negar que estuvo perfecta en su papelito de Flores rotas, lo que quizá nos devuelva la esperanza de que con un director hábil, la rubia es capaz de sorprendernos.

El título de su nuevo filme es Satisfaction, un drama ambientado en Europa y en el que también actuarán Chris Evans (el Johnny Storm de Los 4 fantásticos) y la holandesa Carice van Houten (La lista negra, Valkyrie). Dirigida por la inglesa Anya Camilleri, esta cinta narrará la historia de un hombre dedicado a la prostitución de lujo (Evans), que tras perder a la mujer que lo estaba manteniendo, y su lugar con la agencia para la que trabajaba, se encuentra con el personaje de Stone, con la cual iniciará una relación seria que peligrará por los prejuicios y los riesgos de su vida pasada como díscolo vividor.

Todo suena a telefilme denunciador, pero parece que es una producción con verdaderas ambiciones. Por el momento, y según lo anuncia la propia Sharon en una entrevista, el inicio del rodaje está previsto para enero próximo, en locaciones en Londres y Roma. Esperemos que se trate de una verdadera historia sensible y no de un filme de “escándalo certificado” al estilo de la secuela de Basic Instinct.

(Vía Coming Soon)

Artículo anterior
Adrien Brody en "Predators", de Nimród Antal
Artículo siguiente
Gregg Araki filma "Kaboom"

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Sharon Stone y el mundo de los gigolós en “Satisfaction”