Películas que se convirtieron en populares productos

Para nadie es secreto que la industria del cine mueve miles de millones de dólares cada año, y por eso mismo tampoco sorprende que salgan al mercado una infinidad de productos inspirados en las películas más taquilleras. La relación entre las cintas y el aparato de marketing es cada vez más estrecha y lo podemos ver en las tiendas físicas y online, los anaqueles se llenan de souvenirs y juguetes del largometraje de moda.

A final de cuentas, todo esto tiene razón de ser dado que se convierte en un círculo virtuoso para los productores del film, porque los productos sirven para promocionar la película, y la popularidad de la película aumenta la venta de los artículos. La mejor evidencia de esto es que de acuerdo con datos de Bloomberg, si una película recauda en taquilla más de mil millones de dólares, en juguetes y mercancía venderá entre 250 y 300 millones de dólares. Esto quiere decir que los blockbusters del verano tienen doble vía de ingresos, más lo que se acumule por venta de discos o derechos vía streaming una vez que se retire de cartelera.

Es tentador pensar que el mercado de los juguetes es el único que mueve estas fuerzas consumistas, pero la realidad es que los adultos invierten cantidades fuertes de dinero en artículos coleccionables. Tan es así que las empresas como Lego o Mattel sacan a la venta ediciones especiales para complementar la gama de productos que está promocionando una película, mismos que están diseñados para atraer a los más fanáticos.

Las películas que son parte de franquicias ultra taquilleras son las que normalmente inundan las tiendas con sus productos, se nos vienen a la mente Star Wars o The Avengers; pero la verdad es que todo tipo de largometrajes le entran al mundo del merchandise. Un ejemplo de esto es Bridesmaids, éxito de taquilla convertido en juego tragamonedas disponible en Betway Casino que cuenta con un diseño de estilo matrimonial que atrae a los más fanáticos. Una comedia romántica acerca de un grupo de damas de honor es una inspiración poco probable para una figura de acción, pero tiene sentido convertirla en un emocionante juego exclusivo para adultos.

También lee:  El impacto del coronavirus en el cine peruano

The Avengers, Spider Man, y Batman; los superhéroes salvan al retail

Para las cifras que acostumbra a manejar Hollywood, 150 millones de dólares pueden parecer poca cosa, pero eso está lejos de ser la realidad. Eso fue lo que vendió The Avengers en artículos y dentro de la industria queda la sensación de que pudo haber sido más. Esto debido a que Hasbro no anticipó el éxito de la película que aglutinó a Iron-Man, Thor, Capitán América, y Hulk. Claro que en las siguientes entregas hicieron gala de que la lección quedó bien aprendida y vendieron cientos de millones de dólares más, tal como sucedió con Captain America: Civil War, la cual fue bien recibida por crítica y público.

Otro ejemplo de cómo los superhéroes son unas máquinas de vender dinero es Spider Man, que en su versión estelarizada por Tobey Maguire vendió 155 millones de dólares en mercancía y productos de variada índole. Estos números solamente fueron en aumento conforme pasó el tiempo y se reinventó la franquicia, la cual fue estelarizada por Andrew Garfield en su segunda etapa y por Tom Holland en las películas más recientes.

Para completar la trilogía de superhéroes vamos a cerrar con el que más vende de todos: Batman. Gracias a la actuación de Christian Bale y la dirección de Christopher Nolan, la franquicia del “Hombre Murciélago” se posicionó como la saga más redituable en el mundo del cine y las ventas de productos. A la par de las salas agotadas estaban las ventas de videojuegos, ropa, y artículos coleccionables. Batman es el campeón indiscutido de DC Comics, por encima de Superman, a quién no le han podido encontrar cabida en este mundo moderno. En total, el justiciero de Ciudad Gótica vendió 240 millones de dólares.

¿Cuál es la moraleja de esta historia?

Si hay una lección que aprender es que las películas son un negocio redondo siempre y cuando sean un éxito en taquilla. Pero también es verdad que el ingenio para crear productos alrededor del séptimo arte es fundamental para que este negocio florezca. Esto debido a que existen legiones de adultos listos a gastar su dinero para comprar productos de colección o bien para usar en el día a día, y así honrar a los héroes que los inspiran.

También lee:  El cine mundial y dos décadas de la Ola coreana
Javier Heraud
Artículo anterior
Agenda cultural: 13 al 19 de enero de 2020
Artículo siguiente
[Crítica] "Jojo Rabbit": una sátira a costa de Hitler y compañía

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos

COMPARTIR

Películas que se convirtieron en populares productos