¿Se imaginarían al actor fetiche de John Carpenter, al efectivo y muchas veces ninguneado actor de cine de acción, al chico que empezó haciendo papeles en las comedias familiares de Disney, convertido en uno de los protagonistas de la saga galáctica de George Lucas?

Eso es lo que podemos ver en estas imágenes de las audiciones de la futura Star Wars, donde Russell aparece tentando el rol de Han Solo. El papel, finalmente obtenido por el casi desconocido Harrison Ford, tuvo en pugna a una lista no menos prominente que incluyó a Nick Nolte, Christopher Walken, Jack Nicholson, e incluso Steve Martin.

Valgan verdades, en esta sesión Kurt luce menos convincente que Ford. Igual ya le tocaría su revancha de la mano del rey de la Serie B, que le daría en bandeja la oportunidad de practicar mejor sus gestos cínicos como el antihéroe alternativo Snake Plissken en Escape de Nueva York. Fiel a esas reivindicaciones, Tarantino también le regaló su último papel memorable como el Stuntman Mike en Death Proof.

Extra: Aquí también pueden ver a los jóvenes galanes de la época, Robbie Benson y Andrew Stevens, queriendo ganar el rol de Luke Skywalker. Parece como si Lucas hubiera querido jugar con los sentimientos de los actores más rankeados.

(Vía Cinematical)