[Crítica] Festival de Trujillo 2020: «Teloneras», de Rómulo Sulca

Teloneras (2019) es el primer largometraje documental del cineasta Rómulo Sulca Ricra (ayacuchano de nacimiento, pero con residencia permanente en Huancayo). Un atractivo filme que obtuvo el Premio del Público como Mejor Película Peruana en el Transcinema Festival Internacional de Cine 2019. Tras varios cortos premiados, el realizador contó con un presupuesto sumamente ajustado para la realización de su ópera prima, que incluye laboratorios de formación cinematográfica y un reducido equipo de producción, a pesar de lo cual logra que la propuesta cuaje y el proyecto llegue a buen puerto.

Dividida en 5 capítulos (notas musicales), la película retrata de manera breve y puntual la vida de cinco mujeres de diferentes edades en torno a la música folclórica. Ellas no solo aspiran ganar un nombre, un espacio o un público en el competitivo mundo del espectáculo musical popular, sino que también son conscientes de que el canto es parte de su vida diaria como caminar, comer o respirar. Sueñan con el éxito y la popularidad que en algún momento puede llegar; algunas van camino a ello o lo han logrado de alguna manera; pero todas saben que aquello no cae del cielo y se requiere preparación: la voz también se educa gracias a un guía, un profesor o una academia; el camino es largo y complicado, que incluye práctica y constancia; inversión de tiempo, dinero y sacrificio personal hasta familiar.

No importa si el escenario es un patio escolar, un restaurante campestre o un local de eventos sociales, o si la protagonista es reconocida como “Shandú” o no; la cámara por igual -cual ojo curioso- se acerca a ellas con cierta complicidad pactada; las sigue y las visibiliza registrando sus días cotidianos y sus voces al son del arpa o la orquesta de la manera más realista y natural posible; sin tantos artificios fotográficos o elaboradas puestas en escena; razón por la cual son inevitables las miradas directas o esquivas al lente de muchos de los que aparecen en cada plano. Sin duda, un filme de visión obligada en el 7° Festival de Cine de Trujillo – FECIT 2020.

Artículo anterior
[Crítica] Festival de Trujillo 2020: "Casos complejos", va cayendo una lágrima
Artículo siguiente
[Crítica] Festival de Trujillo 2020: "La bronca", una combi en Canadá

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

[Crítica] Festival de Trujillo 2020: «Teloneras», de Rómulo Sulca