Entrevista a Eduardo Mendoza

4. Hay críticas que se hacen con mala leche

Hablemos de la crítica de cine ¿Tu crees que la crítica acá mueve realmente cosas, que tiene poder?
Yo creo que quien puede mover a cierto público, tal vez puede ser Ricardo Bedoya. Yo no sé si haya otro con el poder de que si has leído su columna decidas ir o no a ver una película, no creo. Y por otro lado creo que últimamente la crítica ha entrado a un asunto de egos y de pelea. Cuando de un lado dicen algo, los chicos de “Godard!” dicen lo contrario, y ese es el vacilón, que si él dice esto yo voy a decir lo contrario. Incluso se lo he dicho a uno de ellos. Me parece que si ésta es la mayor ambición… bueno me parece natural el recambio en la crítica como la costumbre de criticar a los directores mayores, pero hasta que haces cine te das cuenta lo complicado que es, no es tan fácil hablar tan alegremente, pero es justo y necesario hacerlo. Pero ya llegar a un punto en el que el motor de tu crítica sea darle la contra al otro y decir que este es un idiota… 303 - Eduardo MendozaY siento que hay criticas que se hacen con una mala leche, por ejemplo una crítica en Somos que decía que 303 era la copia de un largometraje vietnamita, no sé (risas). Ya esa es mala leche, porque puedes decir me gusta o no me gusta, pero es una tontería eso de que un largo de dos horas lo reduzco a un corto de 18 minutos ¿Me entiendes? O cuando se habló bien de TQ 1992 que en general se hablo bien de ella, pero por ahí decían que Bedoya era mi padrino, oye si yo ni conocía la cara de Bedoya, bueno tal vez si hubiera sido mi pata o mi profe. Yo no le había visto la cara, ves esas cosas me parecen mala leche. Por ejemplo yo no puedo entender que este pata le ponga una estrella a Días de Santiago, o sea que Un marciano llamado deseo tiene el mismo valor que Días de Santiago, yo creo que solo eso lo descalifica totalmente. Y pone “La verdad tuvo premios pero fueron en festivales pequeños” ¡Ya pues, pero resulta que no ganamos nada! Es como si Perú ahora clasifica al mundial y quedemos en el puesto 32, pero carajo hace veinte años que no vamos a un mundial. Bueno pues resulta que no ganamos nada y Josué ganó. No ganó Cannes, no ganó Berlín pero ganó varios premios. En vez de decir “Puta que bien carajo” no “Ah los premios que ha ganado son una cagada” la verdad quisiera verlo como que no es mala onda pero la verdad lo veo muy tranca.

Se ve ahí más que todo el afán de figurar como sea, el provocar por provocar. ¿Pero tu crees que la crítica es necesaria?
Sin duda, a mí me parece que una crítica seria y constructiva hace mucho bien. Por ejemplo Bedoya me ha hecho muy buenas críticas, de repente en esta película tenga cosas que critique fuerte, pero yo por lo que leo y por la manera que encara su crítica lo considero un crítico serio mas allá de que puedes o no estar de acuerdo. Me parece que su intención es la de argumentar seriamente sobre una película. Cuando abro El Dominical y leo Mendoza me parece se ha equivocado en esto y esto, lo puedo entender y después de un tiempo puedo decir “De las cinco cosas que dijo estoy de acuerdo con tres” Pero si la jugada es joder y dar la contra al otro crítico para yo ser el nuevo barón de la crítica y el chico malo y quiero cagarlo a este y a Mendoza y a Josué, la verdad me parece una tontería. Pero como te digo sí me parece importante la crítica porque si tienes capacidad de ver, te va a servir. Si crees que eres lo máximo y que todo lo sabes, estás fregado porque nunca aprenderás de lo que has hecho y te terminarás repitiendo y toda tu vida harás lo mismo. De otro modo verás la crítica y dirás “Pucha de las diez cosas que me están diciendo la mitad son ciertas” Eso te sirve.

Como decías antes que hay que considerar el contexto en el que se hacen las cosas.
Yo creo que hay que encontrar cierto equilibrio, tu no puedes comparar a un chico que sale de la universidad con Scorsese y no puedes comparar una película hecha con 100, 20 o 1 millón de dólares con una que cuesta 1200 dólares o sea no puedes, lo que no significa que tengas que darle méritos que no tienen las películas, si no los tienen, no los tienen y se acabó, pero si los tienen ¿Por qué agarrar solo lo malo y ensañarte y darle con eso? Como te digo no es inventarle méritos a una película que no los tiene. Bueno, si no los tiene, a mí me pareció malísima esta película, pero esta película mira tiene una buena dirección de actores, tiene esto, tiene tal personaje muy bien logrado, acá tuvo tal, acá otro tal, pero le falta esto, o esto. Pero lo otro es “Todo esto es una mierda, todo está hasta las huevas” De hecho que hay películas que lo ameritan.

