Entrevista: Will Becher, director de animación de “El cavernícola” del estudio Aardman

Will Becher es uno de los profesionales más reconocidos de la industria del cine de animación en stop motion. Cuenta con una experiencia de más de 20 años trabajando para estudios como Aardman (“Wallace & Gromit”, “The Pirates!”, “Shaun the Sheep”) y Laika (“Paranorman”, “Kubo”).

Su trabajo más reciente es como director de animación de “El Cavernícola” (“Early Man”), la nueva producción del estudio Aardman. El estreno de la película en Lima coincidió con la presencia de Will en el marco del CINI- IV Festival Internacional de Cine para Niños, organizado por el Instituto Británico. En esta entrevista para Cinencuentro, conversamos sobre el largo y laborioso proceso de crear una cinta de animación en stop motion, el trabajo con los actores que prestan sus voces y los principales aprendizajes que ha obtenido en los estudios Laika y Aardman.

¿Cuál es el mayor reto que demanda la técnica de la animación en stop motion?
Todo lo que creamos en la historia tiene que hacerse físicamente, por lo que hay muchos oficios diferentes involucrados en la creación de los personajes y del mundo en el que viven. Luego, en lo que respecta a la animación, lo más difícil es obtener el mejor desempeño durante la filmación, porque en la técnica de stop motion, es muy poco probable hacer algún cambio después, así que para cada toma tenemos que mover físicamente las marionetas y tomar fotos durante todo el proceso, desde el inicio hasta el final. No podemos retroceder y cambiar algo si luego nos damos cuenta que no funciona, entonces lo más difícil para mí como director de animación es lograr que los animadores entiendan lo que realmente se necesita de los personajes y de la película.

¿Cuánto tiempo tomó todo el proceso de creación de esta película?
Fue alrededor de seis años, desde la idea inicial. El director Nick Park pasó de tres a cuatro años trabajando en la historia y en los story boards. Luego, yo me involucré dos años y medio antes de terminar el trabajo con el equipo de animación. Teníamos alrededor de 150 personas en el estudio, todas de diferentes especialidades, creando en equipo este proyecto. El rodaje tomó aproximadamente un año y medio. En una semana promedio, tratamos de lograr que cada animador produzca 5 segundos del producto final. Al final tuvimos un equipo de 35 animadores.

¿Y los actores que prestaron sus voces se incorporaron en la última parte del proceso?
En realidad, los actores de la versión en inglés grabaron sus voces incluso antes de que comience el rodaje y luego usamos estas voces para ayudar a crear los personajes. Después, Nick Park y yo actuamos toda la película frente a una cámara de video, guiándonos de las voces que grabaron los actores, para ayudar al equipo de animación a que capten el sentido de lo que se requiere para animar el movimiento de los personajes en cada escena.

En la versión doblada que ha llegado a la cartelera peruana, las voces de los actores tienen acentos de distintos países de América Latina. ¿También hay una variedad de acentos en la versión original en inglés?
Es interesante porque creo que es diferente para cada audiencia. En la versión original, nos divertimos utilizando muchos acentos regionales que son de distintas partes del Reino Unido y que son muy diferentes. Nuestro villano tiene un acento francés muy pomposo y ridículo. Y el resto de los personajes de la Edad de Bronce tienen una mezcla de acentos europeos. Probablemente para la versión de América Latina eso tenga diferentes connotaciones. [N.E.: Lo tiene. En la versión latina se oyen los típicos acentos argentinos, brasileños, colombianos, entre otros].

En “El Cavernícola” el fútbol ocupa un papel importante. ¿Ustedes planearon desde un inicio lanzar la película este año en que se celebra la Copa Mundial?
Fue hace tanto tiempo cuando Nick comenzó a trabajar en el proyecto, que en realidad no fue una consideración para él. Más bien, él amaba la idea de hacer una película sobre un hombre de las cavernas y luego pensó que podría ser un buen concepto mostrar el origen de un deporte prehistórico.

Has participado en películas de animación para el estudio Aardman y también para el estudio Laika. ¿Cuáles son las principales diferencias y puntos en común entre ambos estudios de animación?
Creo que lo que ambas compañías comparten es la pasión por contar historias y las dos usan la animación stop motion para crear esas historias. Ambos estudios cuenta con una increíble variedad de talentos para dar vida a estos mundos. Técnicamente hay una diferencia porque el estilo de animación de Nick Park y del estudio Aardman es muy audaz y filmamos cuadro por cuadro. Rodamos en lo que llamamos “dobles”, tomamos dos fotografías por cada toma y lo que eso genera es un encanto “naive” en el resultado final. Mientras que en el estudio Laika utilizan una forma de trabajo muy refinada, un poco más naturalista y suave. Además, Laika está constantemente innovando en la creación de prototipos e impresión en 3D, por lo que toda la tecnología para crear esos mundos es increíble. Por otro lado, en Aardman todo el trabajo de Nick Park nace de la arcilla y se logra esculpiendo con las manos, así que creo que eso es lo que hace única a esta compañía, el trabajo proviene de los dedos de los animadores y los dedos de los creadores de las marionetas.

Has dirigido tres cortometrajes de animación. ¿Tienes planes de dirigir un largometraje animado más adelante?
Vine a Lima a presentar mis cortometrajes como parte del CINI- Festival Internacional de cine para niños. Así que estoy bastante emocionado, porque los cortometrajes me ayudaron a ingresar en la compañía Aardman. Nick Park vio los cortometrajes y pensó que había una posibilidad para que yo sea más que un animador, para ser un cineasta. Yo quiero aprender constantemente, así que definitivamente tengo la ambición de hacer un largometraje y ya estoy trabajando en algunas ideas. Me gustaría hacer más películas porque es un proceso agradable para mí, toda la creación de principio a fin me encanta. También me encanta animar, a pesar de que en “El cavernícola” no soy un animador, sino el director de animación. Ha sido maravilloso trabajar muy de cerca con Nick, fue mi héroe de niño y ahora he podido aprender del creador de “Wallace & Gromit”, ganador del Oscar.

¿Qué les recomendarías a las personas que desean incursionar en el cine de animación?
Yo les diría que para hacer cine de animación en stop motion, solo necesitan practicar y practicar. Requiere mucho trabajo, pero se aprende rápidamente en el proceso de creación. La gente que trabaja en animación proviene de especialidades muy diferentes. También se necesita ser persistente y tener pasión, yo fui muy persistente en Aardman cuando quería aprender. Además, creo que los festivales como CINI son entornos realmente buenos para que conocer a otras personas de la industria y también para conocer otras películas e ideas.

Entrevista realizada por Juan Carlos Ugarelli y Laslo Rojas, el 21 de febrero en San Isidro.

Artículo anterior
"Sangra. Grita. Late!": Entrevista con Andrea Luna, Iván Chávez y Manuel Calderón
Una Mujer Fantastica chile pelicula trans
Artículo siguiente
"Una mujer fantástica" abre camino a las personas trans, en el cine y en la sociedad

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos


COMPARTIR

Entrevista: Will Becher, director de animación de “El cavernícola” del estudio Aardman