Mission: Imposible IIIMission: Impossible III
Dir: J.J. Abrams | 126 min. | EE.UU.

Intérpretes:
Tom Cruise (Ethan Hunt), Philip Seymour Hoffman (Owen Davian), Ving Rhames (Luther Strickell), Jonathan Rhys Meyers (Declan), Maggie Q (Zhen), Keri Russell (Lindsey Ferris), Laurence Fishburne (John Brassel), Billy Crudup (John Musgrave), Michelle Monaghan (Julia)

Estreno en Perú: 4 de mayo del 2006

Tom Cruise reaparece con esta secuela de Misión imposible (ya no tan parecida a la serie televisiva). Tras las firmas de directores como Brian De Palma o John Woo casi siempre ha estado el actor y productor como autentico artífice. Ahora nos presenta una película que por momentos intenta acercarse al original mucho más que las anteriores pero a la vez conservar todos los ángulos de cámara y piruetas precisas para su lucimiento. El trabajo en equipo queda nuevamente reducido a un solo elemento. A pesar de eso el resultado es bastante divertido.

Mission: Impossible III

Lo llamativo de esta versión en la que Tom Cruise vuelve a convertirse en el agente Ethan Hunt, es su interés total por no darle respiro al espectador. Algo de lo que pecaban las películas anteriores era justamente el alejarse de la narración convencional en pos de acometer ya sea la laberíntica trama de la primera (que en manos de De Palma lograba tener personalidad) o los alardes poéticos y pretendidamente interesantes en el aspecto visual (en la terrible y muy manoseada versión de Woo). Esta tercera aventura cumple con acercarse más al ideal de producto para el público. Tensión clásica ejecutada con bastante sentido de la acción.

Desde el inicio que nos permite otear parte del clímax ya estamos inmersos de golpe dentro de una película por la que seguimos sin dar mucho en sus siguientes escenas en la casa de Hunt y su pareja, Mission: Impossible IIIa pesar de este rotundo inicio. Y es que conforme avanza la trama nos vamos dando cuenta de estar presenciando un espectáculo ejecutado con criterio e incluso por este lado podría hasta considerarse más fiel que las opciones anteriores. Así como dicta la norma del Hollywood actual tenemos que presenciar muchísimas cosas una tras otra para no dejar vacíos que despierten al respetable y lo devuelvan a su descreída realidad. Aunque habría que resaltar algunas asolapadas menciones a la política actual (algo que ya se esta volviendo una moda al parecer).

Pasamos a las aventuras de Hunt y compañía una tras otra desde una operación en Alemania hasta, bueno ya se imaginan. No esperen ver mucho que no sea al uso. Pero como digo se trata finalmente de una cinta ajena a otros alardes y que resulta hasta la más divertida del conjunto. No hay mayores explicaciones a todo lo que habremos de presenciar, el propio Ethan se deja llevar por el juego como sus espectadores y a diferencia del ya artificial en extremo James Bond por lo menos si lo sentimos adecuado al ritmo de estos tiempos.

Mission: Impossible IIIHabría que citar también al cast que se nos presenta en esta oportunidad dispuesto a pasársela bien con Cruise especialmente Philip Seymour Hoffman y Laurence Fishburne. Puede considerarse a esta franquicia toda una subsidiaria de las del 007 también repleta de rostros dispuestos a presentarse deportivamente solo que por algún beneficio mayor que los que aparecen en las del buen Woody Allen.

Si uno quiere encerrarse en el baúl de la acción sin freno esta es una alternativa que cumple con lo que promete. Así que estilo y originalidades no le vamos a exigir puesto que no la han ayudado mucho anteriormente. Tal vez después de esto Tom guarde al superagente por algún tiempo para que lo rescate en algún futuro momento. Eso me hace recordar también el caso de Harrison Ford quien está aún dispuesto a revivir a su Indiana Jones luego de pasar ya los 60.

Jorge Esponda

» Lee más críticas de Misión imposible 3