Y tomando ese tema ¿Qué te parece el cine nacional, el de la última movida?
Yo creo que está apareciendo gente que en todo caso va a renovar las cosas ¿no? Yo creo por ejemplo que Paloma de papel es una película bien hecha y es de hecho, mejor que muchas películas hechas en los ochentas y funciona muy bien. La película de Josué Méndez me gustó muchísimo, hasta con la voz en off del mismo Josué que ví en la versión previa, una película con un punche con una fuerza que muy pocas tienen. Ahora Frank Pérez-Gárland va a sacar su largo veremos que tal, como se muestra, Jorge Carmona me parece un pata capo con mucha experiencia, Álvaro Velarde también me parece que tiene una película interesante, bien trabajada.

Que tuvo problemas ¿no? Es interesante ver que una buena película no funcionó acá.
Es que el humor de la película no es precisamente el que funcione aquí, es algo bien complicado porque hay casos de películas que prenden o no por una suma de cosas, por ejemplo Un marciano llamado deseo tuvo una publicidad enorme, pagada y no fue nadie y tenía a Christian Meier que era el galán de galanes y encima estaba calato era doble plus ¿no es cierto? (risas) Y tenía todo, tenías Cusco, tenías varios actores conocidos, era una comedia o sea tenía un tema con el que te podías identificar, el 80 por ciento de los jóvenes se quiere ir del país y la película de arranque te presenta la historia de un huevón que se quiere ir del país y está dispuesto a todo para lograrlo, de arranque la premisa te puede atraer, está todo y encima publicidad, ¿Funcionó? No. Te puede gustar o no, bueno de hecho no es una gran película, pero digamos hay algo que prende o no prende. Por ejemplo Mañana te cuento tuvo mucha prensa pero publicidad no tuvo ninguna, recién ha salido un afiche sobre los cien mil espectadores, pero antes no había ningún aviso pagado. Tú puedes tener a la televisión, a la gente, incluso puedes tener a gran parte de la crítica haciendo leña a una película, pero si la película ya agarró fuerza es bien difícil detenerla, por el contrario si la película no cogió, por mas que le digas a la gente, por más que la dejes entrar gratis, nada. Es igual que en el fútbol, Alianza Lima empezó a llevar tan poca gente al estadio que a la tribuna sur la gente entraba gratis, antes era impensable.

Has trabajado con Daniel Rodríguez ¿Tienes algunos proyectos con él?
Bueno él vio 303, le gustó mucho y la compró para su empresa Cinecorp, a raíz de eso hablamos, me digo “Tengo esta idea no sé si la puedes escribir”. De ahí salió El diente de oro. Le gustó el resultado y de ahí me dijo que quería hacer un largo y se lo escribí, es un guión que a mí me gusta mucho. Pero por cuestiones de presupuesto ha optado por hacer algo mucho más manejable que se llama El acuarelista que la estamos escribiendo Álvaro Velarde y yo, que es mucho en la onda de Daniel como una fábula media kafkiana, algo como Roman Polanski en El inquilino. Es un poco como un solar donde hay un tipo que quiere pintar una acuarela y como que hay un complot de toda esta quinta por no dejarlo vivir en paz. Tengo que avanzar el guión, por el asunto de la película lo he dejado ahí, pero él quiere hacerla en enero.

Una sola vez más - Eduardo Mendoza¿Pero a qué apunta tu próximo proyecto?
Ya quiero empezar, pero tengo que terminar con El acuarelista. Quiero ver bien que película quiero hacer y que opciones tengo para hacerla. Tengo una idea inspirada en esta desgracia que ocurrió en Utopía, bueno no trata de esto ni nada, pero a raíz de esto trata más bien no de las fiestas, los chicos sino de cómo una familia encara el luto. Hay cosas que por una amiga he estado viendo, cómo del dolor tan grande y del amor hacia un ser querido, también puede surgir el egoísmo y la mezquindad como por ejemplo ver que el nombre de tu hijo aparezca antes que el otro, o que las flores del otro sean más bonitas que las tuyas. De ahí viene la idea pero la película no es sobre eso.

Filmografía

Una sola vez más, 2000 – Cortometraje
TQ 1992, 2002 – Mediometraje
303, 2004 – Cortometraje
Mañana te cuento, 2005 – Largometraje

Premios

Ganador de la I Bienal de Cine y Video, 2002
Premio de la Crítica en el XV Festival de Cortometrajes de Sao Paulo, Brasil 2004
Selección Oficial en el XXXIII Festival de Cine de Huesca, España, 2005.

1. Una película con tres cuartos, un grifo, un cerro y dos calles.
2. Va a pasar mucho tiempo para que una película vuelva a meter cien mil personas en una semana.
3. ¿Por qué no voy a poder hacer una película?
4. Hay críticas que se hacen con mala leche.

Entrevista realizada en Lima el 4 de Agosto del 2005.

1 comentario

  1. […] hora final, de Eduardo Mendoza – Séptimo […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back