Fantastic Four
Dir. Tim Story | 106 min. | EE. UU.
Intérpretes:
Ioan Gruffudd (Reed Richards)
Jessica Alba (Sue Storm)
Chris Evans (Johnny Storm)
Michael Chiklis (Ben Grimm)
Julian McMahon (Victor Von Doom)

Estreno en Perú: 14 de julio de 2005

Esta película basada en los populares personajes de la Marvel Comics, se complace en dedicarse a una historia y contarla con ritmo ágil, con el placer sencillo y muchas veces saludable de divertir sin mayor problema.

Fantastic Four

La moda continúa, los héroes bidimensionales continúan llegando a la acción viva. Ahora es el turno de estos recordados cuatro superdotados, precedentes de los X-Men. La película que tiene a su cargo el desconocido Tim Story (EE. UU. 1970) tiene la virtud de entregarse a la diversión pura y no agregar más a sus intenciones que una divertida sesión, más deliberadamente cómica que el original. Ahí están puestos ante nosotros con todas las virtudes tecnológicas el estirado (y estirante) Reed Richards, la transparente Sue Storm, su hermano el impulsivo Johnny y el duro Ben Grimm envuelto en su capa de roca.

Quienes desconocen a los cuatro fantásticos por el cómic o los dibujos animados no tendrán mayores problemas tanto para ingresar al mundo imaginario fabulado (una vez más) por Stan Lee, como tampoco para seguirla con atención. La película va de broma en broma y de pelea en pelea, he ahí donde se concentra lo más sano de un film de este tipo pero a la vez lo que la limita. Aquí no encontraremos las ínfulas expresionistas de Burton o los jugueteos de Raimi o el criterio y coherencia de Nolan recientemente demostradas en Batman inicia, nada de esto se halla en Fantastic Four.

Estaría demás extenderse en estas comparaciones, la película se complace en dedicarse a una historia y contarla con ritmo ágil, con el placer sencillo y muchas veces saludable de divertir sin mayor problema. Tal es el caso y lo consigue.

Jorge Esponda