Uno de los angustiosos encuentros en Los amantes

Ha ingresado a la cartelera peruana Los amantes (Two Lovers, 2008), cuarto largo de James Gray (Little Odessa, The Yards, We Own the Night), uno de los mejores estrenos en lo que va del 2010. Se trata de un drama concentrado, tenso, que empieza con un intento recurrente de suicidio en un río y transita durante el relato entero por una línea autodestructiva y redentora, donde el protagonista apuesta el todo o nada, buscando el escape desesperado del entorno familiar que ama pero ya no soporta más.

A primera vista, Los amantes parece una narración lineal y clásica, nunca deja el presente y carece de flashbacks. Sin embargo, los diálogos y la composición de los personajes están atravesados por referencias y sensaciones fantasmales, que remiten a un amplio pasado tan desequilibrado como el pasaje vital que el guión de Gray y Ric Menello concentra, aproximadamente, en un par de semanas.

Leonard Kraditor (brillante Joaquin Phoenix en su última película a la fecha) encarna lo que sería un looser contemporáneo. El mundo le es tan hostil que hasta un extraño impide que acabe con su existencia. En una época que proclama el individualismo y donde las nuevas tecnologías lo refuerzan, él nada puede hacer sin la mirada omnisciente de sus progenitores, y en particular de su madre (extraordinaria presencia de Isabella Rossellini), que incluso es capaz de descubrir su búsqueda en Internet de información del viaje–fuga que prepara.

La película coloca a Leonard en el centro de un establishment parental y cultural provisto de rituales judíos y buenas intenciones que buscan encauzar su futuro, incluido el traspaso del negocio de tintorería a un comerciante cuya joven hija, Sandra Cohen (Vinessa Shaw), entabla una tímida relación con él. Por el contrario, esas circunstancias sólo logran sumirlo en un creciente estado de alienación. Es notable la conversación que sostiene con su eventual jefe–suegro, donde Phoenix expresa la tensión contenida de quien se siente extraño en todas partes.

Los conflictos de Leonard se intensifican al formar un triángulo instintivo y torpe, que conoce él únicamente, en el que Michelle (la Gwyneth Paltrow que queremos ver, ambigua y compleja, impulsiva y vulnerable) luce igualmente insegura y complicada en su mundo propio, dependiente de Ronald (Elias Koteas), un hombre casado que no piensa dejar a su esposa. Las locaciones filmadas en clave baja, opresivas y claustrofóbicas en los dormitorios y los exteriores de los condominios de un Brooklyn aciago y nocturno, imprime un tono nervioso de escondite y acecho en paralelo a la alegría compartida de los Kraditor y Cohen. Leonard no es seductor ni mujeriego, sólo es un alma errante que agoniza y revive a cada paso.

Two Lovers

Dir: James Gray | 110 min. | EEUU

Intérpretes: Joaquin Phoenix (Leonard Kraditor), Gwyneth Paltrow (Michelle Rausch), Vinessa Shaw (Sandra Cohen), Moni Moshonov (Reuben Kraditor), Isabella Rossellini (Ruth Kraditor), John Ortiz (Jose Cordero), Elias Koteas (Ronald Blatt), Bob Ari (Michael Cohen), Julie Budd (Carol Cohen).

Estreno en España: 14 de mayo de 2010.
Estreno en el Perú: 20 de mayo de 2010.