Chabuca Granda en el cine peruano

En el día de su nacimiento, 3 de setiembre, hacemos un recuento de los momentos en que María Isabel Granda Larco, la gran cantautora peruana Chabuca Granda, hizo su aparición en la pantalla grande con su presencia y sus canciones.

En Mi secretaria está loca, loca, loca (1967), dirigida por Alberto Dubois, canta el vals de su autoría «María Sueños» acompañada por la cantante argentina Violeta Rivas y en la guitarra el actor peruano Fernando Larrañaga, ambos protagonistas de esta comedia romántica  filmada entre Lima y Buenos Aires, de tratamiento ligero y pretensiones turísticas. 

En el filme Bromas S.A. (1967), comedia de tonos burlescos dirigida por el mexicano Alberto Mariscal, aparece interpretando uno de sus temas más célebres «Fina estampa». Esta era una coproducción mexicano-peruana filmada en Lima con la presencia de figuras de la televisión de entonces como Cachirulo y Copetón, Patricia Aspíllaga, Regina Alcóver, Augusto Ferrando, Luis Alvarez, Ricardo Tosso, Luis Angel «Rulito» Pinasco, Mario Velásquez “Achicoria”, entre otros.

También existe un filme integramente dedicado a la vida y obra de la compositora cotabambina: Chabuca Granda… confidencias (1988), documental de 61 minutos dirigido por Martha Luna, y con entrevistas a figuras de la música latinoamericana como Armando Manzanero, Alberto Cortez, Pablo Milanés y Mercedes Sosa. El crítico de cine y TV Fernando Vivas también participó como guionista y asistente de producción.

La película nunca se pudo estrenar comercialmente en su momento debido a un boicot de las empresas exhibidoras de entonces. Se presentó recién el 8 de marzo de 1996 en el auditorio del Centro Cultural de la Municipalidad de Miraflores y en El Cinematógrafo de Barranco. Se trata del primer largometraje documental dirigido por una realizadora peruana.

«Chabuca Granda…confidencias», evoca en 7 capítulos la obra y personalidad de nuestra máxima compositora, desde el criollismo auroral hasta el proyecto de llevar al cine «La Flor de la Canela» (guion que dejó escrito en uno de sus innumerables cuadernos), pasando por sus vertientes testimoniales (sus vínculos con poetas y jóvenes compositores a través de los que percibe un mundo y una sociedad diferente), su lado romántico, su acercamiento a la trova y su descubrimiento (y deslumbramiento) de la música negra a partir del contacto con El Guayabo, El Carmen y la familia Ballumbrosio («hay que discotecar la música negra para que los jóvenes la sientan como propia», señalaría premonitoriamente).

(Vía Caretas N° 1404)

Este es un fragmento del documental donde Mercedes Sosa la recuerda con cariño:

En su libro «El cine sonoro en el Perú» (pág. 208), Ricardo Bedoya comenta así el boicot que sufrió esta película por aquellos años:

En abril de 1990, los exhibidores se negaron a programar en las salas de cine «Chabuca Granda… confidencias», pese a que contaba con la aprobación de la Comisión de Promoción Cinematográfica y de los beneficios de la exhibición obligatoria. La realizadora entabló un proceso judicial victorioso en todas las instancias, pero el desacato a la autoridad judicial se impuso, limitando la difusión de la cinta.

[Actualización 3 setiembre 2020] Como es de conocimiento, Chabuca le dedicó «Cardo o ceniza» a la chilena Violeta Parra, y a su romance frustrado con un joven folclorista suizo. Esta canción lo interpreta Sara Van en el documental «Sigo siendo» de Javier Corcuera, en una escena que presenta Felix Casaverde, quien fue amigo y guitarrista de Chabuca.

En el mismo documental aparece Susana Baca cantando «María Landó», tema de Chabuca Granda y César Calvo, acompañada por los músicos Felix Casaverde, Carlos Hayre, Mangué Vázquez y Lalo Izquierdo.

El 16 de enero de 1969 Chabuca estrenó en la antigua iglesia Santa María Magdalena de Pueblo Libre la «Misa Criolla de Bodas» que creó para la boda de su hija Teresa Fuller. El documental «Cantar la Misa con Chabuca» (2018) de Luis Enrique Cam cuenta en clave documental la historia de esa composición.   

En «Rockstar Aviles« (2016), documental de Fajri Rouillon que recorre y rinde homenaje a trayectoria de Oscar Aviles, la primera guitarra criolla del Perú, se rememoran las grabaciones en los estudios Iempsa que el músico hizo con Chabuca de varias de sus composiciones.

«Cantar la Misa con Chabuca» y «Rockstar Avilés» están disponibles en las plataformas de Cineaparte y Movistar Play 

Millennium Actress
Artículo anterior
La obra de Satoshi Kon: "Millennium Actress"
Poster de Cielo Oscuro
Artículo siguiente
"Cielo oscuro": las emociones disecadas

1 comentario

  1. Avatar
    Tibi
    10 de marzo de 2013 at 8:14 — Responder

    Gracias por el video de Chabuca en 300 millones! Maravilloso!

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Chabuca Granda en el cine peruano