Festival de Lima 2009: Ezequiel Acuña en “Dedomedio”

ezequiel acuna

Para su número 23, la revista Dedomedio ha tenido la iniciativa de contactar a uno de los realizadores más interesantes del actual cine argentino, Ezequiel Acuña, director de Nada solo y Como un avión estrellado -pela que aprovecho para recomendarles con todo el entusiasmo que me es posible. La acabo de ver y es una delicia, como delicia es la dulce chilena Luchi para el flaco Nico, entrañable protagonista de la cinta. La consiguen en Cinepata.com, que ha colgado un nuevo pack de imprescindibles películas. A descargar se ha dicho.

Entonces, Acuña presentará este año en el Festival de Lima, Excursiones, su más reciente producción, que abrió el BAFICI 2009 en marzo pasado. José Tsang ha tenido la gentileza de hacernos llegar la entrevista que le hizo para la revista limeña. Si eres un tímido enamoradizo, un adolescente tardío, esto te puede gustar. Aquí va, léanla, bajen la pela, y compren tickets para Excursiones:

Cámara (post)adolescente

Por: José Tsang

No estar contento con nada. Tener roches. Templarse y callar. Sufrir. Huir. De Truffaut a Gus Van Sant, más de un cineasta se ha obsesionado con los adolescentes. En Latinoamérica, Ezequiel Acuña (1976, Buenos Aires) es quien mejor ha captado ese mundo con Nadar solo y Como un avión estrellado. Pero sus personajes han crecido en Excursiones, su tercer filme incluido en el Festival de Lima, del 7 al 15 de agosto. Es sobre dos viejos amigos que se reencuentran: uno le pide al otro que lo ayude a desarrollar una obra teatral. Durante su rodaje, Acuña se relajó y dejó las paltas a un lado. Conversamos con él aunque no empezamos hablando de cine.

Eres fan del tenista Gastón Gaudio. ¿Cómo nació tu pasión por el tenis?
Jugué tenis de chico, hasta los 17, después lo dejé y ahora he vuelto a jugar con Pablo Trapero (director de El Bonaerense) y con mi mejor amigo de los seis años. Recuerdo cuando el ecuatoriano Andrés Gómez le ganó a Agassi en la final de Roland Garros: siempre me gustaron los jugadores finos, elegantes y zurdos, en el tenis y el fútbol.

¿Prefieres la heterodoxia de Santoro (derecha y revés siempre a dos manos), el temperamento de Nadal o el virtuosismo de Nalbandian o Federer?

El francés Santoro es increíble, de otra época, un artesano, sin duda podría hacer una buena dupla con Gaudio. Es raro que lo menciones, para muchos es un jugador ordinario, cuando en Santoro se nota que hay otra cosa detrás del resultado.

Cine, ahora sí. En tus filmes, ¿qué adolecen los adolescentes?
De cosas que nos pasan a todos: el amor, el futuro, la amistad, la familia. Cuando hice mis primeras cintas, me sentía como un tardoadolescente que vivió tarde algunas experiencias. Con el tiempo, hay cosas que son reemplazadas por otras, y es ahí cuando creo ya no puedo aportar, como si los personajes que retrataba estuvieran viejos. Excursiones es sobre los 30, la edad de los protagonistas aunque tengan cosas de adolescentes de los 90’s.

excursiones

Filmar es hacer que otros se expongan. Tus personajes son tímidos. ¿Eres así en la vida real? ¿Cómo superar esa timidez a la hora de filmar?
Fui tímido en la adolescencia. Creo que Excursiones marca una pequeña ruptura: que filmar sea divertido, trabajar con amigos, sentirme más seguro y maduro.

He leído que te cuesta filmar mujeres.
Tengo una visión idílica de la mujer, no he tenido tantas relaciones. Mi primera novia fue a los 24 años. Es como cuando descubrís un tipo de música a cierta edad, querés escuchar todo de golpe y te volvés torpe. Después eso se equilibra. Son muchas sensaciones que sentí cuando iba al secundario: el observar, el enamoramiento fugaz, como el personaje de Vida Bandida (Bandits) que le duele el pecho cuando ve a esa chica rubia vestida de rosa, algo mágico que aparece de la nada.

¿Cómo evitar el cliché del “brillo del perdedor”?
Cuando sos joven es difícil, se te une ese romanticismo trágico. No creo que mis personajes sean perdedores. Volviendo al tenis, creo que Santoro no es un perdedor. Uno no se acuerda sólo de quien gana títulos (hay gente que piensa al revés), se acuerda de quien dejó algo. Si Santoro te dejó cuatro o cinco lujos en un partido te vas contento, es un tipo que está más allá de ser un ganador para el mundo

Una vez te referiste a un tipo de “cine con huevos”. ¿Excursiones es una película con huevos, donde arriesgas todo?
Lo de huevos lo dije por lo vivido en Como un avión estrellado. Es lo que dice el término: no arrugar e ir al frente, como en el fútbol. Lo dije en la entrega de premios del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente 2005. Necesitaba descargarme, cualquier cosa que dije ese día espero no repetirla. Buscaría una palabra que tenga que ver con lo verdadero, honesto, o la pureza de quien hace cosas. Excursiones es una película sobre la amistad, hecha con afecto, diversión. Una película feliz, no sé si de huevos.

¿Conoces Lima y el cine peruano?
Vi Días de Santiago, me pareció que estaba bien. No conozco Lima. Tengo ganas de pasarla bien cuando vaya. Espero que Excursiones se escuche bien, tiene mucho diálogo. A esta altura toda invitación es un agradecimiento, un bonus track. Después de Como un avión estrellado, como que me saltó la térmica, no quería saber nada de cine. Pero filmé Excursiones y fue reencontrar un rumbo: ya conozco el medio, sé qué cosas me sorprenden y qué no. Algo así como Santoro: jugar, divertirme y agradecer por mostrar lo que hago.

(Foto de Ezequiel, tomada de La lectora provisoria)

Artículo anterior
Festival de Lima 2009: Tráiler de "Illary"
Artículo siguiente
"Cosmópolis" en la mira de David Cronenberg

1 comentario

  1. […] p.m., CinePlanet Risso. Excursiones, de Ezequiel Acuña. Película argentina sobre dos amigos del colegio que se reencuentran y emprenden una obra de […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Festival de Lima 2009: Ezequiel Acuña en “Dedomedio”