“La última tarde” se presentó en el Festival Latino Americano Rotterdam

Con 47 películas, tres conciertos de primer nivel, cinco días de música en vivo, talleres, cine al aire libre y minicine para los más pequeños, llegó este año el Festival Latino Americano Rotterdam.

Porque el cine es una magia que nos envuelve y nos puede transportar en el tiempo y llevarnos a cualquier lugar. El último fin de semana de agosto pasado los cinéfilos de Rotterdam paseamos por las calles de Lima y rememoramos situaciones de una etapa imborrable en la historia del Perú. “La última tarde” del director peruano Joel Calero se presentó en la segunda edición del Festival Latino Americano Rotterdam (realizado del 23 al 27 de agosto). Entre las películas en programa que la acompañaron estuvieron “Una mujer fantástica” (Chile, 2017), “Últimos días en La Habana” (Cuba, 2016), “O ninho” (Brasil, 2016), “El invierno” (Argentina, 2016) y los clásicos cubanos, “Fresa y chocolate” (1993) y “Memorias del subdesarrollo” (1968).

“Cada vez se puede ver más películas peruanas de buena calidad y en diversos festivales internacionales. Por eso nos complace poder proyectar hoy este hermoso filme. El año pasado tuvimos también representación peruana con “Magallanes” y “Sigo siendo”. Creo que en diversos países, entre ellos Perú, la digitalización ha favorecido considerablemente al cine. Ver películas es cada vez más asequible y esto hace más posible tomar contacto con el trabado de distintos directores. Y como realizador esto puede favorecer mucho, es algo que suma en el desarrollo de quien hace cine”, nos comentaba la programadora del festival, Irma Dulmers.

La muestra que tuvo como sede el Lantaren Venster (Centro para Música y Cine en Rotterdam) es una nueva iniciativa, aunque está amparada por experiencias anteriores de festivales similares que compartían el objetivo de difundir el cine latinoamericano. La innovación de este festival es combinar cine y música bajo un mismo concepto. Aunque es una muestra relativamente nueva, ya cuenta con miles de asistentes a sus salas y se puede hablar de una próxima edición. En esta entrevista Irma Dulmers aborda algunos asuntos referentes al festival:

¿Cuáles son los objetivos del Festival Latino Americano Rotterdam?
Queremos mostrar la cultura sudamericana, especialmente el cine y la música. Y brindar a los visitantes la oportunidad de tomar contacto con hermosas películas latinoamericanas que no podrán ser vistas de otra forma en Holanda, ya que sólo un pequeño porcentaje de películas de Sudamérica son compradas por los distribuidores holandeses. Y son esas pocas películas las que se van a ofrecer al público en las salas de cine.
Además pensamos en Rotterdam para esta muestra porque la población es aquí muy diversa y hay mucho interés en conocer sobre otras culturas, y seguramente también de la cultura latinoamericana.

¿Cuál es el criterio en la selección de filmes?
Comencemos por la calidad, debe ser una película que nos atraiga y de buena calidad. No estamos muy enfocados en un tipo en particular de películas, tenemos largometrajes, cortos, filmes de bajo presupuesto o películas muy populares. Siempre buscamos un equilibrio entre películas de música y películas indies recientes. En las películas recientes buscamos también un equilibrio entre temáticas diferencias, pueden ser sobre temas políticos y/o dramas de contenido social, por ejemplo. Tenemos amplia experiencia en el cine latinoamericano y en verdad las películas que elegimos tienen que parecernos realmente interesantes. No buscamos blockbusters, esos que ya se ven en los medios masivos. Nuestra preferencia se inclina más por películas con calidad artística.

¿Hay una fecha específica para quienes quieren enviar sus trabajos?
A lo largo del año, los realizadores pueden enviarnos el link a su película o un DVD. Miramos todo lo que recibimos. Incluso visitamos festivales en busca de películas, en La Habana, Toulouse, Berlin, Cannes o en México por ejemplo. De todas estas cintas recibidas, un par de cientos, hacemos una selección de sólo 35 películas. El cine latinoamericano es tan diverso como lo es América Latina. Cada país tiene su propia cultura y características propias. Eso se puede ver en el programa, eso es exactamente lo que quiere mostrar este festival, la diversidad de América Latina.

Así, ahora cada vez que escuchemos a Gigliola Cinquetti, recordaremos “La última tarde” de Joel Calero:

Entonces mi alma
era cándida y pura
con tanto anhelo como temor
vivía mi primer amor

Buscaba caminos
quizá equivocados
no supe que a ti
me llegaba por claros senderos
Ahora presiento
que tu amor es sincero
y en alas del viento
tu me vas a llevar

A las puertas del cielo
al confín de los mares
cuantas veces en mis sueños
te he llevado junto a mi …

Antecedentes del Festival: En los años 90, el Lantaren Venster albergó por algunos años el Festival Latinoamericano de Cine y Literatura, en su antiguo local. Posteriormente vendría el Latin American Film Festival en Utrecht, que cerró sus puertas después de nueve ediciones. Los organizadores del actual festival también formaron parte del staff de las anteriores muestras.

Artículo anterior
[Crítica] "Valerian y la ciudad de los mil planetas", de Luc Besson
Artículo siguiente
Festival de Lima 2017: Cine en las cárceles

1 comentario

  1. […] Enlace a artículo completo: Festival Latino Americano Rotterdam […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

“La última tarde” se presentó en el Festival Latino Americano Rotterdam