Espectadores de internet y de cine, dos entes distintos

fred youtube

Los ejecutivos de los estudios andan hace tiempo buscando ideas nuevas ya que la creatividad en la meca del cine no anda siendo la más creativa, por lo que no sorprende que además de los consabidos remakes y las adaptaciones a la pantalla grande de cuanta serie antigua exista y de cuanto cómic conocido o por conocer, las cabezas pensantes (?) se estén fijando en internet y los fenómenos que hay en YouTube para ver si encuentran la nueva marmita de oro al final del arcoiris (¿de la concertación? no, otro).

Así como hace unos días se supo que la productora de Sam Raimi firmaba contrato con el uruguayo Fede Alvarez luego de comprarle la idea de llevar a la pantalla grande el corto ¡Ataque de Pánico!, me entero ahora que ya están haciendo una película de un suceso en YouTube que jamás había escuchado, y que posiblemente nunca vaya a ver, más que el par de capítulos que ya vi para enterarme de qué iba la cosa.

El productor y director de brutalidades como Norbit y Varsity Blues, Brian Robbins, está detrás de la película protagonizada por un chico de 16 años éxito en internet de nombre Lucas Cruikshank. Si no lo han escuchado, no importa mucho. Este chico creó un personaje llamado Fred Figglehorn, con una aguda voz que a cualquier mortal le revienta las pelotas a los dos minutos de escuchar, y que ya ha sido visto por más de 70 millones de personas desde 2005. La historia va de este personaje, un niño exagerado al mil por ciento que tiene aventuras, madre alcohólica, canta y hasta tiene tremendos éxitos en iTunes Store.

La película se llama Fred: The Movie (cero ingenio a la hora del título) y busca alcanzar estreno en sala para diciembre del 2010. Si no lo logran, atacarán el pay per view. De acuerdo a lo que la gente detrás del proyecto, dada la alta audiencia en YouTube, la película puede ser más que sólo para el PPV. Agregan que es una comedia con mucho valor ya prevendido y si se le agrega el hecho de que Lucas estará empujando a todos sus seguidores para que vean la película, el éxito debería ser inmenso.

Pero aquí vienen las preguntas. La gente seguidora en internet de este freak, ¿querrá ir a la sala de cine a ver algo que primero en gratis en la web y que, además, dura sólo un par de minutos y no la hora y media que dura un film en promedio? Soy una persona que le gusta navegar, qué duda cabe, pero no soy de los que está todo el día en ello. Los más pequeños y los más adictos están horas y horas, pero no viendo una cosa, sino que docenas de ellas, saltando y saltando de una cosa a otra y con un nivel de atención que no supera los 5 minutos por página. De hecho, se calcula que el promedio de permanencia en un sitio llega a los 2 minutos y medio.

¿Tiene entonces una visión de futuro y perspectiva de negocio el llevar a cabo un proyecto como este? No creo que sea tan fácil como tomar un éxito de internet y llevarlo a la pantalla con la simple adición de un guión y algo de valor agregado de producción. Lo que aun parece que no se logra entender es que el cine es un mundo e internet es otro completamente distinto, a su vez, los internautas que pululan en sitios como YouTube, son seres aun más sectarios que los que buscan bajar una película o leer el diario o ven el video gracioso del día en la web. Estos jóvenes, la mayoría los son, son personajes que buscan lo inmediato, rápido, breve y pronto pasan a otra cosa. Sin ir más lejos, si se fijan bien, en muchos sitios que presentan videos de lo que sea -noticias o entrevistas- y que llevan adosados al inicio una breve publicidad, éstas han ido reduciendo su longitud de lo que al inicio era 30 segundos a lo que actualmente va de 15 ó 10 segundos. Se dieron cuenta que 30 era demasiado y la gente prefería salir del lugar a estar MEDIO MINUTO esperando. Y esta es gente más o menos promedio que navega por la red de redes.

Quizás una película como Fred: The Movie resulte, pero creo que aun falta mucho como para lograr un balance entre web y cine, además de que se entienda que el público que antes era disímil y ecléctico, hoy en día lo es más aun y no busca lo mismo que buscaba antes.

Por cierto, el director de esta película se llama Clay Weiner, director de publicidad que tiene muchas campañas en su vida, pero una de mis favoritas es la que dejo abajo. Se titula “Dude” y dio muchas vueltas por la web hace un par de años. Y prefiero dejar este spot que un video de la ardilla chillona que es el chico este.

Artículo anterior
Presentación de Godard! 22 con "La chica del puente", de Patrice Leconte
Artículo siguiente
Tráiler de "Papá o 36 mil juicios de un mismo suceso" de Juan Pablo Fernández

1 comentario

  1. 11 de diciembre de 2009 at 18:07 — Responder

    realmente espantoso ese fred

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Espectadores de internet y de cine, dos entes distintos