El maestro Robert Altman ha fallecido

Robert Altman

El director de cine Robert Altman muere a los 81 años (Reuters):

El director de cine Robert Altman, que introdujo un estilo innovador de dirigir en trabajos como “M*A*S*H”, “Gosford Park” y “Nashville”, ha muerto a la edad de 81 años, informó el martes un portavoz de su productora. El portavoz dijo a Reuters que Altman falleció el lunes por la noche, sin dar una causa de su fallecimiento.
Altman dio a conocer en la ceremonia de los Oscar del pasado marzo que hace unos 10 años fue sometido a un trasplante de corazón, pero que lo guardó en secreto para continuar trabajando. En la misma ceremonia el director estadounidense se llevó el premio honorario a toda una vida.

Eso, ayer se nos fue el maestro. Se habla bastante de sus filmes más conocidos, yo lo vi en cine sólo de Short Cuts en adelante, pero gracias al DVD (y a Josué) vi esa joya de 1973 que es The Long Goodbye, donde Elliott Gould hace de un formidable Philip Marlowe en medio de pesquisas e innumerables cigarrillos. Me gusta todo de esa película, el Sterling Hayden temperamental, el cinismo a prueba de balas y golpes de Gould, la libertad creativa de filmar escenas casi sin importancia pero que lucen gloriosas, la música de John Williams (Un sólo tema trabajado de diferentes maneras) Es decir me gusta todo. Y la cereza del pastel es esa larguísima secuencia inicial, donde Marlowe tiene problemas para alimentar… al gato. ¡Genial!

Un detalle que pinta de entero a la industria: la academia lo nominó cinco veces al Oscar (por MASH, Nashville, The Player, Short Cuts y Gosford Park), no ganó nunca. Para nosotros ganó de lejos.

Enlace relacionado

Artículo anterior
Presentación a la prensa de “Talk Show”
Artículo siguiente
Robert Altman: In memoriam

3 comentarios

  1. 28 de marzo de 2007 at 4:25 — Responder

    Saludos desde OjO de buey. Se nos fue uno de los grandes directores. Yo personalmente he disfrutado mucho de su buen hacer y su deliciosa mala leche.

    Aquí os dejo un extracto de mi aportación sobre su trayectoria como realizador:

    No tenía ni idea de que existiera un director llamado Robert Altman cuando echaban por la tele una serie que parecía divertida -la verdad es que me enteraba más bien poco de los que con los años consideré diálogos lapidarios y cachondísimos- sobre unos médicos durante la guerra de Corea. No mucho tiempo después sabría -a través de la película que le siguió- que la idea era de un señor de Kansas City llamado Altman, Robert Altman, y que su título (M.A.S.H.) hacía mención a los hospitales móviles del ejército norteamericano. He visto varias veces MASH -Palma de Oro en el Festival de Cannes- y es siempre como la primera. Veo en ella la mala leche y las ganas de divertirse de un Kubrick (pero con menos finura intelectual y más ardor sureño). Su incorrección política, como se dice hoy (¡vaya estupidez y paradoja lo de unir lo político con lo incorrecto!), es una seña de la casa, como lo es también la pericia de saber poner la cámara entre tanto actor y que el conjunto parezca tener sentido y vida propia. No es de extrañar que años después dedicara una película a cada una de sus dos músicas preferidas, ambas corales: el country (Nashville, 1975) y el jazz (Kansas City, 1993). Incluso películas mediocres como Dr. T y las mujeres merecen una mirada atenta a esos instantes deliciosos en los que decenas de mujeres se cruzan en la consulta del ginecólogo, cada cual con su crisis, neura o deseo que librar a pierna suelta a un solícito Richard Gere.

    SIGUE AQUÍ:

    http://elhilodepenelope.blogspot.com/2007/03/robert-altman-in-memriam.html

    Nos vemos en el cine…

  2. […] Robert Altman, Jack Palance, Pablo Guevara y Ricardo Fernández. […]

  3. […] y el caos de la vida cotidiana, de manera similar a películas como “Short Cuts” (Robert Altman), “Magnolia” (P.T. Anderson) o “Gente di Roma” (Ettore […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

El maestro Robert Altman ha fallecido