Mario Pozzi-Escot

En este post ofrecemos más información sobre la grave denuncia que el comunicador y crítico Andrés Mego, ex integrante de la Dirección de Cine y TV de San Marcos, presentara contra Mario Pozzi–Escot, titular de esa dependencia perteneciente al Centro Cultural de la cuatricentenaria universidad. Las acusaciones hablan de una serie de irregularidades en el manejo total de la entidad, incluyendo el uso del presupuesto y de los ingresos propios, y un sistemático maltrato al personal contratado de la Dirección de Cine y TV.

El documento original de la imputación fue enviado el 23 de setiembre de 2009 por Mego y sus compañeros Verónika Rodríguez y Miguel Bonilla, al Sr. Carlos Del Águila, director general del Centro Cultural, apenas unos días después de asumir éste el cargo, tras la repentina salida de Federico García Hurtado. Ahí explican que Pozzi–Escot no cumplía con entregar a la Caja Única del CCSM el 50% establecido del total recaudado por los cursos y talleres que la institución dicta habitualmente -incluso algunos de éstos ni siquiera se declararían-, y que la Caja Chica que recibe la dependencia, de la cual se encarga directamente el mismo Pozzi–Escot, se destinaría a “gastos de producción” no especificados. La consecuencia es la falta de fondos para desarrollar las actividades de la oficina, por lo que el personal se ve obligado a poner de su propio peculio para cumplir con ellas.

La información presentada por los tres trabajadores, que cuenta con los sellos de las oficinas de Administración, Dirección Ejecutiva y Dirección General, provocó que el director general, Carlos Del Águila, dispusiera la conformación de una “comisión investigadora” que él presidió. Además, estuvo integrada por el Sr. Pedro Ramírez, jefe de Servicios Generales; Srta. Olga Guzmán, secretaria del Museo de Arqueología y Antropología de San Marcos –dependencia dirigida por Carlos Del Águila antes de su cargo actual–; y los señores Miguel Flores y Violontino Vallejos, asistentes de Dirección General. Es decir, cuatro personas de menor jerarquía administrativa investigando a un director. Según relata Mego, este grupo de trabajo “se tomó tres meses para ratificar el desastre” de la cuestionada gestión.

Al respecto, la Oficina de Imagen Institucional del Centro Cultural de San Marcos ha enviado un comunicado, en el que se informa que dicha comisión, cuyos miembros no menciona, desestimó las denuncias de maltrato al personal y malversación de fondos, y que sólo reconoce “responsabilidad administrativa” en el titular de la Dirección de Cine y TV, aunque no especifica si por ello impondrán una sanción a Pozzi-Escot. Lean a continuación:

Comisión Interventora desestima denuncias contra director de Cine y Televisión de San Marcos

En setiembre del año 2009, el equipo de Cine y Televisión de San Marcos, conformado por Verónika Rodríguez Trujillo, Andrés Mego López y Miguel Bonilla, presentaron una denuncia contra Mario Pozzi-Escot, Director de Cine y Televisión de San Marcos.
Malversación de fondos por concepto de cursos y talleres, malversación de fondos de Caja Chica y maltrato verbal al personal, eran los cargos.
Para resolver esta situación, el Director General del Centro Cultural de San Marcos, Lic. Carlos Del Águila, conformó un Comité Interventor que investigó las mencionadas acusaciones mediante reuniones con los implicados y recabando información financiera de tres fuentes: caja única del Centro Cultural de San Marcos, la empresa Audiovisuales e Informática (productora asociada con la que se realizaban los cursos y talleres) y los mencionados trabajadores de Cine y Televisión.
El Comité llegó a las siguientes conclusiones:
– Respecto a la acusación de Malversación de Fondos por concepto de cursos y talleres, el Comité no encuentra documentación probatoria, de ambas partes involucradas (tanto denunciantes como denunciado), que acrediten la denuncia efectuada. Más aún si tomamos en cuenta el informe presentado por la empresa Audiovisuales e Informática en el que efectúa un balance económico y muestra conformidad. Sin embargo el Comité, sí encuentra responsabilidad administrativa, en el Sr. Mario Pozzi-Escot, en su calidad de Director del Área y del equipo de trabajo a su mando, debido al desorden existente en el manejo de las mencionadas cuentas.
– Respecto a la acusación de malversación de fondos de caja chica se manifestó que los rendimientos de la caja chica fueron presentados a la Dirección General del Centro Cultural de San Marcos con normalidad hasta el mes de junio de 2009, pasando la documentación presentada todos los controles y verificaciones, tanto del Centro Cultural de San Marcos como de la Dirección General de Administración sin haber sido observadas en algún momento. Se debe precisar que el cheque de caja chica de julio de 2009 de Cine y Televisión no ha sido cobrado.
– Los testimonios presentados por ambas partes sobre el tema del maltrato al personal no pueden ser confirmados; más aún no habiendo sido presentados en su debida oportunidad a los órganos correspondientes para tomar las medidas preventivas del caso.

Por la gravedad del caso, el director general Carlos Del Águila debería publicar el informe de la Comisión o Comité Interventor, y dar mayores detalles, por ejemplo de la empresa “Audiovisuales e Informática” (de la cual no hemos podido encontrar información en la web de Sunat), y de cómo realizó su labor y de qué ha encontrado en la gestión de Pozzi-Escot.