Million Dollar Baby
Dir. Clint Eastwood | 132 min. | EE. UU.
Guión: Paul Haggis
Intérpretes:
Clint Eastwood (Frankie Dunn)
Hilary Swank (Maggie Fitzgerald)
Morgan Freeman (Eddie “Scrap” Dupris)
Jay Baruchel (Danger Barch)

Estreno en Perú: 24 de marzo de 2005

Esta película ratifica a Clint Eastwood (EE. UU. 1930) tal vez como el nombre mayor del cine norteamericano actual. En esta bella y melancólica realización se vuelve a lucir su maestría de narrador cinematográfico.

Million Dollar Baby

La historia de la porfiada Maggie (Hillary Swank) y el hosco entrenador Frank (Eastwood) es en apariencia (como todo en cine de Eastwood) una sencilla trama de esfuerzo y esperanza. Pero con inspiración formidable el gran Clint la eleva con seguridad y siempre confiando en sus personajes y actores por encima de todo. En la libertad de sus sueños realizados o no, los personajes de Eastwood transitan bajo su extraña sabiduría recordándonos esa capacidad de los grandes clásicos para hacernos disfrutar del cine como un vaivén de emociones (nada epidérmicas) que nos hacían querer aquello que estamos viendo. Y tanto de entrañables tienen sus protagonistas, no solo los primero sino también el gran Morgan Freeman como el ancla entre ellos, que nos hacen recordar a esos también grandes personajes del cine de John Ford y John Huston.

Buena idea de Clint el haberse movido dentro del clásico relato boxístico (que tiene gran tradición aunque muchos solo recuerden a Rocky) para entregar nuevamente su visión de esa Norteamérica tan conmovedora y humana, ajena a los estereotipos de la eterna bonanza. Ahí donde aparentemente no hay nada, aun queda mucho por decir. Esperanzas de un creador de ambiciones sencillas pero brillante como pocos.

Million Dollar Baby es una notable película como su cinta anterior Mystic River, ofrece una visión oscura, es cierto, pero igual de fascinante e inolvidable.

Jorge Esponda

Leer también: Crítica de Golpes del destino por Miguel Sánchez.