richardson house of cards

Primero fue State of Play y en unos meses será Edge of Darkness. Cada vez más se interesa Hollywood en adaptar algunas producciones de la televisión británica. La que se viene ahora, correrá por cuenta de David Fincher, aunque conservará su formato para exhibición en pantalla chica. Se trata de House of Cards, una miniserie de cuatro episodios, que se convirtió en un sonoro éxito en su país en 1990.

Aquella producción, protagonizada por el recordado Ian Richardson y escrito por Andrew Davies, basado en el libro de Michael Dobbs, se ambientaba al final del mandato de Margaret Thatcher y nos presentaba a un maquiavélico miembro del ala conservadora del Parlamento, llamado Francis Urquhart, que urdía una conspiración para convertirse en Primer Ministro. La miniserie original fue significativamente inspirada en Ricardo III de Shakespeare, incluyendo varios giros del guión y la forma en la que Richardson interpretó al personaje.

Fincher, en calidad de productor ejecutivo, cuenta con la colaboración del guionista Eric Roth (sí, el de Forrest Gump), e intentará hacer una cinta seguidora de The West Wing, mudando a Estados Unidos y su mundo político, todas las argucias de Urquhart. Por otro lado, Fincher sigue adelante con The Social Network, la versión hollywoodense sobre el fenómeno de Facebook, que viene preparando para el próximo año.

(Vía Filmshaft)